Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» — Eliminar/Reactivar/Editar.
Mar Oct 24, 2017 1:45 pm por Cathaoir Kramer

» Re afiliación élite [Crisom Village]
Lun Sep 25, 2017 1:28 pm por Kael

» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

El perfecto final... para una semana fatal

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Vie Jul 15, 2011 8:16 am

Finalmente había terminado su primera semana en aquel lugar, aun no podía creer que hubiese sido tan difícil, incluso más de lo que hubiera podido imaginar, ya recordaba porque nunca había sentido el deseo de tener hijos, los niños podían resultar tan molestos, mucho más cuando eran adolescentes. Se despeino un poco mientras salía fuera de la institución, encendiendo un nuevo cigarrillo, había pasado toda la tarde sin poder hacerlo y sentía que no podía contenerse por mucho más, además… ¿Qué tenia de malo fumar? Estaba seguro de que más de la mitad de aquellos niños lo hacían, tal vez mas que él, así que… ¿Por qué no mejor dejar que lo hicieran libremente? Se quejaba mentalmente, dando grandes caladas al cigarrillo, para luego dejar salir lentamente el humo, viendo como este era desvanecido por la suave brisa que hacía. Al llegar frente a su auto sostuvo el cigarro entre sus labios y busco las llaves en el bolsillo de su pantalón, al encontrarlas le quito la alarma al vehículo, abrió la puerta, dejo la libreta y su maletín, el cual había pasado buscando por el despacho de profesores, en la parte trasera del vehículo, el cual encendió poco después y se puso en marcha al hotel donde se estaba quedando, al menos hasta que consiguiera donde vivir.

Las calles estaban algo desiertas, algo extraño para ser un viernes por la noche, por lo que no tardo más de diez minutos en llegar, se detuvo frente al lujoso hotel, donde no tardo en ser recibido por el parking, a quien le dejo las llaves y se dirigió a la entrada del lugar, sosteniendo su maletín, en donde había guardado la libreta. Al entrar fue cordialmente recibido, respondió al saludo con la misma amabilidad y camino al ascensor, indico al encargado el piso donde se estaba quedando y a los pocos segundos la puerta se abrió, salió despidiéndose del hombre y camino por el largo pasillo hasta llegar a su habitación, busco la tarjeta con la que se abría la puerta y entre, cerrando la puerta detrás de él, al tiempo que encendía las luces, dejo el maletín en un sillón y conforme se iba adentrando en la lujosa suit comenzó a aflojarse la corbata y desabotonando su camisa.

Al llegar a la cama se quito el saco, pantalón, la corbata, camisa y ropa interior; dejándolos sobre la cama para luego encaminarse al closet, saco un par de las toallas limpias, que había dejado ese día al asear la habitación, y se encamino al baño. Tomo una larga ducha con agua tibia y luego salió, secándose el cabello con una toalla, mientras que la otra se mantenía alrededor de su cadera, dejando que algunas gotas se deslizaran por su bien formado pecho y camino hasta el closet, saco un cambio de ropa, el cual dejo sobre la cama y se dedico a secarse bien. Se vistió pantalón negro, zapatos del mismo color, una camisa blanca, a la cual dejo tres botones desabrochados y una chaqueta casual también negra; al terminar de vestirse camino al baño y se peino, o más bien desordeno, un poco su cabello hasta dejarlo de forma informal, pero al mismo tiempo seria, se dedico una media sonrisa y se alejo con dirección a la salida.

Antes de salir de la habitación tomo su cartera, sus cigarrillos y la tarjeta que funcionaba como llave, camino al ascensor, bajo hasta el loving, se despidió y espero que el parquero trajera su auto, y se marcho. Comenzó a conducir, siguiendo la dirección que anteriormente había pedido en la recepción del hotel, con dirección a uno de los mejores bares del lugar, según el hombre que le había dado la dirección. No tuvo mayores problemas en encontrarlo y al llegar aparco el vehículo en estacionamiento del lugar, se bajo, asegurándose de colocar la alarma, y camino a la entrada del bar, saludo al guardia con un movimiento de cabeza y se adentro en el lugar,

Se dirigió directamente a la barra, sin molestarse en mirar a su alrededor. Se sentó en una de las sillas y pidió al barman un vaso de Whisky, no paso más de un minuto antes de que un pequeño vaso con la bebida fuera dejado frente a él, Lo tomo con una mano y comenzó a beberlo, dejando casi al instante el vaso, ahora vacio, en la barra, haciéndole señas al hombre para que le sirviera otro, mientras comenzaba a jugar con el anillo que se encontraba en su dedo anular, aquel que se negaba a quitarse y que le traía buenos recuerdos de su difunta esposa, suspiro con pesar y bebió el nuevo vaso de Whisky, para luego pedir al hombre que lo llenara nuevamente.

Fácilmente hubiera podido quedarse en el bar del hotel, pero esa noche tenía planeado buscarse a alguien con quien pasar la noche y no quería que nadie en el hotel se enterara de aquello, después de todo, varios sabían que era profesor y no tardaría antes de que los rumores comenzaran a correr y no quería que estos llegaran hasta la institución. La verdad es que muy poco le importaba, pero realmente no quería perder aquel empleo tan rápido.

Iba por su cuarto trago cuando a su mente llego un recuerdo de Victor y sus palabras, maldijo por lo bajo y sacudió su cabeza. De entre tantas personas… ¿Por qué precisamente tenía que pensar en él? Miro a su alrededor, examinando curioso a las personas que estaban en el bar, ¿serian todos humanos o habrían mas especies? –Ridículo… ¿Cómo puedes dejar que las palabras de ese niño te afecten…?- murmuro para sí mismo y prefirió comenzar a hablar con el barman, riendo de algunas de las anécdotas que este le contaba. Al menos de esa forma mantenía sus pensamientos en otra cosa.

(Off: No lo creo… Sera por otra cosa xD!! Aunque nunca lo admitirá, será por su actitud de niño mimado xD!! Vale, no lo mato… solo porque a ti te gusta, pero al menos podría torturarlo para que cambie >u<

No importa, no hay que buscar culpables ^^U Pero no malgastaron el tiempo, ya se conocieron y se creó un lindo vinculo entre ellos, sobre todo el desprecio de George por Vicky xD!! Bueno… no débil como tal, pero al menos este le ayuda a no ser tan… bueno, tan él xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Dom Jul 17, 2011 3:36 pm

Tras haberse arreglado meticulosamente, el alto peli azul de perfecta figura emprendió camino hacia su pequeño y tranquilo destino, el no iba a cualquier bar, era uno muy agradable donde tenía la enorme seguridad de que si por lo menos había un ebrio ahí seria uno “con clase” lo menos que quería era estar rodeado de gente borracha que comenzaba a filosofar y decir incoherencia y media, o que terminaba recostada en el suelo delirando.
Considero la idea de ir en auto hasta el bar, estaba estacionado en una pequeña zona segura fuera de los dormitorios universitarios, pero si lo veía bien, hacia una tarde-noche calmada, asi que mejor iria a pie, ¿para que desperdiciar toda aquella calma? No todos los días podía salir a caminar y encontrar las calles tan solas como esa noche.

Tranquilamente y sin paso presuroso, se dirigió a aquel bar tan poco conocido pero tan de buena clase, era tranquilo, acogedor, y el barman y las personas que atendían ahí eran muy agradables y de buena presentación. Además las pocas veces que había tenido la dicha de ir se había encontrado con que siempre había poca gente, y también con el hecho de que las bebidas eran muy buenas, con la cantidad exacta de alcohol en cada tipo de bebida para asegurar que las personas bebieran gustosas y que no hubiera borrachos al cabo de los primeros tres pedidos.

Mientras caminaba, se dedico a mirar los alrededores, también había pocas personas conduciendo lo cual era agradable para el peli azul quisquilloso y que tan abiertamente hacia mención de su notoria molestia por las aglomeraciones.
Tras haber caminado un buen rato, mas que nada por lo lento que iba, finalmente llego al bar, saludo al guardia tranquilamente, quien ya le conocía por supuesto, y entro con toda calma. Sin embargo esta vez, había algo diferente en el bar, su agudo sentido del olfato pronto capto un olor que recién había conocido…
Busco con la mirada entre las pocas personas que había por ahí y justo cuando iba llegando a la barra sonrió ampliamente. “Qué suerte” pensó para si mismo y con una pequeña alegría un poquitito notoria. Y eso que no lo habían planeado de manera formal, al final el “sensei” si había aceptado salir con el….
Bien no de una forma consiente pero bueno.

Se acerco despistadamente y haciendo como que no lo había visto. Embozo una sonrisa divertida y no pudo contenerse. Se le acerco por la espalda hasta su oído, tan sigiloso cual gato, y le soplo coquetamente en la oreja.-Hola sensei~.-dijo divertido y burlón.-No pensé que iba a encontrarlo por aqui...mire que coincidir en el mismo bar…hace que dude sobre eso de que me odia.- Sonrió juguetón y se sentó en la barra a unos dos asientos de separado del profesor bonito. Le pidió al barman una sangría de vodka y evito mirar por ahora al profesor, después de todo y considerando lo “bien” que se habían llevado en la biblioteca hacia poquito, era mejor actuar tranquilo por ahora, para ahorrarse un momento de puro pleito, mas tarde lo molestaría un poco más, aunque considerando también el carácter del profesor, quizás ya se había enojado demasiado.

