Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

» Tu esclavo [Privado]
Mar Sep 06, 2016 3:11 pm por Benio/Kisshou

» { Héroe, villano, victima ∾♥ }
Sáb Sep 03, 2016 2:33 am por Joris Jurgen

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Melodía privada (priv.)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Invitado el Vie Abr 01, 2011 12:20 am


Atrapado, seducido… hipnotizado por aquel cuerpo, William estaba sumergido en un placer al que seguramente jamás podría explicar, aquel castaño tentadoramente sexy le volvía cada minuto más loco mas adicto, y sus caricias lo podían decir todo, tocándolo todo lo que podía, memorizando aquella anatomía, escuchando complacido sus gemidos esos exquisitos llamados salir de su boca dulce y ya tan deseada por el mayor…

Fue entonces que escucho aquel permiso, esas palabras que necesitaba para tomarle del todo, para dejar que su cuerpo volara e hiciera lo que por todo ese tiempo se había reprimido; todo por no lastimarlo, ser por primera vez en toda su miserable vida amable con uno de sus amantes; mas que nada, fue Roderich quien le hizo desear ese cambio, fue esa mirada esa voz… Sus labios suaves los que provocaron algo distinto a lo que muchos y por ende ahora él mismo se entregaba, ese demonio frio se entregará por completo a una persona.

Poco a poco comenzó a acercar su cuerpo al otro, sus caderas friccionarse contra las del otro, buscando el acomodarse mejor entre sus piernas, de un momento a otro la mano que acariciaba el miembro del otro se aparto de este, casi en un movimiento brusco solo para posicionarse sobre la nuca del músico, atrapar sus cabellos entre sus dedos y halarlo un poco mas hacia su cuerpo, dejando sus rostros casi el punto del beso, William sonriendo, perverso excitado era un loco ahora de pasión por ese hombre –Roderich…. Serás mío, todo tu ser va a pertenecerme…Mmm…-fueron sus palabras, mientras tomaba casi con salvajismo aquellos labios suaves, mordiéndolos en cada beso, introduciendo su lengua dentro de la cavidad cálida contraria, mientras el mayor hacia aquella distracción sus caderas aumentaban sus movimientos, el cual fue volviéndose un poco mas lento pero profundo, entrando ya en el cuerpo de su joven amante, sintiendo con claridad cómo se abría para él, como ese cuerpo erizado le aceptaba, presionando su hombría entre esas paredes carnosas y estrechamente deliciosas; claro gemido ahogado en su garganta dejo salir el oji grana, arqueando su espalda al estar ya del todo dentro de ese cuerpo, moviéndose solo un poco mas acomodándose, la sensación era indescriptible, no había palabras para aquel placer, ese deseo que el mismo iba dejando en su cuerpo, espero entonces un momento a que su amante se acostumbrara a tan brusca intromisión, que ese cuerpo se acoplara a tener en su interior su hinchada hombría.

William entonces aparto su mano de la nuca del otro, bajándola de manera suave de nuevo por todo su cuerpo, dejando que fueran ahora las yemas de sus dedos las que acariciaran la piel de sus hombros, clavículas, presionar un poco su pecho, jugar en ese recorrido con uno de sus pezones y finalmente posicionarse sobre su cadera, la mano libre de igual forma se posiciono sobre esta, comenzando a penetrarle, movimientos mas rápidos y marcados, profundos, su torso bajar hasta poder dejar que sus labios besaran su cuello una vez mas, besos y lamidas en sincronización, bebía con gusto la humedad de esa piel, embriagándose de su aroma –Mmm.. tan rico…me encantas-gemía entrecortado, sin dejarse de mover, besar o acariciar aquel cuerpo, marcándolo como suyo, cada mirada o palabra del mayor hacia Roderich solo demostraban ese deseo, la posesión hacia su cuerpo y persona, no escaparía, ya no lo haría para el castaño todo terminaba ahí, pues ahora… Le pertenecía, como su posecion ya no dejaría que nadie mas se le acercara y mucho menos le tocará - Solo mío…-susurro en una pequeña risa perversa al separarse de su piel ahora rojiza por sus labios, sonriendo un poco más, esa sonrisa que de nuevo dejo ver al otro al alzar su cuerpo, de su frente bajaban claras gotitas de sudor saladas, se sentía húmedo extasiado de ese cuerpo, golpeando fuertemente sus caderas contra las otras… Buscando como desde el inicio el total placer del menor, encontrar su punto, despertar la lujuria y el deseo por su cuerpo, que solo su cuerpo fuera con el que ese hombre soñara…

[spoiler]ay! espero que te guste! te adoro ari moxa!! [/spoler]
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Roderich Edelstein el Miér Abr 27, 2011 9:26 pm

Era una locura, ese hombre le volvía loco, sus miradas penetrantes, palabras susurradas y suaves como el terciopelo, sus caricias que quemaban por donde pasaban a la vez que dejaban un suave placer, y sus besos apasionados y cargados de deseo le habían llevado a un estado en el que no podía pensar en otra cosa que no fuese él, él desde que lo había encontrado en el jardín, mirándole de esa forma tan hipnotiznate.

