Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» — Eliminar/Reactivar/Editar.
Mar Oct 24, 2017 1:45 pm por Cathaoir Kramer

» Re afiliación élite [Crisom Village]
Lun Sep 25, 2017 1:28 pm por Kael

» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Zorrito -ID-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zorrito -ID-

Mensaje por Kotaro el Dom Abr 30, 2017 10:09 pm

Kotaro
Kotaro
Zorrito
18 años
Habitante del bosque
Hibrido: mitad humano mitad zorro
Personalidad

Kotaro es alguien reservado. No suele entablar amistad muy fácilmente y cuando lo hace no es una persona que demuestre sus sentimientos de un modo normal, suele ser bastante temperamental y esconder su aprecio hacia los demás bajo insultos o palabras levemente hirientes para que no se encariñen demasiado con él. Aun así es una persona muy cariñosa aunque no lo demuestre, es muy sentimental y, a pesar de su apariencia feliz, realmente muy pocas veces se siente de ese modo, siempre suele estar triste o melancólico por todo lo que ocurrió en el pasado. No le gusta sentirse de ese modo puesto que intenta ser mejor persona, pero le cuesta mucho dejar de ser arisco con los demás o incluso algo desagradable a veces.
En ocasiones puede llegar a ser muy malhablado y no tiene modales ya que se crió por su cuenta. Al menos hasta que se encontró con el albino. A pesar de todo eso es tranquilo, no suele ser alguien que se altere con facilidad e intenta siempre controlarse pero a veces su instinto no le permite actuar de un modo apropiado. Muchas veces permanece durante horas fuera en el bosque, sin pensar realmente que pueda preocupar a alguien o no, intenta salir a cazar para tener mejores habilidades pero no es muy bueno en ello aún.
Tiene en gra autoestima a Dashiell, es alguien muy preciado para él y siempre trata de protegerlo y de cuidarlo a cambio de todo lo que este hace por él. No es alguien tímido o inocente, aunque si tal vez demasiado confiado en ocasiones, lo que le puede traer más de un problema. No es que confíe a la primera en cualquiera, sino que a veces se deja llevar un poco por las palabras amables de los demás, tal vez porque de ese modo fue como conoció al albino y terminó llevándose realmente bien con él a pesar de que nunca de claras muestras de ello.

Apariencia

Descripción física:
Físicamente Kotaro no es excesivamente alto, aunque tampoco es una persona demasiado bajita, se podría decir que para su edad se encuentra dentro de la media normal. De piel muy clara y suave en contraste con su cabello negro, muchos piensan que no es un zorro normal debido a esta característica que posee pues, normalmente los que tienen un cabello tan oscuro suelen tener una piel más oscura que la suya. Su cabello negro tiene un curioso color pues, hacia el final de este mismo, así como en la punta de sus orejas se va degradando a un color marrón crema bastante clarito, lo mismo ocurre con su cola larga y esponjosa.
Suele llevar siempre el cabello sujeto en una coleta alta para que no le moleste a la hora de salir a cazar o a hacer cualquier cosa, mientras que, a un lado de la cara lleva una trenza un poco mal hecha ya que no le gusta que nadie toque su cabello y siempre se la hace él mismo.
Su característica más destacable realmente es el color de sus ojos, ya que mientras su ojos derecho es de un color azul turquesa clarito su ojo izquierdo es de un dorado intenso. Suele ocultar siempre el ojo azul bajo el flequillo para que nadie se fije en esa diferencia de color puesto que no suele gustar a nadie y, por lo general, los que son de la misma especie que él suelen tener ojos anaranjados o rojizos.
Suele vestir ropas anchas y cómodas, no le gusta nada la ropa de manga larga o que sea demasiado ajustada al cuerpo porque le hace sentir muy incómodo. Su estilo recuerda un poco al de los ninjas ya que vi en una ocasión ese tipo de vestuario y fue el que más le gustó de todos. Por lo general prefiere la ropa oscura, colores azulados, rojos o negros, ya que no le gusta llamar la atención demasiado prefiere ese estilo antes que ropa de colores demasiado llamativos.