Pronto le fue llevada la sangría y el peli azul, agradeció con una sonrisa de lo más serena y se dedico a beber poco a poco, no era de los que apresuraban también las bebidas, debido a sus agudos sentidos, el sabor demasiado fuerte de las cosas era todavía más notorio para Victor así que beber de un jalón no le sentaba muy bien, no porque se emborrachara, su condición de vampiro ayudaba mucho en ese aspecto, podía beber toda la noche y no sentir efecto alguno, sino mas bien porque le dejaba un mal sabor en la boca.


OFF: xDDDD! Siiii *x* tortúralo! Se verá mas uke siendo torturado x3! ¬w¬ o mejor que Viky lo torture para hacerlo enojar xDDD! Me gusta cómo se enoja.

xD sii un lindo vinculo = =uU muy lindo me conmueven, se llevaron muy bien x3. Pero es mejor asi! Por que del odio al amor ahí un paso *3*
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Lun Jul 18, 2011 6:12 am

Seguía hablando con el barman, riendo cada tanto por alguna cosa que le decía. Realmente pasaban muchas cosas en ese lugar, ¿quién lo diría viniendo de un lugar como ese? Bueno, eso demostraba que sin importar que las personas terminaban comportándose de la misma forma, era realmente asombroso. Continuo jugando con su anillo, dándole vueltas sin llegar a sacarlo de su idea, a Katy le hubiese encantado ir a ese lugar, era muy tranquilo y no habían muchas personas, sin duda alguna el hombre del hotel había hecho una buena decisión, lo que le sorprendía un poco, tendría que agradecérselo cuando volviera. Dio un rápido vistazo por el lugar, habían pocas personas y estas bebían calmadamente en sus asientos, apenas y podían escucharse suaves murmullos por entre la música que llenaba el lugar; no era ni remotamente parecido a esos bares de mala muerte que solían reinar en la ciudad, era todo lo opuesto, tal vez pudiera volver allí más a menudo.

Pidió otro trago, esta vez tomándose su tiempo para disfrutar de él, lo bueno era que después de haber tomado los anteriores de aquella forma, ahora sin duda sabía mucho más dulce y no le quemaba la garganta como lo había hecho el primer trago. George era totalmente ajeno a lo que pasaba a su alrededor, la verdad es que no se había molestado en dar un nuevo vistazo al lugar, había pasado aproximadamente una hora desde que había llegado, aunque la verdad lo ignoraba y tampoco quería molestarse en descubrir si sus sospechas eran ciertas, lo había decidido, esa noche solo dejaría que las cosas fluyeran, tenía que relajarse un poco. Suspiro de forma profunda y miro a su alrededor, encontrándose con una pareja, reconocía a aquellos dos, eran una chica y un chico, recordaba que cuando había entrado estaban en lugares totalmente opuestos de la habitación, y ahora se encontraban uno frente a otro, sonriendo y rozándose las manos mientras se susurraban al oído.

Prefirió enfocar su atención en otro lugar, más específicamente, en el vaso con Whisky frente a él -¿Ahh…?- un suave suspiro escapo de sus labios al sentir una brisa tibia en su oído, al tiempo que un fuerte escalofrió, por la sorpresa, le recorría completamente el cuerpo, por un momento se quedo inmóvil, tratando de caer en cuenta de lo que había pasado, pero antes de que pudiera girarse para ver quien había sido o siquiera decir algo, una voz muy familiar, a pesar de haberla conocido hacia pocas horas atrás, se lo impidió -¿Chico vampiro…?- murmuro abriendo sus ojos todo lo que podía, para luego parpadear varias veces seguidas. Eso era imposible, ¿cómo había llegado al mismo lugar que él? Al escucharle un gruñido escapo de sus labios, pero se contuvo y solo bebió el resto de su Whisky, dejando bruscamente el vaso en la barra, para luego de unos minutos girarse y mirarlo.

Se mantuvo en silencio un momento, organizando sus pensamientos antes de decir nada y sonrió con burlo y autosuficiencia –Error niño bonito…- susurro ensanchando un poco su sonrisa, haciéndola apenas visible –Yo llegue aquí antes… Lo que quiere decir que… ¿Me estas siguiendo?- pregunto con burla y paso una mano por su cabello para despeinarlo, moviendo el vaso con su otra mano para indicarle al barman que le sirviera un poco mas de Whisky –No creí que te tomaras en serio eso de salir esta noche…- suspiro con pesadez –¿Crees que deba llamar a la policía?- bromeo soltando una suave risa, para luego girarse, dándole la espalda al peli-azul.

-Señor…- le llamo el barman, arqueo leve una de sus cejas y se giro para mirarle, mientras jugaba con lo poco que quedaba de whisky en el vaso, moviéndolo de un lado a otro –Esto…- le extendió una margarita y señalo a un hombre no muy lejos de donde se encontraba –Se lo manda aquel hombre…- dejo la bebida a un lado y se giro para seguir atendiendo a los clientes; el ex-detective por su parte miro el trago sin mucho ánimo y luego al hombre, quien parecía ser un poco mayor que, pero sin duda muy apuesto, se encogió de hombros y tomo la bebida, extendiéndola elegantemente con dirección al rubio, haciendo un brindis a la distancia y luego bebió un poco, dedicándole una media sonrisa. Sabía lo que significaba eso y la verdad no se quejaba, solo esperaba que el desconocido no resultara ser un fiasco; este por su parte miraba al profesor con una galante sonrisa, imitando el gesto que había hecho con su copa el otro para luego beber de su trago, sin apartar en ningún momento su vista del peli-negro.

(Off: Si, que Vicky lo torture!! Sera mucho más divertido *3* Me alegra que te guste molesto, porque al parecer es lo único que sabe hacer hasta ahora xD!! Si, casi vi el fondo rosa de fondo *-* ¿o eran relámpagos? xD!! Pero si, del odio al amor hay solo un paso, la pregunta es… ¿Cuándo lo cruzaran? xD!! Por cierto… ¿crees que Victor se ponga aunque sea un poco celoso? *o* O si no de nada sirve meter a ese hombre en el bar xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Lun Jul 18, 2011 2:44 pm

Victor soltó una risa divertida ante las palabras del pelinegro. Si, era lógico pensar aquello, y Victor no lo culpaba, pero el caso era distinto, ese bar ya lo conocía y eso podía probarlo fácilmente, el guardia lo conocía y el barman también, pero para que mentir, al peli azul le parecía divertido el hecho de que quizás el profesor si llamase a la policía, si eso llegase a pasar, no habría mayor problema, no para alguien como Victor que movía las influencias tan fácil y tan rápido a modo de que no hubiera posibilidad alguna de que le levantaran una multa o siquiera una reprimenda. Era lo bueno de tener un par de padres tan bien posicionados y de el mismo se alguien reconocido por ciertas autoridades. Aunque nunca ha hecho mal uso de su “poder” Victor no era de los que se aprovechaban de verdad de su posición social, si hacía mención sobre ello y sobre lo que podría hacer, pero bueno, muy en el fondo si era un niño bueno.

Sin embargo, al cabo de un rato, escucho como el barman llamaba la atención de “su” profesor. Miro la bebida que le ofrecían y se quedo serio….

Luego, miro de reojo y completamente disimulado al hombre que se había atrevido a ofrecer aquella bebida y bufo apenas un poco molesto. En efecto, Victor era celoso y posesivo hasta la medula, nadie podía tocar lo que consideraba suyo o en lo que él se fijaba, era una mala costumbre que tenia. Luego miro como el profesor le agradecía por aquello y no dudo en girar apenas su rostro y lanzarle al hombre atrevido una mirada completamente asesina. Solo duro unos segundos, los suficientes para que este dejara de mirara al profesor, si este seguía insistiendo en acercarse al lindo profesor Victor no dudaría en hacerle una pequeña maldad. Luego, sonrió con satisfacción y se giro para ver a su presa……o mejor dicho a su “sensei”.-Que cruel sensei~ me partirá el corazón si sigue coqueteando con otros…tenga en mente que es el primero que me gusta y me ignora, no estoy acostumbrado al rechazo.-Dijo divertido y haciéndose el sentido y la víctima, y aunque la primera parte no era del todo cierta si le molestaba que le prestara atención de esa forma a otro. Y en cuanto a lo segundo…..