Ahora sobre el piano, sentado en frente del hombre que deseaba sólo podía pensar en una cosa, sus labios, y sus manos recorriéndole. Quería más de todo eso, quería más besos apasionados y caricias lujuriosas, al igual que él no se cansaba de recorrer el pecho del moreno al desnudo, porque ya se había deshecho de los botones de su camisa.
Su piel era caliente, estaba levemente humedecida por el calor de la excitación de ambos, que les había hecho olvidar la temperatura del auditorio, rodeándoles con un clima diferente, uno más sensual e íntimo.

-William...n-no digas eso..- susurró sin nada de convencimiento, sólo era por cómo sonaba, tan pervertido cuando lo decía...pero estaba deseoso de tenerlo dentro, de sentirle moviéndose dentro suyo...y no esperó más porque de un movimiento estaba entrando en él, haciéndole arquear la espalda, sintiéndole duro y grande abriéndose paso en su interior.

-A-aaah!! nhg!- aquello le dolía un poco, era normal porque llevaba mucho tiempo sin mantener relaciones con nadie, desde la última vez que Gilbert le hizo creer algo que no era. Por eso también estaba tan cerrado a las relaciones, por eso era un poco distante, porque no confiaba... Pero esta vez, por alguna razón no había podido negarse, ni lo había querido, quizás porque le había seducido..o quizás por otra cosa que aún no sabía.

Se echó hacia atrás sobre el piano de cola conforme el mayor iba inclinándose hacia él, y fue entonces cuando comenzó a moverse dentro de su aún estrecha entrada, que seguía doliendo un poco pero ya empezaba a disfrutar de aquellas sensaciones placenteras que hacía tanto que no tenía.
-Aaah...aaha! -le daba bastante corte que William, ese profesor tan sexy, seductor y maduro le viese de esa forma, por eso se llevó los brazos a la cara, cubriéndola parcialmente, sólo dejando a su vista la boca entreabierta porque necesitaba respirar, pero mantenía los ojos cerrados y la cara tapada porque aquello le gustaba demasiado, y él no se veía con esas caras, sería raro que él lo viese.

Le latía el corazón a cien por hora, su respiración se hacía cada vez más agitada, mezclada con gemidos de placer provocado por cada embestida que le daba, haciendo que temblase sobre el piano de puro gusto.

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Invitado el Jue Abr 28, 2011 9:21 pm


Las manos de William tomaron las caderas del pianista con fuerza, embistiendo con más fuerza, profundidad aquel cuerpo, ahogando jadeos en su boca, cerro sus ojos solo para seguir disfrutando de los sonidos de sus cuerpos al friccionarse, William se dedicaba ahora a solo escuchar, deleitarse de aquella música de sus gemidos llenar aquel salón, sus cuerpos cálidos fusionándose en uno solo…
Esa sonrisa que solo con él se formaba volvía a aparecer dedicándosela solo a Roderich, ese joven que poco a poco iba atrapándolo en un remolino del que nunca podría salir, entregándose sinceramente a ese cuerpo cálido, hermoso y suave el cual iba siendo marcado por sus labios, sus manos; simplemente ya estaba tatuado con el aroma de su piel. Al escucharlo sus orbes grana de abrieron clavándose en los contrarios, dejándole ver el fuego que salía de su alma, de la posesión que sentía hacia él.

