Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» Re afiliación élite [Crisom Village]
Hoy a las 1:28 pm por Kael

» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

» Tu esclavo [Privado]
Mar Sep 06, 2016 3:11 pm por Benio/Kisshou

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Ficha de Armand

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Armand

Mensaje por Armand Howellth el Dom Ago 17, 2014 7:35 pm


Nick:
No le agrada que lo apoden.
Nombre:
Armand, de apellido Howellth
Edad:
23 años
Curso o Trabajo:
Universitario, estudia medicina.
Apariencia:
Su cuerpo. Es un joven de un cuerpo esbelto, goza de una altura considerable y es quizás el rasgo que más le guste de él, sin embargo, sigue siendo pequeño en la medida que compara a otros hombres, y es que no mide más de 180 mts aproximadamente. La anatomía que le corresponde es ligera de fina tez albúmina, casi como un lienzo si no fuera por las partes rosadas que colman dichas percepciones de su cuerpo, como los codos, los falanges, ambos tobillos, glúteos y abdomen. Posee unas piernas largas y esbeltas, delgadas pues apenas llegan a rozar sus muslos, unos brazos fuertes y contundentes, a la vez que delgados. Y goza de una amplia gama de sombras debido a una pequeña musculatura. Su cabello es revoltoso y de un color casi azul verdoso, ¿muy extraño, verdad? Acompañando a ese color, el tibio verdor de sus ojos también alcanza a verse, casi de un tono tan exquisito como el azul del mar, su rostro es afilado, ojos amplios, nariz recta, pómulos tersos y labios gruesos. No posee tatuajes, y no porque no le gusten, sino porque prefiere no marcar su cuerpo, de momento. Pero si tiene un piercing en el ombligo. Un recuerdo. Suele vestir urbano, pocas veces se le ve formal, o podría decirse que casi ninguna. Es fiel a sus converse y a las ropas holgadas, aunque también opta por adoptar otros tipos de ropa, no siempre va a describir su tallada forma de vestir con ropas formales o trajes (Ya que lo ve como algo absurdo, gastar dinero en ropa demasiado cara, tanto como para no comer un mes) pero es cierto que sí le agrada verse elegante, pese a todas las etapas juveniles habidas y por haber en el señor lenguaje corporal. ¡Quien pudiera volver al mundo adolescente para empaparse de la sabiduría de la calle!

Actitud/Personalidad:
Tal vez ahora es cuestionable definir cómo se comporta. Él mismo no sabe si definirse a sí mismo o dejar que otros le definan. Desde aquel día en la terapia sólo pudo presentar miedo, miedo a si mismo, tal vez odio por huir. ¿Qué persona no lo haría? Sin embargo, y aunque ahora caracterice un ser tímido y distante. Este chico esconde oro bajo su aguada mirada nostálgica y melancólica, un joven radiante y de ímpetu alegre, sagaz, leal, vela por los demás más que por sí mismo, y le cuesta tomar decisiones arriesgadas sin antes plantearse las consecuencias. A veces es una caja de misterios, otras veces deja que los demás puedan infiltrarse en su interior y ver hasta dónde puede llegar a ser capaz. No es fiel a la violencia, pero es un recurso al que podría llegar a tocar si fuera necesario. Necesita que le quieran, necesita ese amor. Y aunque lo niegue, lo sabe. Y le hace sentirse frágil. Lo odia. Le gusta sentir el poder y control en sus manos sobre algunas situaciones, sin embargo en otras se deja llevar como una hoja arrastrada por la corriente, le gusta estar rodeado de gente, sin embargo, su soledad es relativa. Le gustan las cosas dulces, le hace sentirse alegre, aunque prefiera luego probar las cosas saladas, como una necesidad, una característica extraña de él. Sin embargo, cuando tiene pareja. Cuando ama y desea a una sola persona, dará su vida por ella, pues no solo busca en aquel el amor, también desea la amistad y la confidencia, la lealtad. Le necesidad y la humildad de esa persona. Él hará por aquel lo que le pida, entregará la Luna y el cielo y bajará estrellas si es necesario, sin embargo. El corazón de este joven de aguados ojos es vulnerable y no toleraría un rechazo o una infidelidad. Perdería la total confianza sobre esa misma persona. No tiene gustos hacia ningún estereotipo musical, o ropa, no es algo que sea realmente importante para él. Aunque si detesta las personas presumidas, tal vez porque él y su vida no ha sido colmada de lujos y tampoco fueron necesarios. Si lo aman, sólo ámenlo. No le traicionen, pues tarda en recuperar esa cordura emocional. Muy pocas veces puede llegar a alterarse, pero si puede molestarse y cuando se molesta suele fruncir el ceño o ladear la vista, suspirar y tratar de buscar una solución al problema. Aunque si el problema requiere puños, romperá costillas, hundirá sus botas militares y partirá piernas si es necesario. No le tomen como un juego, no lo es.