Eso si era verdad. Victor siempre obtenía lo que quería, era la primera vez que alguien le ignoraba, ya que el pues….pues, solo basta con mirarle, es atractivo y realmente llamativo, era una locura que alguien no se fijara en eso. Por esa misma razón, el profesor le había gustado, porque era diferente…

Le ofreció una sonrisa tranquila y termino su bebida con un trago suave, pidiendo después otra igual.-Por cierto….quizás no me crea y realmente no espero que lo haga, pero no lo seguí, este bar es muy tranquilo y suelo frecuentarlo.-Miro al barman, y este le ofreció una sonrisa serena confirmando si le conocían ahí.-Debo admitir que si es una sorpresa encontrarlo aquí, no pensé que alguien como usted viniera a lugares así.-Comento de lo mas tranquilo totalmente diferente a su actitud “sentida” y de “Victima” más que nada refiriéndose al sentido recreativo, el bar era muy bonito y el profesor sin duda encajaba ahí, el lo porque no pensaba que fuera de los que gustaban por salir luego de haber pasado por una semana dura.


Off: xDDD! Déjalo en algún momento quizás muy lejano George se hará tímido y sumiso………x3! Pasara mucho para que ese momento llegue o lo mas probable es que nunca llegue xD! Cierto ¬3¬ quizás falta mucho también para que ese momento llegue, pero de que llegara llegara! *o* de eso nos encargamos nosotras *3*
xD creo que Viky si se puso un poquito celoso, casi nada, es mas nise le notan los celos

*x* es como si trajera “celos” escrito en la frente xDDD!
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Mar Jul 19, 2011 7:10 am

Mantenía su vista fija en el hombre que le había invitado el trago, dedicándole una media sonrisa mientras bebía el contenido de su copa, justo cuando creyó que el otro se acercaría pudo notar algo de miedo en su mirada, cosa que le sorprendió, no entendía a que se debía aquello; ladeo su cabeza confundido, confusión que creció cuando el rubio se giro en dirección contraria, incluso podía notar como sus hombros temblaban un poco, lo que le hizo fruncir el entrecejo –Pero… ¿Qué?- pregunto al aire de forma inaudible, suspiro resignado y se encogió de hombros, quería saber que le había pasado a aquel sujeto, pero… ¿Cómo? La respuesta a aquella pregunta no tardo al llegar. Una voz detrás de él le hizo girar y enfocar su completa atención en el peli-azul, lo escucho con atención y sin hacer sonido alguno, ya entendía que le había pasado al hombre, aquel niño mimado lo había asustado -¿Tu corazón?, no niño… te pego en el orgullo, no en el corazón… Dudo mucho que un chico como tu pueda sentir algo, como bien lo dijiste soy el primero que te rechaza, así que…- lo miro entrecerrando los ojos con un deje de molestia y suspiro –Solo te sientes dolido… así son las personas como tú, solo quieres demostrarte a ti mismo que puedes obtener lo que quieras siempre que te lo plantees…- explico con tranquilidad y apoyo su codo en la barra, para luego dejar descansar su cabeza en la palma de su mano -¿Qué hay de ti?, se lo que hiciste…- dijo refiriéndose a la forma en la que había ahuyentado al hombre de antes -¿Planeas hacer eso con cualquiera que se me acerque?- bufo por lo bajo.

Termino de beber el trago que le había invitado el rubio y dejo la copa a un lado, para luego volver a enfocar su atención en Victor sin demostrarle ningún tipo de emoción, deshacerse de ese niño mimado sería mucho más difícil de lo que creía, solo esperaba que no actuara de esa misma forma infantil en el instituto, de lo contrario le traería problemas y si eso sucedía el que fuera un alumno no le importaría en lo absoluto.

Escucho su explicación arqueando una de sus cejas y sonrió de medio lado, negó con su cabeza y paso una de sus manos por su cabello para peinarlo hacia atrás –Poco me importa si eres cliente frecuente de este lugar… la verdad, me da igual si estás aquí o no…- se encogió de hombros con total indiferencia, sin dejar de mirarlo a los ojos, sintiendo nuevamente aquella extraña sensación que no terminaba de comprender –Si no nos vemos y no hablamos podre fingir que no estás, pero para ti parece ser algo imposible…- suspiro y pidió al barman otra bebida –Fuiste tú quien comenzó, primero con tu molesto saludo y luego ahuyentaste al que pudo haber sido mi acompañante por una noche… y mientras te mantengas cerca dudo mucho que algún otro se acerque…- tomo aire antes de continuar hablando y se humedeció los labios, notando el sabor del Whisky en sus labios -¿Qué quieres?, porque si esperas que entre nosotros dos ocurra algo estas muy equivocado… No saldré, ni tendré una aventura con un niño mimado…-

Tomo su vaso y lentamente comenzó a beber, sabía que ya había bebido mucho, pero por suerte aun se mantenía en sus cincos sentido y con la cabeza fría –Como te dije en la biblioteca… no me agradas, simplemente por el aura que tienes… y mientras más tiempo paso junto a ti, menos te soporto…- dijo con la esperanza de que se alejara, de que se diera cuenta de que para él nunca sería nada y solo se marchara en busca de otra “victima”

–Yo sé bien que no se debe de juzgar a una persona sin conocerla, es un grave error…- lo sabía bien, era algo que aprendías por las buenas o las malas cuando se había trabajado como detective, además, mientras fue uno aprendió a lidiar con todo tipo de personas, la diferencia es que en ese momento era una obligación, mas nada le impedía alejarse del de los ojos dorados –Te propongo algo… te propongo que me dejes comprobar que tan cierta es mi teoria con respecto a tí...- sonrió ladino y le miro a los ojos con seguridad –Si fallo podrás quedarte y molestar todo lo que quieras… claro está, solo por esta noche y con un límite, ya que no te permitiré acercarte- comento sin borrar su sonrisa, no le importaba, ya que dudaba perder –Y si acierto… te darás media vuelta y te alejaras… dejaras de molestarme y te olvidaras de esto…- propuso ensanchando su sonrisa.

Le dio tiempo suficiente para que pensara y respondiera y luego tomo aire, el cual retuvo en sus pulmones y lo dejo salir con lentitud –Según dejas ver, eres bastante arrogante, con complejos de superioridad y crees que todo y todos están a tus pies. Me diste a entender que siempre obtienes todo lo que quieres y eso me hace pensar que nunca tuviste que luchar realmente por nada, ya que con tronar tus dedos obtienes lo que quieres…- hablaba con un tono aburrido, sin apartar su mirada de él y acomodándose mejor en su mano, para luego tomar el Whisky y beberlo con lentitud, disfrutando de su sabor y luego volvió su atención al vampiro –Y la cereza del pastel… Vienes, sin duda, de una familia importante e influyente, cosa que siempre usas a tu favor. No me extraña que siempre tengas todo…- concluyo y volvió a sonreír, ya que según él no había forma en la que se equivocara con el chico.

(Off: La verdad… no creo que sea tan difícil, solo que dudo que lo demuestre a alguien y mucho menos si este alguien es Victor xD!! Tienes razón! Es nuestro deber y lo lograremos! Nada ni nadie nos detendrá(?) xD!!

¿Celoso?, ¿de veras? Pero si ni siquiera me di cuenta xD!!! Pero que malo, ahuyento al hombre…

Por cierto, no me hago responsable de lo fastidioso que se pueda tornar George xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Mar Jul 19, 2011 3:33 pm

Victor escucho con suma tranquilidad las palabras del profesor, se le notaba muy molesto lo cual le divertía. Era una persona curiosa y conforme hablaba podía darse cuenta del vasto vocabulario que tenia, era como las personas simples y comunes que decían solo lo primero que se les cruzaba por la mente y a veces ni eso. Le gustaba su forma de ser, no le gustaban las cosas fáciles y siempre buscaba retos, pues si bien obtenía todo lo que quería gracias a la posición social que tenia él prefería no complicarse la vida, si, no más bien, busca algo que le hiciera poner un mínimo de esfuerzo y que valiera la pena. Cuando dijo aquello de no juzgar a un libro por su portada, Victor embozo una sonrisa algo tranquilo...pensante.

Era bien sabido eso, y Victor lo estaba poniendo a prueba ahora, el profesor si bien parecía ser una persona serio y fría, incluso distante con su entorno resulto ser alguien que podía coquetear con otro, y tener una conversación fluida con un extraño en este caso el barman. Le miro con curiosidad y asintió, bien, ahora también podría ver la capacidad de análisis del profesor. Asintió sin pensarlo mucho, era fácil adivinar qué clase de persona seria Victor, más que nada por su apariencia y carácter. Pero había mucho mas oculto con relación a él.

Comenzó a oírle, algo entretenido por las palabras que usaba y lo bien definida que ya tenía su personalidad, pero nuevamente, había mucho más que decir de Victor.

Cuando el mas grande termino de hablar Victor suspiro y se quedo un poco pensante, organizando bien sus palabras y pensamientos, pero al cabo de unos pequeños segundos le ofreció una sonrisa serena y divertida.-Ya imaginaba yo que usted tendría una buena capacidad de análisis.-comento con cierta satisfacción.-Pero.-Dijo con serenidad.-No esta del todo en lo correcto. Primero que nada, acertó con mi procedencia, y mi forma de utilizar eso a mi favor.-Dijo dándole su aprobación por aquello.-Pero yo no tengo todo lo que quiero, vera, puedo mover influencias, tener tantas parejas quiera, acostarme con uno, con otro y con otro, pero al final, yo estoy atado a ciertas “circunstancias” en resumen, es solo temporal mi pequeño poder para poder obtener lo que quiero y eso no necesariamente significa que lo utilice, al menos no para cosas con resultados o fines negativos.-Dijo tranquilo y bebió un poco de la sangría de vodka. Suspiro con algo de pesadez al recordar los deseos de sus padres y la enorme insistencia para que el regresara a casa, esa insistencia tarde que temprano le iría a doblegar y terminaría por hacer su voluntad.