-Detenme… pídeme detenerme si te lastimo…-susurro suave, a pesar del desenfreno de pasión que había en su cuerpo, sus manos se apretaron mas contra sus caderas, aunque a una de sus manos se separo subiendo lentamente por su cuerpo hacia aquellos brazos que le impedían la vista a su hermoso rostro –No… no te cubras, déjame verte, deseo ver tu rostro suplicando por más de mi…-dijo suave, moviéndose con cuidado dentro de su cuerpo pero haciendo poco a poco más profundas las embestidas, se sentía bien, completo al estar con ese castaño –Me encantas… me encantas Roderich… ah..-dijo esta vez en un jadeo, un placentero gemido, demostrandole tambien a ese hombre, su amante que el tambien lo estaba ya disfrutando, extansiandose con su pasión, su rostro acercándose al contrario, esos labios exquisitos que pedían en suplica por los suyos, como un llamado en silencio, fue así que unió sus bocas en una, mordiendo sus labios, lamiéndolos introdujo su lengua probando ese néctar del que ya era adicto…

William se estremecía, temblaba sobre el cuerpo ajeno, por vez primera en mucho tiempo sentía algo mas recorrer su cuerpo al entregarse, a pesar de que su mente decía una cosa su corazón y su alma en verdad estaban entregándose, demostrando un sentimiento el cual para estaba perdido hacia años; también en su silencio pedía un poco de cariño de ese calor que ya había encontrado con el pianista sus caricias sinceras, cálidas… Sin pensarlo William también estaba hipnotizado atado con ese sentimiento; crecer un poco en cada beso de ese joven.

¡Ah que exquisita sensación! Gritaba por dentro, moviéndose mas y mas, usando al poco una de sus manos para tomar de nuevo el miembro ajeno, comenzando a masturbarle, acariciar el tronco de su sexo, llegar a la punta donde dejaba a sus dedos jugar, buscando ahora llegar a la próstata del otro en cada estocada, hacerle llegar al cielo –Conoceremos el paraíso que una vez perdí… Deseo llevarte a ese lugar especial, donde gritarás, desearas y necesitaras de mi… un lugar en el que apenas llegues jamás querrás regresar…-musitaba como un canto seductor, su pecho palpitante agitado el corazón a punto de salir de su pecho.
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Roderich Edelstein el Mar Mayo 17, 2011 5:08 pm

Podía sentir la superficie del piano bajo su espalda, que con cada embestida se movía de arriba abajo sobre el instrumento, cada embestida le provocaba un temblor por su cuerpo, un placer que le recorría por completo y le cohibía de tal manera que podía sentir sus mejillas arder, se cubría avergonzado de que el otro le viese con aquella expresión excitada, enrojecida y llena de placer que le delataba en todos los sentidos, que era tan diferente se la suya seria habitual y que, de algún modo le hacía sentirse indefenso.

-N-no me..aaah..no me duele nngh!- susurró entre gemidos ahogados a las palabras de William, que no dejaba de moverse sobre él, dentro y fuera de su cuerpo, haciendo que sus piernas le presionasen los costados, deseoso de que llegase más adentro, más fuerte, de sentirse dominado aunque sin mostrar su rostro por lo mismo, demasiado pervertido como para no avergonzarse, pero no pudo evitar que le apartase los brazos de él, y lo miró con los ojos entrecerrados y húmedos y las mejillas ardiendo de placer, al igual que su cuerpo, perlado en sudor y erizada, sensible a cada roce de William, deseosa de más.

-W-William..aah! Aah! Mhh!- llevó las manos a la nuca del moreno, estrechando más aquel beso demandante, entreabriendo los labios para que pudiese entrar a su boca, besándole con ganas, totalmente seguro de desearlo, totalmente seducido y suyo, porque ya en cierto modo era suyo, había algo que le había marcado y que no podría cambiar, y le besaba con pasión, moviendo sus caderas también al sentir que aumentaba el ritmo, hasta que tocó en su interior aquel punto que le hacía temblar y gritar de placer, y arqueó la espalda haciendo que los dos cuerpos quedasen totalmente pegados, rozándose de una forma tan erótica que, unida a la mano que ahora le estaba masturbando provocaría que se viniera pronto, le quitaba la razón y le hacía no poder pensar en nada más que no fuese ese espectacular hombre haciéndole suyo.

-Lléva-me...aaah! A ...a ese lugar ..mmh! Mmhh! S-sigue...aah!- aquellas caricias y embestidas estaban llevándole al cielo, acercándole al final deliciosamente, y él quería llegar al orgasmo con ese hombre al que aferraba casi como si no quisiera que se separase, bajando las manos por su espalda y presionando con los dedos, casi arañándole conforme bajaba por su fuerte y sexy espalda, notando el movimiento de su cuerpo al mover las caderas contra él.