Poder o habilidad:
Su habilidad evoca a la hora de hablar en público, habla o trata de hablar bien, aunque en la vida cotidiana y personal, prefiere un vocabulario tranquilo y desinhibido de palabras que puedan ser raras o extrañas. Un lenguaje coloquial. Pero lo que realmente le caracteriza es por su innata habilidad de tocar el piano. El piano lo toca desde muy pequeño y siempre tuvo la facilidad de aprender las notas de cualquier canción por muy difícil que fueran en un par de segundos. Esa habilidad privilegiada permitió conocer a varias personas de las que hoy, se alegraría de haber conocido. Es un virtuoso, la música es su vida, es su hobby y algo parecido al sexo cuando no puede tenerlo.

Historia:
Esa imagen… Esa mirada. Noto como vuelve otra vez a incrustarse en mi piel, como si apareciese de la oscuridad. Viene a por mí.. Ese constante rumor llega a alterarme, me enajena y me hace sentir vulnerable. Otra vez…

El sonido de la cinta cubría la lúgubre habitación sentenciando cada palabra minuciosamente escogida por aquel hombre de cabello claro. Que prácticamente se burlaba de su propio miedo, sentándose y cubriéndose las rodillas abrazadas por las extensiones de sus brazos temblorosos. El relato no había acabado ¿Quedaría por acabar? Siniestro y bajo la luz de unas pocas velas cuyo aroma desprendido no era agradable, quemaba. Era formol húmedo y seco, penetraba su sensación, su longeva mecha amarillenta y humeante. El click que hizo el señor sobre la cinta retumbó entre los huecos oscuros de las paredes de la habitación y después sus propias palabras sonaron fuertes pero tranquilizadoras. Unas palabras sosegadas y llenas de ese misterio que escondía tras su oscuro rostro oculto bajo la oscuridad y la penumbra de las velas. El apagón de la ciudad tras el tsunami había conseguido que gran parte de la ciudad quedase a oscuras.