-Prefiero los retos, me voy por lo más difícil, aunque cuando ando “necesitado de atención” siempre aprovecho las oportunidades.-Comento con claro doble sentido en esa falta de atención.-Es precisamente por eso por lo que me gusta, porque sé que hay un 40% a 60% de que le termine agradando y a lo que usted dice, ese pequeño porcentaje a favor mío va disminuyendo a cada tanto.-Le sonrió un tanto divertido y juguetón.- El complejo de superioridad, seria mas bien aplicable solo si estoy tratando con alguien que también lo tiene, en este caso usted, no considero eso como algo negativo no si se es moderado con ese pequeño complejo.-dijo algo pensante y razonando bien lo que decía, prosiguió con sus palabras.- y quizás le parezca imposible ya que soy arrogante, un niño mimado, grosero en fin como usted me quiera decir, pero mis padres, sobre todo mi padre me enseño a obtener siempre lo que quiero basándome en métodos y técnicas, además de mis propias habilidades, es debido a eso, mi pequeño complejo, confió mucho en mi mismo, y me gusta reconocer lo que tengo y valerme de eso, si se lo ve desde ese punto de vista, entonces puede malinterpretarse a que siempre tiendo a comunicar a los demás que soy superior a ellos.- Le sonrió con cierta calma, bueno, al parecer su pequeña noche se le había arruinado pero todo dependía de que tan bien había defendido su personalidad.-Acertó en unas cosas, erro en otras, pero en general tiene un concepto mas o menos acertado de mi, decida, me quedo o me voy, tampoco es como si fuese a negar lo que ya acepte.-Comento completamente sincero, Victor era un hombre de palabra, era arrogante, sínico, grosero con quienes lo merecían, sabia acomodar las situaciones a su favor, pero su padre le había enseñado a aceptar cada regla que el mismo se impusiera y en este caso, acepto alejarse del profesor si este acertaba y aunque no acertó del todo pues esa decisión no le quedaba a él.

Era posible que al final el profesor le dijera que se fuera. O mejor dicho, era obvio que le diría que se fuera, pidió otra bebida cuando termino la que le habían dado y cuando se la dio el barman, bebió otro poco, lento y sereno. Debía de admitirlo, ese profesor sabia manejar también las palabras que había hecho que Victor Friedrich terminara por dejarle decidir, había tratado de defender su punto de vista tan bien como el profesor lo había hecho, pero por primera vez desde que tiene memoria, estaba dudoso del resultado de esa pequeña platica suya.-¿Qué pensaría mi padre?.-dijo para si mismo y completamente pensante, hasta donde recordaba su padre siempre había ganado todas y cada una de las discusiones, charlas debates etc...

Off: *3* veras que al final viky también se pone cariños! *o* George lograra sacarle el lado mimoso xDDD! Al principio solo será sexoso y medio mimoso y pervertido, muy pervertido *x*
xDDD Victor es muy posesivo, quizás demasiado, se podria decir que tarde que temprano le pondrá un letrero en la espalda a George que diga “propiedad de Victor” x3!
¬3¬ te sorprenderá saber que tan bien puede lidiar Viky con eso, pero me gusta que sea asi! Que haga que viky se quede sin palabras!!!! OMG! –Quiere estrujar a George- Lo amo! Es la pareja perfecta para Viky! *o*

avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Jue Jul 21, 2011 10:07 pm

Cuando le vio sonreír la seguridad que sentía se desvaneció casi por completo, aun así no lo demostró y solo se mantuvo en silencio, esperando alguna respuesta de su parte, la cual no tardo en llegar. Chasqueo la lengua cuando le dio a entender que no había acertado en todo, pero aun así no le interrumpió y solo continuo escuchando, dando ligeros golpecitos en la barra con sus dedos; sin quererlo estaba conociendo a Victor más de lo que hubiera querido o si quiera imaginado, pero ahora no quería detenerse, después de todo… quería acabar con lo que había comenzado y saber que tan ciertos eran sus deducciones sobre el peli-azul. Conforme le escuchaba se daba cuenta de que, efectivamente, había errado en juzgarle de aquella forma y sabia que no podría admitirlo en voz alta, aunque al mismo tiempo sabía que no podía simplemente dejarlo pasar por alto.

Se humedeció un poco los labios y cerro sus ojos pensativo; aquel chico era mucho más maduro de lo que había pensado, podía darse cuenta de que había mucho más que un lindo rostro, sus palabras se lo habían dado a entender, y también… Que estaba equivocado… bien, como el mismo vampiro le había dado a entender había acertado en algunas cosas, pero errado en otras… y para él no era más que una derrota, solo podía considerar victoria aquello que había logrado acertar al cien por ciento, sin huecos de por medio y eso sin duda… no lo era. Frunció el entrecejo, estaba molesto consigo mismo por haber fallado en una prueba impuesta por el mismo, resultaba muy molesto, pero no podía hacer nada.

Lentamente abrió sus ojos, fijándolos en los dorados del menor, dedicándole una mirada de fastidio y derrota, ya que así se sentía, derrotado. Tomo aire y con un movimiento de mano le pidió al barman otro trago, el cual fue rápidamente entregado, se enderezo en su lugar y bebió con calma, tomándose su tiempo mientras aun pensaba en que responderle; al terminar dejo el vaso a un lado y repaso sus labios con la lengua, disfrutando aun del sabor que se mantenía presente en ellos –Bien…- fue lo único que dijo luego de varios minutos en silencio, no muy convencido por lo que diría –No hay puntos medios en circunstancias como estas… O se tiene toda la razón… o simplemente estas equivocado…- respondió sin apartar su mirada de sus ojos, esperando que le entendiera, ya que se negaba a admitir abiertamente que se había equivocado. Desvió su mirada al vaso vacio frente a él y se encogió de hombros –Puedes quedarte si así lo deseas, después de todo no puedo exigirte que te marches, ni mucho menos sacarte, este es un lugar público y tienes todo el derecho de quedarte aquí si así lo deseas…- bufo dando un largo suspiro de resignación.

-Al parecer hay algo más de ti…- susurro para si mismo y volvió a apoyarse en su mano. Comenzaba a sentirse un poco mareado, no era buena idea beber tanto y tan rápidamente, mucho menos cuando ese día no había comido muy bien, pero estaba seguro de que aun podría aguantar un poco más. Dio un rápido vistazo a su alrededor, nada parecía haber cambiado, solo podía notar algo diferente, el rubio de antes ya no estaba, probablemente había huido poco después de ver a Victor, tal vez había sido lo mejor, estar con un cobarde como ese no se le antojaba mucho.

-Ya que arruinaste mi noche… deberás hacerte responsable…- exigió sin muchos ánimos. Ahora debía encontrar algo mas con que distraerse, sabía que había ido allí para olvidarse de todo lo referente al instituto y hablar con un estudiante era lo que menos esperaba esa noche, pero… ¿Qué más le quedaba? –Supongo que no me queda más que hablar contigo…- bufo por lo bajo y chasqueo la lengua –Cuéntame sobre los vampiros…- pidió, aun que más que una petición había sido una orden. Aun no estaba del todo convencido de que criaturas como esas pudieran existir, pero lo que había visto con sus ojos le había dejado muy pensativo, era algo en lo que no había dejado de pensar desde que lo vio y si era un truco no descansaría hasta saber como lo había hecho –¿Realmente eres uno o solo mentiste…?- pregunto sin poder evitar su curiosidad y en un susurro, después de todo no quería que los presentes lo tomaran como un loco por estar hablando de temas tan infantiles.

(Off: ¿Cariñoso?, que bien se vería cariñoso, si como es, es perfecto… no puedo imaginarlo mejor *w* Ya quiero ver todo lo que sea posible de el *¬* Hasta el momento ha demostrado ser un chico muy educado xD!!

¿Un letrero? O-O Eso sí que son medidas drásticas xD!! Aunque ya puedo imaginarlo, un letrero con una foto de los muy “cariñosos” ojos de Victor, estoy segura de que nadie se acercaría xD!!

De veras… me alegro de que te gustara George, fue especialmente hecho para Victor xD!! Pensé que no había quedado muy bien ^^U –le envuelve a George en papel de regalo y se lo da- Todo tuyo, haz lo que quieras con el xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Vie Jul 22, 2011 7:30 pm

Estuvo a punto de embozar una sonrisa de pura satisfacción y victoria cuando escucho ese “Bien” del poco tiempo que conocía al profesor, pudo darse la idea de que no le agradaba perder, en cierto modo se parecía a él. Pero también pudo deducir que cuando ganaba no dudaba en hacerlo notar y ese “bien…” indicaba que no estaba conforme con el resultado. Se sentía tan bien, pero lo disimulo con su expresión seria y ayudándose de su bebida.