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 19, 2011 4:03 am


William no podía parar era ya algo imposible nada ni nadie le detendría así alguien entrara en aquella aula, aun si la luna en ese momento quisiera detenerles con la frialdad que ya regalaba a sus pieles húmedas a través de la ventana, haciendo solo más exquisito los roces, el calor y la necesidad de pegarse al cuerpo ajeno, seguir embriagándose con su aroma dulce de su piel suave.
Escucharle gemir, gritar pronunciar su nombre de esa manera solo le excitaba aun mas, perdido, demasiado perdido en sus emociones, las sensaciones de su cuerpo, esos escalofríos que invadían del todo su espalda -Mmmm…-suspiros incontrolados seguían saliendo de sus labios, al compás de sus caderas al pegarse, moverse al mismo ritmo, ya con la seguridad de que su hermoso castaño lo disfrutaba, que realmente no dolía aquel casi brutal manera de entregar sus cuerpos. -Me encantas… -susurro entre jadeos, sonriendo de manera encantadora a cada momento, mas aun cuando tuvo de nuevo aquel rostro descubierto, bebiendo de su placer, exquisito, aquel músico era realmente exquisito, no solo por su música, también por lo que demostraba, lo que abiertamente entregaba a William en esos momentos, orgulloso podía sentirse de hacerlo en ese lugar, que fuera el piano ese instrumento tan amado del otro el que viera su encuentro pasional, porque ahora estaba seguro que no podría ganarle…
¡Malditos celos! ¡Maldita y enfermiza pasividad! Que llegaba ya al extremo de sentirlo por ese gusto del otro, por su mente por un momento paso la opción de alejarlo de lo que más quería, pero… como anteriormente algo en su interior lo impedía, pues por única vez deseaba ser diferente para él, amor a primera vista o estupidez como sea que le digan, ahora eso invadía todo su ser, casi haciéndole enfurecer y demostrarlo al simple aumento de sus caricias, de repartir besos más fuertes, con fiereza marcando la piel del músico, disfrutando como siempre de las caricias de sus manos, de esos suaves y largos dedos recorriendo su nuca, su espalda – Solo un poco más… un poco… Y juntos llegaremos a ese cielo…-susurro con pasión, arqueando el mismo la espalda mientras entraba y acariciaba la entrepierna ajena con el mismo ímpetu, siempre demandante, William era todo un incubo alimentándose, moviéndose experto contra el contrario, jugando con su cuerpo, sus manos ya para ese momento se habían apoderado del todo de él, buscando que se corriera, ya que el mismo no aguantaría mucho, lo sentía en la punta de su miembro que golpeaba el interior de Roderich, en su vientre bajo que se apretaba poco a poco en pequeñas pero placenteras contracciones, haría lo que en años nunca pensó hacer, el dejar disfrutar a su contraparte, que no solo él disfrutara. Leve pero audible risa la que salió de sus labios, acercándose a los contrarios y dar pequeños besos de mariposa –¡Ahh!...¡Roderich!-termino por gemir, dar unas cuantas embestidas mas y terminar por correrse dentro de él, dejando que ese miembro hinchado se descargara dentro de su cuerpo, llenándole con su cálida y espesa esencia y finalmente caer agitado sobre el pecho húmedo de su amante, con la respiración aun agitada y el corazón latir rápidamente…

avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Roderich Edelstein el Miér Jul 06, 2011 2:50 pm

Entre jadeos y gemidos ahogados, apasionado, acalorado y dejándose llevar como hacía año que no, sin abandonarse a lo que pudieran hacerle, correspondiendo con pasión a quien le estaba haciendo derretirse de placer a cada movimiento, aunque viese su expresión de total sumisión y placer, ahora dejándole saber que lo que le hacía le gustaba y que se dejaba, se acababa de descubrir del todo ante él, podría hacer ahora mismo lo que quisiera porque estaba vulnerable, dejándose hacer y pidiendo por más, abrazándole contra su cuerpo como si no quisiera que se fuera, estrechándole y moviendo sus caderas al tiempo que él movía las suyas, haciendo que entrase más fuerte y profundo cada vez.

Sobre el piano, donde tocaba sus piezas más complejas, donde componía su obras, ahora estaba dejándose querer por un hombre que, por una vez no le estaba haciendo sentir un objeto, ni tampoco le hacía sentir forzado ni obligado, le hacía sentir placer y deseo ardiente, de tenerle con él y de que le tomase como ahora lo hacía. ¿qué era aquello? Desde que lo había visto había sentido algo extraño,...atracción..pero una atracción tan fuerte que le había llevado a esto, a quererse entregar a él como nunca antes le había pasado.