Solitaria, derruida… ¿Tal vez como él? Se preguntaba. ¿Tal vez como su angustiada vida? Volvió la cabeza hacia la ventana que permanecía abierta a condición suya, para no dejar ahogar a la víctima. Las cortinas hondeaban del interior al exterior del edificio, donde más oscuridad podía hallarse, más penumbra. Y las fuertes estructuras de los edificios más claros podían verse como sombras lejanas, le inquietaba. Sutil y de la misma oscuridad emergió una temblorosa voz del interior del aparato que vigilaba el hombre, mientras él perdía la vista en los edificios lejanos y el resurgir de las hondas de las cortinas.- Su sonrisa. Aún puedo recordar su sonrisa. Una depravada sonrisa cuya apertura ocupa a mostrar.. Como sus labios gruesos se curvan. Y aún tengo la sensación de perderme en ellos, como un estúpido. Una víctima que busca a su propio acosador… Tal vez sus ojos.. Sus ojos color vino, color sangre… ¿Por qué? Suelo preguntarme.. ¿Por qué a pesar de que huyo de él, le sigo amando..? -La cinta hizo una pequeña pausa, donde pudo escucharse la respiración agitada de él grabado y la pregunta correspondiente del hombre que había pulsado el botón de la maquinita, para razonar todo lo que decía el joven de ojos claros- Mi nombre es Armand Howellth y tengo 23 años, soy un universitario común, o eso creo ser… Estudio medicina, quiero ser médico y entrar por la rama de medicina militar, como mi abuelo. –Razonó- Aun echo de menos las sólidas edificaciones de New York, mi hogar, mi familia… Mi historia es larga, Doctor. -Hubo una pequeña pausa, además del crujir de la silla donde se sentaba el joven- Hace años… Sentí como un hombre me seguía.. Hace años amé a un hombre que me seguía, hace años… Sentí la angustia y el sabor metálico de la sangre sobre mí.. como si fuese un objeto de presa, sin embargo… Huyo. Huyo de él, de su paradero, confieso que huyo por miedo, de él. De que pueda dañarme. Y siento como me desgarra esa sensación cada día que pasa. Siento como necesito de él, soy drogodependiente suyo… ¿Qué ha hecho conmigo? Tenía una vida, era… Un chico normal. Un chico universitario con amigos, y fiestas universitarias, sexo, alcohol.

En cada pausa, podía escucharse hasta el doble respirar del presente y de la cinta, además del crujir de la silla cuando se movía. Y las cortinas moverse contra el cristal.- Toda mi vida rodó en torno a él, mi cuerpo, mi corazón. Y de repente… Hubo una espiral de violencia que acabó por desahuciar mi interior. Seguía queriendo de él, su mirada. Sus manos… Sus besos…-Escuchaba su propia voz con atención, a la par que agachaba el rostro para evitar hundir su propio progreso tras cada terapia de atención, pero era imposible. Ni siquiera llegar a una ciudad que no conocía era hacer que olvidase su pasado. ¿Dónde había quedado su presente? Ciudad Scarlatta solo ocultaba bajo él, la viva imagen del universitario que dejó sus estudios por aquel individuo, estudios que volvió a remontar tiempo después.

Datos extra:
Objetos personales: Si bien pudo hacer una pequeña colección de cosas, al menos pudo entrar en la academia con algo que pudiera hacer personal a su habitación. Discos de vinilo antiguos, bloc de dibujo, y como su piano no lo pudo sacar de New York, optó por comprarse uno tecnológico y que ocupase poco espacio, por si a su compañero de habitación llegase a molestarle. También tiene una mascota, una Iguana llamada Manolo. Y tiene una cartilla de animales apadrinados.

Le gusta:
Por una parte, le gusta la soledad y el silencio de un escenario cuando toca su instrumento favorito. Por otra parte ama la sociedad y el murmullo de las personas, los zapatos, la ropa. La música del ambiente, la sinfonía del viento. Respecto la comida, adora que sea salada, y después dulce, o dulce y después salada. Necesita esa variedad, y probando una rápido tiene que tomar la otra. Las bebidas que no tienen alcohol, como los zumos/jugos, el agua y las bebidas isotónicas. Hacer ejercicio no diariamente, pero cuando puede. Es adictivo ser saludable consigo mismo. La ropa holgada, quedarse mirando fijamente un escaparate y mirar la gente pasar a través de él le resulta curioso, como si fuese un espejo mágico. La comida rápida, aunque no le guste abusar de ella. La risa de los niños, las atracciones, el algodón de azúcar. El mar…

No le gusta:
Iniciando una lista de desagrados, empecemos por el ranking de las personas que prácticamente odia (O más bien caracteres) La deslealtad, infidelidad, mentirosos compulsivos, adictos a maltratar/o golpear personas/animales. La soberbia en las personas, la violencia de género. Y la fruta. Odia este último campo, su sabor, su textura, no le agrada, prefiere las verduras.

La parte difícil es dejar ir tus sueños... la fácil es soñar otra vez
Akira - TNC - Armand Howellth

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Armand

Mensaje por Ru Zarptag el Jue Ago 21, 2014 4:17 pm



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.