Y justo después de ese palabrita que le indico que todo iba a favor suyo, aquella frase que sin duda le confirmo su pensamiento. Gracias a ese pequeño “reto” que el profesor le puso, Víctor pudo hacer nota mental, sobre una forma efectiva para hacer que el profesor cediera. Actuar tan sincero como le era posible sin extorsionar la verdad y calmado, al final hacerse un poco la víctima y no hacer presión, quizás eso haría que el profesor tuviera una mejor imagen sobre él. Le agradecía a su padre que hubiese pulido tan bien su habilidad de razonamiento, gracias a eso ahora sabia como tratar con su “sensei”.

Pensó en agradecerle, pero sabía que si lo hacia el profesor solo le iba a mirar con malos ojos y a maldecir por ser tan considerado con el así que mejor bebió un poco. Debía de admitir que era linda esa forma de actuar. Soltó un suspiro de lo más calmado y gracias a sus sentidos tan maravillosos y muy bien desarrollados alcanzo a escuchar aquel murmullo que el más grande se había hecho a si mismo.
Al cabo de unos minutos de silencio, escucho con algo de gracia aquellas palabras. Bien si así lo consideraba está bien, pero si se le daba la oportunidad Victor haría todo lo posible para que más adelante aceptara por lo menos de una manera no tan molesta el salir con él. Con cierta curiosidad escucho aquella pregunta. Bien, eso indicaba que por lo menos ya le iba creyendo un poco. Pero el comentario siguiente, le hizo soltar una risa jovial y serena. -Sensei~ ¿que acaso necesita que lo muerda para que me crea?.-cuestiono en voz moderada para que nadie se entrometiera en su plática.

-Sé que es difícil de creer pero soy uno de verdad.-Comento con calma mientras le daba el último sorbo a su bebida nueva. Inmediatamente pidió otra. Miro al profesor de reojo y sonrió.-No sé cómo paso, pero bueno, naci en una familia de puros vampiros, soy un purasangre, así que soy muy respetado en el mundo de los vampiros, pero supongo que lo único que me diferencia de los vampiros comunes, es que yo poseo habilidades “especiales”.-Explico con tranquilidad y se cayó unos momentos, justo cuando el barman le acerco la bebida, ya sabía lo que era, pero no le apetecía que hubiera oídos curiosos en medio de su plática.. Cuando este se retiro Victor prosiguió.-Usted ya lo vio antes…en la biblioteca.-dijo con ciertos aires de gracia, recordando las palabras del profesor sobre aquello de no temerle a la muerte. Le parecía raro, que dijera algo como eso, pero suponía que había pasados por cosas difíciles y le había perdido un poco de amor a la vida.

-Ahh si, también esta el hecho de que yo puedo hacer vampiros a otros si hago que beban de mi sangre, pero nada más.-Dijo algo pensante, pues no recordaba nunca haber convertido a alguien en vampiro.-No es como si me agrade la idea de tener a un montón de vampiros recién “nacidos” rondando por las ciudades, ya que aunque no lo crea, mi familia, es una familia de bien, nos encargamos de que no haya disturbios y de que las muertes por mordidas de vampiros, sean moderadas y pasen fácilmente desapercibidas, no es algo que nos corresponda, pero mis padres no son de los que adoran matar gente para vivir.-Realmente no le importaba que un ajeno a la familia supiera eso, por alguna razón sabia que el profesor no diría nada al respecto.

Más que nada cuidaban de las personas para que el alimento no escaseara, peor a Victor eso le iba y le venía, siempre estaba la sangre de animal para reponer la de los humanos, aunque no sabía muy bien, era una buena forma de sobrevivir en tiempos de crisis como las guerras o cualquier otro suceso que atente de manera grande con las vidas de los humanos.


Off: xD es educado solo porque no quiere que el sensei se le valla ¬x¬ cuando su relación se haga más intima xD seguramente será encajono y pervertido.

Lo se = = es extremista pero asi es Viky x3! ¬w¬ aunque presiento que George también tiene su lado celosin *x*

-Estruja a George- *w* Que Moe!!!! …..omg que haga lo que quiera…….-Se lo da a Viky porque quiere que le haga maldades- *x*!!!
V: -Sonrisa pervertida-Que considerada~ no te hubieras molestado-Apretujando a George solo por el gusto de verle enojado-
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 23, 2011 1:00 am

Tal vez aquello era infantil… o solo estaba dejándose llevar por la curiosidad, pero realmente quería saber sobre el tema, descubrir si era cierto o solo quería engañarlo, no estaba dispuesto a dejarse convencer tan simplemente, no era de ese tipo de personas, aunque probablemente había cometido un error en querer averiguar sobre el tema en una situación como esa, ya que bajo efectos del alcohol solía ser algo crédulo e incluso inocente, cosa que obviamente se negaba a aceptar. Arqueo una de sus cejas y sonrió con burla, negando con su dedo índice, sin apartar su mirada de los ojos dorados del chico, los cuales comenzaba a odiar profundamente… y todo porque le hacían sentir extraño –Déjate de juegos niño… no seré parte de tu cadena alimenticia, aunque…- de forma inconsciente rozo su cuello con las yemas de sus dedos y luego lo presión con sus uñas, ensanchando su sonrisa –Podría ser esa la única forma de creerte…- bromeo y rio de forma leve, alejando su mano para colocarla cobre su pierna, la cual comenzó a tamborilear suavemente con sus dedos. En definitiva el alcohol comenzaba a afectarle y el ni siquiera se había dado cuenta de eso.

Se mantuvo en silencio cuando comenzó a hablar, pidiendo un nuevo trago –Más de lo que crees…- susurro para sí mismo. Asintió a sus palabras, mas por maña que por otra cosa, y tomo la bebida, sonriendo divertido cuando el otro guardo silencio por la cercanía del barman, ¿sería acaso que nadie debía enterarse de su verdadera procedencia? Cuando el hombre se alejo volvió a escucharle y la sorpresa no tardo en invadirlo, entonces… -¿El hielo?- pregunto recordando aquello, entonces no había sido su imaginación… Negó con su cabeza y luego rio -¿Lo hiciste tu?- le miro a los ojos y luego se encogió de hombros –Debo admitir que me sorprende… Nunca se me hubiese ocurrido pensar que fueras tu el causante de este, es mas… pensaba que era solo mi imaginación- comento pensativo, recordando aquella sensación de frio en sus pies, era imposible que solo siendo parte de su imaginación el otro pudiera haberlo visto y sentido también.

-Interesante…- susurro un par de minutos después de que el otro terminara de hablar. Le sorprendía un poco la sinceridad que tenia al decirle las cosas, contarle cosas como esa a un completo desconocido, que además decía odiarte no era nada normal, claro… si es que aquello era real y no solo un truco para engañarlo, para hacerle creer en esas cosas –Es mucho más de lo que pude haber creído… no solo vienes de una importante familia, sino que además esta es una de vampiros…- comento con burla, no es que fuera realmente su intención, pero simplemente no pudo evitarlo, le había salido de forma natural. Tomo el vaso que había dejado el barman hacia ya varios minutos y bebió un poco –No solo son vampiros e importantes, también son caritativos…- rio por sus palabras y termino de beber el contenido de su vaso, dejándolo a un lado.

-Bien, ya me contaste sobre tu familia...- se giro un poco para poder estar completamente de frente al peli-azul y le miro con un tonta sonrisa –Por cierto… no creo que sea buena idea estar revelando cosas como esas a un desconocido… no sabes que podría hacer con toda esta información, claro… si es que es cierta…- se encogió de hombros y golpeo su vaso contra la mesa para llamar la atención del barman, pidiéndole con aquel gesto un poco mas y este no tardo servirle nuevamente –Además… dudo mucho que este sea el mejor lugar para estar diciendo estas cosas, deberías de tener más cuidado, niño…- canturreo mas atontado que antes, sacudió su cabeza, solo mareándose como resultado de esto. Al decir todo aquello solo buscaba que el otro confesara que se estaba mofando de el, y es que a pesar de todo aun se le hacía casi imposible creer en esas cosas.

Peino su cabello hacia atrás y luego se recostó en la superficie de madera, utilizando sus brazos como almohada y comenzó a jugar con el vaso, moviéndolo de un lado a otro, siguiendo el movimiento del liquido que este mantenía en su interior y rio infantil –Maldito alcohol…- susurro sin dejar de mirar el Whisky. Era tonto, pero odiaba el alcohol… tanto como lo amaba, era una contradicción, pero como traía cosas buenas, también traía malas, por lo que no era algo de lo que se podía confiar realmente, mucho menos cuando lograba atontarlo tanto.