-W-william...aah! Y-ya no voy...a poder más aaaha!- con esas embestidas y sus roces no pudo resistir un segundo más, y en cuanto sintió en su interior la semilla cálida del moreno llenarle él se vino en su mano, en medio de ambos curvando la espalda sobre el piano y estrechándole mucho más, apretándole en su interior.

Jadeaba agitado, exhausto sobre el piano, con el cuerpo caliente y sudoroso de William sobre el suyo, abrazándole, dejando resbalar sus manos por la espalda de él, aun teniéndole dentro.
-.....nu..ca....había ...hecho algo así...- nunca con una persona a quien acababa de conocer, porque nunca había sentido eso como ahora, tan intenso y repentino, nunca se había entregado a nadie como lo había hecho con William, y su corazón le decía algo demasiado alocado como para comprenderlo con su mente clara.

-...podría..entrar alguien...- se acordaba ahora de dónde estaban, y de que la puerta no estaba cerrada con llave, en un arrebato de pasión habían acabado allí, sin pensar en nada más.

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 16, 2011 1:40 am


William poco a poco fue recuperando su respiración, siendo de nuevo tranquila acompasada, a pesar de no querer levantarse, estaba demasiado cómodo sobre el cuerpo del otro, sentir su piel húmeda aun fundirse con la suya y tener ese ritmo sincronizado de sus corazones, William se sentía extraño, todo aquello era demasiado extraño, el sentirse tan bien bueno… No lo creía del todo.

Después de un momento, de estar observando el rostro del músico, aun con las secuelas de aquel acto de pasión y entrega, el moreno le sonrió, moviéndose de nuevo solo un poco para poder dejar que sus manos acariciaran su rostro con suavidad –Bueno... podría decirte que yo tampoco, no con este deseo y esta intensidad…-le confesó con esa sonrisa tan suya, para luego poco a poco comenzar a salir de su cuerpo sintiendo como claramente algo de su semilla salió del interior del pianista, y como otro escalofrió le recorrió por la espalda, casi haciendo que un suspiro mas saliera de sus labios, del cual logro contenerse, teniendo cuidado de no haberle lastimado o hacerlo más al salir, escuchando de nuevo sus palabras a las que solo pudo sonreír de manera divertida.

-Tienes razón, deberíamos arreglar todo esto…-comento tranquilo comenzando a levantarse alejándose lentamente del cuerpo del otro, de esa calidez y suavidad de la que estaba gustándole tener cerca, su cuerpo manchado con la semilla de Roderich, la cual al verla se sonrió perverso, pasando su mano por su cuerpo tomando solo un poco y llevarlo a su boca y comerlo –Mmm… Tienes un sabor exquisito Roderich…- comento sensual observándole directamente a los ojos, mientras ahora caminaba buscando su ropa.

Cuando la obtuvo, comenzó a colocarse los bóxer y el pantalón, acercándose al castaño nuevamente y pasar su mano por su pecho –Espero que podamos vernos más seguido hermoso… en verdad me gustaría verte de nuevo, quizá… podemos salir a cenar, o a donde tú quieras…-decía casi un suspiro mientras dejaba que sus dedos recorrieran suavemente la piel del otro, alejándose de esa misma manera lenta y sensual para colocarse las prendas que hacían falta aunque claro no podía dejar de ver el cuerpo del otro, seguía deleitándose con él casi podía saborear su piel suave y dulce, terminando de vestirse, estando listo luego de arreglar suavemente su cabello –Bien, estoy listo ¿quieres que nos vayamos?-extiende una mano hacia él siendo de nuevo ese noble caballero, haciendo casi al mismo tiempo una lenta y marcada reverencia a su hermoso amante, mientras le esperaba a que estuviera listo….
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Roderich Edelstein el Sáb Jul 30, 2011 6:59 pm

Podía pensar con claridad ahora, conforme su cuerpo se enfriaba de neuvo, agitado sobre el piano y acariciando suavemente los brazos del mayor, desde el hombro hasta el antebrazo, recordando las formas de sus músculos y el tacto de su piel caliente y madura aunque muy suave. Era la primera vez que se dejaba tomar así por alguien, la primera vez que llegaba a eso tras haber conocido a una persona, la primera vez que sintió tanta pasión de pronto por un hombre. Pero también era un hombre muy distinto al último, él le había tratado bien desde el principio, amable, educado, calmado, respetuoso, seductor...todo había jugado a favor de él, todo para que Roderich cayese rendido a sus brazos sin poder ni querer resistirse, él no le había forzado, no le había humillado, todo lo contrario. Y aun estaba sorprendido por lo que había pasado y por la pasión que sentía por William, estaba encandilado con él.