Historia


Kotaro se crió prácticamente solo. Desde siempre, su generación había vivido en una manda tranquila junto a otros zorros, eran conocidos por la zona ya que la manera de actuar de estos, así como la inteligencia que demostraban frente a sus enemigos era tanta que siempre terminaban ganando a pesar de que llevasen clara desventaja. Eran especialmente buenos en las emboscadas y las trampas que preparaban; rápidos y sigilosos por lo que era especialmente difícil que los detectasen con demasiada facilidad. Por ese motivo es que eran respetados por la zona y bastante conocidos, no eran muchos los que se atrevían a entrar en su terreno y mucho menos a enfrentarse directamente con alguien de la manada. Pues no solo se protegían ellos mismos, sino que cuidaban de todos y cada uno de los miembros de la familia a toda costa ya que para ellos era muy preciado el permanecer unidos. Al menos siempre había sido de ese modo, pero en una ocasión se dio un caso diferente a todo esto.
El jefe de la manada solía tener una sola pareja, no era habitual que tuviese más de una persona a su lado como otras muchas clases de híbridos o de animales en donde esto era muy frecuente. Pero una de las mujeres de la manada era especialmente hermosa, de piel extremadamente blanca en contraste con su negro cabello y sus dorados ojos. Mientras el líder, moreno y de cabello castaño también compartía con la mujer la misma cualidad de tener los ojos tan dorados. Ambos comenzaron a conocerse con el tiempo y terminaron enamorados; aunque no estaba bien visto. El jefe de la manada ya había tenido una esposa anteriormente, con la cual había logrado tener descendencia, sería el siguiente líder cuando su padre no pudiese seguir ocupando ese cargo o cuando muriese y tuviese que haber alguien preparado para poder guiar a los demás.
Como era lógico, el hijo del jefe no aceptó el hecho de que su padre tuviese una nueva pareja ya que aún podía pensar solo en su madre, era joven y no quería que nadie más ocupase el lugar que había dejado su difunta madre. Pero lo que nunca aprobó fue el hecho de que de aquella relación naciese un nuevo miembro de la manada. Estaba envidioso de él, siempre había querido que no existiese para ser el único a quienes sus padres tuviesen en cuenta, el único al que hiciesen caso y no a ese pequeño bebé nuevo.
Su raza tenía una curiosidad y esta era que nacían completamente como lobos y cuando crecían más tomaban su aspecto humano; al menos si ambos progenitores eran de la misma especie, puesto que de tratarse de razas distintas nacerían como humanos con características de su raza. Debido a esto fue que Kotaro era tan amado y cuidado por sus padres, pero el primero en verle abrir los ojos fue su hermanastro, quien descubrió la gran rareza de esos ojos de distinto color, uno tan dorado como el de sus padre y otro de un color azul turquesa tan claro y puro como no se había visto antes en toda la manada. Un color como aquellos que contaba la leyenda que traería la desgracia de todos los que rodeaba. Aprovechando esta rara oportunidad el mayor de los hermanos se dedicó a esparcir nuevos rumores, pues había muchos otros que estaban también en desacuerdo con esa relación y era bien sabido por todos lo supersticiosos que podían llegar a ser los zorros. Nadie de esa manada quería tener relación con una persona con ese color de ojos que fuese a traer la desgracia, incluso los padres del pequeño dudaron sobre si mantenerlo a su lado durante más tiempo, por lo que en cuanto este fue lo suficientemente mayor para valerse por sí mismo fue abandonado sin reparo alguno. De haber sido posible lo hubiesen hecho antes, pero sus creencias le impedían dejar a alguien desvalido a su suerte.
El pequeño vagó durante semanas por el bosque, aun no sabía cazar bien, era demasiado ruidoso y patoso, por lo que robaba trozos de comida de otros animales o esperaba al acecho hasta que alguna presa era cazada para robarla. Pero eso no le servía de mucho, cada vez iba estando más y más débil hasta que terminó sin conocimiento en mitad del bosque y cuando logró despertar se encontraba en un lugar completamente nuevo para él, en el hogar de alguien que le había recogido y le había dado el nombre que nunca nadie quiso ponerle.