-Cuéntame sobre tu raza en general…- pidió enfocando una vez más su atención en el peli-azul, algo en el comenzaba a verse diferente o solo… si debía ser eso, se había excedido con los tragos. Rio para sus adentros por sus absurdos pensamientos, tenía que mantener sus pensamientos en otro lugar -¿Es cierto todo lo que dicen…?, ¿qué son solo criaturas sanguinarias que matan a sangre fría solo por saciar su deseo por la sangre, en busca de un efímero placer…?- las palabras solo habían salido de sus labios. Eso era lo que solía decirse de los vampiros, aunque según daba a entender Victor eso no era del todo cierto –Dime qué tan ciertas son las cosas que se dicen de los vampiros…- exigió con algo de seriedad, para segundos después reír –Tu…- lo miro con diversión y luego miro su mano, con la que sostenía el vaso -¿Qué pasaría si vieras sangre en este momento?, ¿qué tanto puedes resistirte a ella, Victor…?- pregunto divertido, comenzando a apretar con fuerza el vaso que sostenía en su mano, con la clara intención de romperlo, pero no la suficiente para lograrlo, mirando a los ojos dorados del vampiro con clara provocación.

(Off: Eso me hace sentirme molesta con George T^T Por su culpa no sabré como es Viky en ese estado hasta que le dé la gana de ablandarse, aunque… aun queda la opción de que se emborrache o tal vez agregarle algo a la bebida xD!!

No, pero si así es lindo, los celos son geniales *o* Y no, ¿cómo crees?, George no es celoso, es mas no sabe lo que es eso… -miente-

G: -estrujado bufas fastidiado, pero no hace nada por respeto a que sea una mujer- No soy un juguete… -murmura antes de ser abrazado por Victor, a quien no duda en golpear para alejarlo- No me toques, niño…

¿Conoces algo para cambiar esta cosa? –señala a George-)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Sáb Jul 23, 2011 12:58 pm

De alguna manera, pudo notar como el profesor estaba algo..
¿Diferente? “Ebrio quizás...”pensó el peli azul, aunque no creía que estuviese ya fuera de sus cinco sentidos. De cierto modo eso le hizo gracia ya que el profesor no parecía ser alguien que se doblegara rápidamente ante los efectos del alcohol, y aunque podría aprovecharse de eso, ni de broma lo haría, no ahora que por fin había conseguido su atención y estaba calmado. Primero haría que le tuviera confianza, se fijara en el y luego le haría tantas maldades se le ocurrieran. Aunque no negaba que sería tentadora la idea de hacerle alguna travesura al profesor si este se ponía ebrio. Pero mejor no, si eso llegaba a pasar, podría hacer su buena acción del día y ayudarle a que llegara sano y salvo a donde sea que viviera, después de todo conducir medio ebrio no sería algo bueno.

Curiosamente, todo lo que hablaba mantenía un sentido muy bueno, no parecía estar desubicado, solo su apariencia y gestos le demostraban que estaba algo mareado, pero nada más, era interesante encontrarse con una persona así sin duda alguna. Esta vez termino rápido su trago y pidió otra bebida, en esta ocasión solo un poco de tequila rebajado con algo de agua mineral.

Negó ante sus palabras y embozo una sonrisa divertida.-Sensei~no creo que sea de los que se la pasan contando tanto mitote le llega a los oídos, confió en que no dirá nada.-Dijo con calma y con cierta diversión enmarcada en el rostro. Miro como el profesor pedía otro trago y sonrió para sus adentros era seguro que esa noche terminaba ebrio. Se encogió en hombros ante su comentario como restándole importancia.-No es como si de verdad me molestara en ocultar eso, muchas personas ya lo saben, por ejemplo...-Señalo al barman con la mirada.


Vio con cierta curiosidad como el profesor se recostaba repentinamente en la barra pero no dijo nada, y se dedico a seguir bebiendo gustosamente de su bebida. Reconsidero la idea de invitar al profesor a beber en otra ocasión, pero seguramente este se lo tomaría a mal y saldría con algo como “quieres emborracharme para abusar de mí” o algo así. Estaba algo pensante pero luego escucho la voz del lindo profesor y le miro de reojo. Luego pensó un poco las palabras y antes de contestar vio aquel gesto del mas grande. Sonrió con cierta superioridad y le miro casi como diciéndole “adelante” pero antes de que pasara algo soltó una risa algo divertida.-No me subestime, que como bien puedo hacer como que no pasa nada, también puedo saltar y chuparle toda la sangre y eso no sería bonito para los que están aquí.-Explico con tranquilidad.-Es divertido...a diferencia de lo que siente usted, cada momento que paso a su lado, hace que lo encuentre mucho más interesante.-Confeso con sinceridad absoluta.

-Vera, eso que dice usted puede ser tanto cierto como falso, depende ya de la persona a la que se refiera. Dentro de mi raza, hay “personas” diferentes, unas más controladas que otras, algunas se niegan a beber, otras gozan de hacerlo.-Explico mientras le miraba esperando que no fuera a romper el vaso y se hiciera daño, pues realmente no sabía cómo iría a reaccionar.-Supongo que es como todo, hay humanos que gozan de matar gente solo por el gusto de hacerlo y hay otros que gozan de proteger a los demás porque eso les da sensación de satisfacción y realización.-Se quedo algo pensante y luego desvió su mirada al vaso.- Aunque me atrevo a decir que los humanos son mucho mas sanguinarios que nosotros...que no tenemos elección de elegir si beber o no beber, si no lo hacemos sencillamente morimos o caemos en la locura, y si bebemos en exceso, pues también pasa lo mismo, yo en lo personal, nunca he matado a un ser humano para beber, pero si a vampiros que abusaron de eso.-Solto un suspiro vago y luego termino su bebida para pedir otra igual.

-Pero es difícil, resistirse a ese exquisito olor, sabor y color...es como una droga para mí, una la cual no puedo ni quiero dejar.-Con aires pensantes le miro y luego recordó como había estado tan cercas del cuello ajeno mientras estaban en la biblioteca.-El olor de su sangre es delicioso, y es raro encontrar eso hoy en día, con tantos medicamentos, narcóticos o cosas que la gente se inyecta en el cuerpo la sangre pierde su sabor.-Le sonrió con calma y luego se acomodo mejor en el banco.


OFF: xDDD! OMG creo que pasara mucho antes de que eso suceda -x- pero no importa! *o* yo se que Viky ablandara el corazón de George. X3 no creo que Viky lo haga ahora ¬x¬ primero se asegurara de que el sensei no lo odie tanto xD!

Awwww ya quiero ver a George celosin! *x* se vera mas moe de lo que ya es

V: ¬x¬ eso no me hace nada-Repone apretujándolo mas- Lo soltare si me da un beso –sonrisita picarona-

No lo cambies~asi esta perfecto *w*
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Dom Jul 24, 2011 11:38 pm

Sonrió de medio lado al escucharle, eso era algo evidente. Hacer algo como eso sería infantil, además… Como detective había aprendido a mantener la confidencialidad de sus clientes, nunca antes había traicionado a uno, nunca había sido del tipo de persona que anduviera contando los secretos de los demás a cualquiera, y no tenia porque cambiar con aquel chico, por muy mal que le cayera sabía que no era lo mejor. Chasqueo la lengua como una muda afirmación a sus palabras y luego miro al barman –Supongo que si es tan común como tú dices… no hay porque mantener en secreto lo que eres…- comento para sí mismo, sin apartar la vista del hombre con cierto recelo, por un momento pensó que era una de las pocas personas que lo sabían pero no, es solo una más del montón, pero… ¿Por qué tendría que importarle? Una vez más maldijo para sus adentros al Whisky que estaba bebiendo, el cual le estaba haciendo pensar más de la cuenta, y suspiro.

Escucho lo que decía, mirándole de forma retadora y sonrió complacido –No lo harías… ¿O sí?- se humedeció los labios y se despeino un poco –No creo que seas capaz de hacer algo como eso, no si te atraigo tanto como dices… No pensé que fueras del tipo de personas a las que le importaran los demás…- se encogió de hombros tras decir aquello y sonrió imperceptiblemente. Se mantuvo en silencio luego de aquello y escucho lo que dijo después, estaba de acuerdo, algo que nunca pensó, pero era cierto, ellos lo hacían por instinto, supervivencia, y los humanos solo hacían esas cosas por subir de rango. Apretó un poco más el vaso mientras pensaba en aquello, luego desvió su mirada y suspiro con pesadez –Supongo que debes defender a tu raza… aun así…- lo miro con un deje de furia en sus ojos –Acepto que nosotros los humanos somos una de las peores razas que hay… claro si es que hay mas…- se encogió de hombros y se enderezo en su lugar, aun había una parte de él que se negaba a creer en los vampiros, sintiendo un leve mareo –Pero tampoco quiere decir que todos sean unos sanguinarios… y según me dices ustedes los vampiros no son ningunos santos…- gruño leve y volvió a aflojar su agarre en el vaso, no estaba seguro de que pretendía hacer con eso, es mas… ya ni recordaba porque lo estaba haciendo –Tienen más alternativas… pueden beber algún otro tipo de sangre y no es necesario que acaben con la vida de quien les sirva como fuente de alimento, ¿cierto?- explico no muy seguro de lo que decía, sintiéndose algo tonto porque una parte de él comenzaba a creerle aquello de los vampiros –Dime… ¿eres el defensor de los humanos o qué?- pregunto con sorna y soltó una risita burlona. La verdad es que poco le importaba que tipo de vampiro era el, aunque ya se lo había dado a entender antes, tenía que cuidarse de no cometer errores, después de todo… venia de una familia importante, ¿no?