-No.. no hagas eso!- se puso tan rojo que pudo sentir cómo se arrebolaban sus mejillas, al ver cómo William lamía sus dedos con tanto gusto que juraría que aquello era de lo más delicioso, y que, de seguir mirándole así iba a conseguir que el piano fuese testigo una vez más de la atracción de ambos. Por suerte nadie había entrado en la sala, nadie los había interrumpido ni avergonzado, estaban solos completamente, y eso le hacía sentirse seguro y con intimidad.
Se incorporó en el piano notando al momento cómo el semen del moreno salía de su interior, y se puso rojo de nuevo, porque eso habría que limpiarlo, no iba a dejar huellas en ese precioso instrumento, además de que, les delataba perfectamente. Escuchaba lo que le decía con una sonrisita en la cara, aunque avergonzado de verse desnudo, menos que antes por supuesto ya que acababan de hacer el amor, pero aun un poco cortado, sin embargo estaba contento de escuchar esas palabras tan poco usuales en su caso. Querer verle de nuevo, ir a cenar, eran esos planes lo que le gustaba, y que fuera William quien, sin habérselo pedido, los propusiera. Quizás no todo iba a ser humillación y aguantar las cosas, quizás con él si que podría sentirse bien.

-¿De verdad le.... te gustaría?- había cambiado la forma de tratarle, tras eso, no iba a hablarle de usted, porque no había tanta distancia entre ellos, y mientras se vestía asintió con la cabeza suavemente, sacando un pañuelo para limpiar el piano y no dejar rastro de su presencia en él-..aceptaré gustoso, me encantaría poder volver a estar contigo...- aunque una vez dicho eso se puso rojo como un tomate, desviando la vista a un lado porque parecía como si hubiese dicho que deseaba acostarse con él de nuevo..aunque no era mentira, ¡¡pero no era eso!!- b-bueno! no quiero decir q-...ya...es decir, ¡me gustaría salir contigo algún día!- y seguía diciendo cosas confusas y más nervioso se ponía ¿por qué no tenía su libro de autoayuda allí? era un patoso para temas amorosos!!
Suspiró nerviosamente y le tomó de la mano, con la vista baja y totalmente rojo, casi echaba humo de lo rojo que estaba-..me gustaría verte de nuevo, más veces William.

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 30, 2011 9:49 pm

Luego de beber aquella semilla, llenarse del sabor completo del cuerpo ajeno y seguir con ese juego de coqueteo, William termino de vestirse, acercándose del nuevo al chico de esa manera lenta, casi felina, le tomo una mano y la beso suavemente desde el dorso hasta cada una de las puntas de sus dedos.

-En verdad me gustaría, ¿Qué te hace pensar que no? Eres un hombre interesante.. muy lindo, quisiera ver que más puedo descubrir de tu persona…-dijo ante la aparente sorpresa del menor sobre su propuesta, luego simplemente sonrío entre coqueto y divertido, mas aun al escuchar su respuesta de aceptación. Para ese rato William no había soltado la mano del otro, seguía jugando con ella, acariciándola con sus dedos, intentando no reír por ese nerviosismo que le demostraba su voz temblorosa, le encantaba ese chico simplemente le encantaba.

Entonces su cuerpo se acerco de nuevo al del menor, su mano rodeo aquella pequeña cintura, antes que nada observo aquel salón y suspiro, el primer lugar donde habían hecho el amor, nunca lo olvidaría, luego de una leve risa y revisar que todo estuviera en orden, sus labios se acercaron al cuello del pianista y soplo suavemente ahí –Me encantas.. claro que nos veremos mas veces… todas las que tu quieras… y como tu quieras..-susurro suavemente, separándose un poco y poder ver dentro de esos hermosos ojos, que le demostraban inocencia, pureza eso que a William le faltaba. –Bueno entonces vámonos por hoy, esperaré con ansias el día que pueda tenerte entre mis brazos profesor Roderich..-sonrío sensual y fue guiando al otro hasta la puerta de aquel salón, dejo entonces al menor salir primero y por ese corto instante el se separo de su cuerpo para cerrar la puerta, volverse al instante al otro y robarle un beso exquisitamente demandante, dando ahí por terminado el primer encuentro de una muy segura y pasional relación...

avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Melodía privada (priv.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.