Otros datos

Gustos:
- Jugar en el bosque con pequeños animales y olfatear las flores que hay alrededor de la casa, aunque eso lo mantiene en secreto, disfruta mucho del olor de estas.
- Salir a correr, le encanta sentir la hierba bajo sus pies aunque esta esté mojada, pero muchas veces Dashiell no se lo permite.
- Nadar. A pesar de que a veces se rehúsa a entrar en el agua le encanta nadar, le relaja mucho.
- El olor de la comida de Dashiell, no está seguro de porqué pero es un aroma que siempre hace que se calme, llegando incluso a quedarse dormido alguna veces antes de comer.
- Ama comer carne sobre todo, pero como sabe que no es del gusto del albino intenta no comer tanta para no disgustarle.
- Dormir bajo las estrellas. No suele tener frío por lo general, pero casi siempre duerme dentro para no terminar enfermando o algo similar.
- Le gusta ver como el albino prepara la comida, es algo que le atrae extrañamente, sobre todo no puede dejar de mirar cómo se mueve su cabello brillante.
- El sonido del viento entre los árboles o los pequeños grillos que cantan en verano mientras es de noche.
- Aunque no lo diga, le agrada bastante cuando Dashiell le da muestras de cariño o cuando le abraza a pesar de que él no hace más que quejarse.
- Le gusta mucho cantar, es algo que se le da realmente bien pero nunca canta cuando hay alguien delante puesto que le avergüenza.
- Cazar. Disfruta de la caza y siempre lo pasa muy bien, aunque sea un poco inexperto aún siempre se apunta a una caza.
- Molestar a Dashiell. Es uno de sus placeres secretos ya que normalmente este es calmado le gusta cuando se enoja, le parece divertido.

[right]Disgustos:
- Que le miren demasiado tiempo a los ojos o le miren muy directamente a estos.
- Los días demasiado fríos porque no puede salir de casa y se puede llegar a estresar un poco.
- Tener que encargarse de preparar él la comida.
- Buscar vegetales para la comida. Al contrario que cazar se le hace muy aburrido porque para él eso de buscar y recolectar vegetales no tiene nada de divertido.
- Ver a Dashiell demasiado preocupado o triste, no le gusta cuando actúa de esos modos extraños, pero lo que menos le gusta es verlo enojado.
- El olor del humo cuando se quema algo o el humo que producen los coches, no le gusta demasiado la ciudad.
- La ropa demasiado ajustada, le produce picores, puesto que no le deja sentirse libre.
- Cuando las personas actúan de un modo violento o interesado, no le agrada ver como se aprovechan de los demás o son maltratados.
- Normalmente no le gusta llevar zapatos, prefiere sentir el suelo bajo sus propios pies, pero el albino por lo general siempre le hace llevarlos para no ponerse malo.
- Que sean demasiado afectivos con él. No le gusta especialmente aquellos que no dejan de abrazarle o de mimarle como si fuese un niño.
- Ser tratado como a un niño. Porque siempre recuerda aquellos días junto a sus padres en los que se sentía feliz y completo y se pone muy mal. [right]
Fetiches:
- Kotaro no es alguien que sepa demasiado sobre este tipo de cosas, es más, nunca se ha planteado que pueda tener alguna clase de fetiche, pero aun desconociendo esto se podría mencionar sus orejas. Son una zona sensible de su cuerpo, especialmente la parte de sus orejas más pegada a su cabeza. El que tan solo las rocen de forma suave o las laman le hacer estremecerse por completo. Otra parte destacable serían sus pezones, es muy sensible en esa parte y por ello siempre intenta evitar que los toquen.
- No se fija especialmente en el sexo, pero al tener una parte de él más “salvaje”, por denominarlo de alguna manera, no puede evitar tener ciertas épocas en las que se siente muy acalorado y necesita más afecto del normal. Normalmente lo demuestra apegándose mucho al albino o moviendo más sus orejas y cola de lo habitual. También puede incluso llegar a adoptar ciertas poses sugerentes aun sin ser consciente.

Extras:
• Tiene los colmillos más largos y afilados de lo habitual por lo que estos se aprecian un poco incluso cuando no muestra los dientes, pero no de manera exagerada.

Habilidades/Debilidades:
Habilidades:
☑ Tiene una gran velocidad aunque no pueda parecerlo por su tamaño no demasiado grande.
☑ Su olfato está bastante desarrollado por lo que puede saber cuándo hay alguien desconocido cerca.
☑ Su voz, aunque burlona por lo general, tiene unos toques suaves y refinados a pesar de cómo se crió, proporcionándole una voz melodiosa y perfecta para el canto.
☑ A pesar de que nadie lo sabe y no quiere decírselo a nadie, es capaz de ver ciertos pensamientos de las personas gracias a su ojo derecho (el azul).

Debilidades:
☒ Como cualquiera es débil ante heridas graves así como ante sonidos demasiado agudos. Pues al tener tan buen oído puede hacer que se desoriente al escuchar ruidos demasiado estridentes.
☒ Los fuertes olores de las especias, de los picantes, hace que le lloren los ojos.

Nombre real: Hagi
Serie/Anime/Videojuego del que procede: Mabinogi


"La parte difícil es dejar ir tus sueños... la fácil es soñar otra vez"


[/center]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.