Al escuchar lo siguiente que dijo un suave suspiro escapo de él y recordó porque estaba apretando el vaso, sonrió ladinamente y enfoco sus ojos cafés en los dorados del chico –¿Te atrae mi sangre, vampiro?- pregunto con diversión y apretó un poco más el vaso, sintiendo que en cualquier momento cedería -¿Quieres probarla…?- fue lo último que dijo antes de romper el vaso, sintiendo al instante como algunos cristales se incrustaban en su piel y como el alcohol causaba un punzante ardor en las heridas, por su parte solo frunció el entrecejo y soltó un ronco gruñido, pero para ese momento su sentido del tacto estaba algo adormilado, por lo que aquello no había dolido tanto como debería. Con cuidado abrió su mano y dejo caer los trozos de vidrio, al tiempo que le dedicaba una media sonrisa y una mirada perdida al otro, aun podía sentir como el alcohol quemaba en aquellas heridas y también como la sangre brotaba de estas.

Se humedeció los labios y los mordió suavemente, buscando olvidar aquel dolor que sentía –Dolió más de lo que creí…- jadeo con la voz algo ahogada. Escucho una exclamación de sorpresa y giro su rostro, encontrándose con la mirada sorprendida del barman, a quien le dedico una leve sonrisa y negó con su cabeza, indicándole que no había pasado nada y que solo había sido un accidente, el hombre asintió y le extendió un trapo húmedo, limpiando luego el pequeño desastre que había hecho. Dejo el pañuelo a un lado y con ayuda de su otra mano comenzó a sacar los restos de vidrio que aun estaban incrustados en su piel, soltando suaves quejidos, al terminar miro la mano y luego tomo el trapo, limpiando un poco la sangre, manchando la tela blanca de esta con el liquido carmín. Desvió su mirada al menor y le sonrió con diversión, mostrándole el pañuelo manchado -¿Lo quieres?-

(Off: Si, yo también estoy súper segura de que lo hará xD!! ¿Odiarlo?, pero… ¿Qué te hace creer eso? xD!! Si mi bebe ama al tuyo –nótese el sarcasmo- Pero no importa, no creo que lo odie mas xD!!

Celoso es algo infantil ^^U Ya sabes cómo son todos esos hombres serios xD!!

G: -frunce el entrecejo y gruñe al sentir que lo aprieta, sonriendo divertido por su petición, lo tomo por el mentón- ¿Un beso?, lo hubieses dicho antes… -le guiña un ojo pícaro y se acerca, pero antes de siquiera rozar sus labio lo golpea en el abdomen con la rodilla- ¿Te gusto el beso?

Que mala… ya tenía preparada la caja para enviarlo a otro país…)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Mar Jul 26, 2011 3:04 pm

-Depende….-Dijo con una sonrisa divertida dibujada en los labios.-Pero no me provoque profesor.- Repitió con su calma de siempre, mientras le escuchaba. Realmente no se consideraba alguien que de verdad pensara siempre en el bienestar social, de hecho a su parecer el solo se preocupaba por el mismo y por una que otra cosita relevante, como la de evitar el tener a toda una marabunta de gente intentando matarlo por ser un vampiro.

Se quedo un poco pensante a la cuestión sobre si podían beber de otra sangre.-Vera es difícil beber de otro tipo de sangre por que no sabe igual, la de los animales tiene un sabor no muy agradable así que preferimos la de los humanos que aporta más energía y valla, tiene un mejor sabor.-dijo para después dar otro sorbo a la bebida que hacía unos momentos le habían llevado, con calma acerco el pequeño vaso de cristal y bebió lentamente. También estaba el hecho de beber de otros vampiros pero esa era una práctica poco empleada ya que podría malinterpretarse o era algo así como una práctica prohibida, el solo había bebido en un par de ocasiones de su madre y de su padre pero sin que nadie mas lo supiera, sabia raro, y a su parecer era mucho mejor la sangre humana.

-Claro que defiendo mi raza, pero no porque crea que somos superiores, sino mas bien por ética.-Dijo restándole importancia a ese hecho y embozo una sonrisa de medio lado algo divertida.-Y no, no soy un defensor de los humanos, no podría serlo cuando ellos son mi alimento, solo me encargo de controlar que no sean demasiado frecuentes las muertes por mordidas de vampiros, seria molesto tener a toda una sarta de humanos furiosos intentando aniquilarnos.-Dijo con burla de solo reconsiderar esa idea que le parecía por demás tonta y sin sentido, matar a un vampiro no era como lo decían los cuentos que siempre se contaban por ahí, era cosa seria, hacía falta más que una estaca de madera y plata. Mucho más.

Rio por los términos empleados para referirse a el, realmente se consideraba mas que un defensor una muy buena amenaza para los humanos, y si los defendía, bien había dicho el, era para controlar la tasa de mortalidad en los humanos por mordidas de vampiros, era mejor que la enorme mayoría de los humanos ignorara que seres como el existían, de otro modo, serian considerados como fuertes amenazas y quizás hasta intentarían eliminar la raza de Victor cosa que era realmente difícil, sobre todo si se trata de un purasangre como el, un inmortal.

Asintió sin pena a la pregunta. Pero al escuchar la segunda cuestión y ver después como aquel vaso se rompía se quedo un poco serio, esperando sentir el impulso por beber pero por fortuna parecía que esta ves no se iba a hacer muy presente…o al menos eso sentía pues a los pocos segundos de ver como empezaba a brotar la sangre de la herida del profesor, los ojos amarillentos y penetrantes del peli azul cambiaron por aquel color rojo intenso y tenebroso que indicaba que en efecto había reaccionado ligeramente. Embozo una sonrisa algo burlona mas que nada para si mismo y no se acomidió a ayudar al profesor porque sencillamente sería peligroso si tenía contacto con aquel liquido de color rojo.-No gracias~.-contesto cuando le ofreció el pañuelo.-Es tentador el ofrecimiento pero no.-Contesto muy seguro sabiendo que el color de sus ojos no cambiaria hasta que ese apetitoso aroma se fuera del lugar.

Se atrevió a aspirarlo un poco, solo un poco lo suficiente para soltar un suspiro de pura satisfacción cuando el aroma circulo por todo su sistema respiratorio. Rico sin duda y ese exquisito aroma solo corroboraba el hecho de que realmente era deliciosa la sangre del profesor.-Sensei debería de tener más cuidado~.- sugirió mientras bebía de un solo sorbo lo que le quedaba en el vaso y pidió otra bebida.-Esta bien?.-Pregunto con curiosidad mientras miraba de reojo la herida, parecía profunda pero era pequeña.


Off: Omg xD eso es un buen consueli -x- por lo menos ahora ya se que Viky no puede ser mas odiado *x*

Siii awwwww pero se ven mas lindos cuando están celosos *w*

V: -Sonrio con burla al oir que aceptaba, pero al sentir el golpe solo se quejo apenitas y en un momento de descuido se acerca a sus labios para robarle un beso- Cortito pero me gusto~ Sensei~ soy un vampiro inmortal esas cosas no me afectan

xDDDDD y a que país lo ivas a mandar?
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Jue Jul 28, 2011 3:52 am

Escucho con atención sus palabras, aparentando completo desinterés por cualquier cosa que saliera de sus labios, la verdad es que no quería que se diera cuenta de que aquello comenzaba a parecerle interesante, aunque eso se lo atribuía al alcohol, aun cuando sabía que no era así, al menos no del todo. Sonrió con burla y luego rio por lo que dijo, mirándolo con una de sus cejas levemente arqueadas –La verdad no me parece mala idea que se deshagan de ustedes…- mintió encogiéndose de hombros, cuando en el fondo sabia que aquello no era cierto. Claro que le molestaba el hecho de que acabaran con toda una raza solo por un capricho de creerse desplazados por una raza “superior”, por temor a perder el control que nunca han tenido y que siempre han creído poseer. Estaba seguro de que si intentaban aniquilar a seres como esos terminarían muertos, sobre todo si estos poseían todos habilidades como Victor, quien podía controlar el hielo, en cambio, un humano es incapaz de hacer algo similar y probablemente sus armas no servirían de nada.

Bufo con decepción al escuchar su respuesta y lo miro fastidiado a los ojos, notando como era ahora el color rojo el que brillaba en estos, ese que antes había visto en la biblioteca y que tanto le había intrigado. Miro el pañuelo y lo movió de un lado a otro, notando como este desprendía el olor a Whisky el cual opacaba totalmente el olor de su sangre -¿Qué clase de vampiro eres?- pregunto entre dientes. La verdad es que esperaba que se lanzara sobre el pañuelo lleno de sangre, pero claro, debió saber que eso no sucedería, el mismo se lo había dicho, sabia controlarse ante esas cosas, lo que realmente le fastidiaba los planes. Entorno los ojos y fijo su atención en un grupo de hombres que bebía un poco lejos, al parecer en una zona reservada, parecían recién salidos de la oficina y parecían muy divertidos, aquella situación le recordó cuando salía con algunos compañeros del cuartel luego de resolver exitosamente un caso.

-No fue un accidente…- aseguro, fijando una vez más su atención en él y sonriendo con algo de diversión –Solo quería probarte, fue un fracaso total… ¿no se supone que deberías de sentir deseo por mi sangre?- pregunto fingiendo estar ofendido y acerco su mano hasta sus labios, lamiendo la herida con la punta de su lengua, nunca le había desagradado el sabor de su sangre, y mucho menos ahora que este estaba combinado con el Whisky. Cerró sus ojos, disfrutando del metálico sabor y luego alejo su mano, abriendo lentamente sus ojos, mirando la herida, notando como aun brotaba el líquido rojizo de esta.

Una vez más tomo el pañuelo, con su dedo índice y pulgar, y lo movió de un lado a otro, una vez más, con la esperanza de provocarlo, realmente quería ver a aquel chico lanzarse sobre un trozo de tela solo porque olía a sangre, pero lo más seguro es que nuevamente se negara, solo dejo el trapo a un lado y se puso de pie, camino hasta quedar junto al peli-azul y se sentó a su lado, sonriéndole de forma divertida –Es algo humillante saber que te gusto y que aun así eso no sea suficiente para que mi sangre te enloquezca…- susurro con fingido desconsuelo –Justo cuando comenzaba a creerte eso de los vampiros… me hiciste cambiar de opinión, ahora dudo que todo esto sea cierto…- comento con tranquilidad. Vio como el barman dejaba un trago frente al ahora oji-rojo y tomo el vaso para beber un poco de su contenido, frunciendo leve el entrecejo, pues no era uno de sus tragos preferidos. Sabía que aquello no era del todo cierto, no había forma de que sus ojos cambiaran de esa forma solo porque si, debía haber algo mas, pero poco le importaba en ese momento si era porque realmente era un vampiro o solo un truco, lo único que quería lograr era que el otro cayera, sin darse cuenta de que el también lo haría si algo llegaba a salir mal, pero tanto alcohol en su sistema no le dejaba pensar con tanta claridad, habían huecos que no había considerado, algo que no haría en pleno uso de su razón.

Con su dedo índice delineo la herida, frunciendo un poco el entrecejo por el escozor que aquello había causado, miro su dedo manchado y luego los labios del contrario, dibujando una media sonrisa en los propios, subiendo lentamente hasta toparse con sus ojos carmín –Estoy seguro de que eres muy capaz de controlarte, ¿cierto?- pregunto ladeando un poco su cabeza, acercándose más al contrario, sin dejar de sonreír en ningún momento –Tal vez un simple pañuelo manchado no sea suficiente, pero…- con su dedo mancho los labios del vampiro, para luego hacer rozar este con su lengua -¿Qué me dices de esto?, ¿aun te resistirás?- pregunto con sorna y apoyo la palma de su mano en la mejilla del estudiante -¿Mi sangre no es lo suficientemente buena como para que dejes de lado eso que te detiene?-

(Off: No te preocupes, mientras este tomado se olvidara de ese odio que siente por Victor xD!! Si, los celos son de lo más divertidos *o*

G: -sonríe triunfal al creer que le había hecho daño, sintiendo luego el roce de sus labios. Frunce el entrecejo molesto y golpea su mejilla con su puño- Maldito niño, quién te crees para hacer eso

Solo dije que tenía la caja… pero supongo que el país más alejado que se pueda xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Lun Ago 01, 2011 4:47 pm

Victor sonrió con cierta gracia al ver la decepción en el rostro ajeno después de haberse negado a tomar el pañuelo. No era que no se viera tentando, de hecho, estaba muy inquieto por el olor de la sangre, pero debía de tranquilizarse y no dar una escenita ahí, no le agradaba ser el centro de intención, al menos no en ese aspecto. Cuando bebía o se excitaba por el olor de la sangre, siempre procuraba que fuese en un lugar cerrado, lejano, sin personas mironas alrededor, le gustaba la privacidad y eso era algo que por ahora no tenia, pero en cuanto viera la oportunidad de estar con el sensei a solas seguramente aprovecharía y le daría unos cuantos “bocaditos” solo para probar un poco.

No respondió a su pregunta, solo sonrió burlón, casi como diciendo “es inútil” el no iba a caer con un simple pañuelo, pero cuando el profesor se acerco a su lado, le miro un tanto curioso, debía de ser cuidadoso si no quería caer en las tretas del mas grande, por fortuna, el estaba complemente consiente, en sus cinco sentidos, sin delirar ni un poco, por supuesto no podía decir lo mismo del pelinegro, quien obviamente no estaba del todo bien, aunque aun no parecía estar muy bajo los efectos del alcohol. Soltó una risa divertida cuando escucho aquellas palabras de despecho. Era divertido oír eso salir de los labios del profesor tan serio.-No se preocupe sensei~que ya pronto beberé de usted.-Afirmo, pues George no se salvaría de tener los colmillos de Victor encajados en su cuerpo eso era seguro y definitivo.

Miro con tranquilidad como el mas grande bebía un poco de su trago y luego examino aquella expresión que apenitas y demostraba el desagrado por la bebida, bien, sabía que era un poco fuerte, o quizás mas bien un poco diferente al gusto, pero le agradaba a el por la diferencia de sabores, al ser tequila, era un poco más agrio por así llamarle y dejaba una sensación diferente a la de otras bebidas alcohólicas en la garganta. Tomo su bebida y dio un trago suave y pequeño, degustando con tranquilidad su sabor. Se dio solo unos cuantos segundos para mirar el lugar, parecía mas solo, solo estaban el y el profesor y un grupo de hombres que parecían pasarla bien, y el barman, claro, era agradable estar en un lugar así de solitario.

Regreso su mirada a donde el profesor cuando le escucho hablar de nuevo y le miro con una sonrisa aun en los labios. Claro, un simple pañuelo no ayudaba para que Víctor perdiera el control, y estuvo a punto de hacer mención de nuevo sobre lo de beber pronto de el, pero, cuando sintió aquel dedo travieso sobre sus labios y el olor de la sangre tan cercas, demasiado cercas su ojos parecieron adquirir un tono más intenso y luego….
Se estremeció de pies a cabeza en el momento justo en que su lengua rozo contra aquella herida. Se relamió los labios y suspiro profundamente para calmarse y no hacer una escenita ahí mismo. Embozo una sonrisa burlona y al sentir aquella mano sobre su mejilla se inclino un poco para quedar muy cercas de los labios ajenos.-Sensei~ deje de jugar conmigo.-Susurro como sugerencia pues se podía controlar pero no hacia milagros, su situación era como poder a un drogadicto en una habitación cerrada junto con veinte kilos de marihuana, un completo reto de resistencia.

Saboreo aquel liquido rojo que había quedado en sus labios y luego alzo su mano para sujetar con suavidad la mano del profesor que yacía sobre su mejilla, miro aquella herida y se relamió los labios nuevamente y sin contenerse, acerco sus labios a donde la herida para lamerla un poco. Si, no podía resistirse, era demasiado bueno como para dejarlo pasar, pero, no era como si deseara conformarse con tan poco.

Y sin siquiera pedir permiso alguno, recorrió con su lengua hasta donde estaba la palma de su mano, y encajo los colmillos en esta, bebiendo ligeramente de la sangre del profesor, mientras le miraba casi como transmitiéndole aquella insaciable sed suya que repentinamente había aparecido en el. Sabía que o se llevaría un buen golpe o el profesor por ahora lo dejaría pasar por lo que tras haber bebido durante unos escasos segundos se alejo, lamiendo la herida para que su saliva la hiciera sanar mas rápidamente y luego sonrió dejando con tranquilidad su mano.-Delicioso…-Murmuro con satisfacción y luego limpio la comisura de sus labios que se habían manchado un poco.

-Lo siento sensei, pero no me pude resistirme dije que su sangre olía deliciosa y sabe realmente bien.-Afirmo con tranquilidad mientras que trataba de hacer que sus ansias por mas sangre cedieran.


OFF: xDDD entonces hay que dejarlo bn ebrio para que ame a Viky (¿?) ok no x3!
Sii -x- los celos hacen las cosas mas interesantes y mas aun si los dos son celosos x3

V: Sensei~ que cruel –dice quejándose un poco luego del golpe en su rostro- Esta agrediendo a un estudiante, eso puede meterlo en problemas –le mira con despecho finguido y sonríe con suavidad-

xDDD! No seas mala con tu bebe -w- ya verasque luego se porta bien y no habrá necesidad de mandarlo lejos x3
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Mar Ago 02, 2011 5:33 am

Frunció levemente el entrecejo al escucharle y bufo con burla, la verdad es que aquello de cierta forma le intrigaba, quería saber cómo se sentiría, aunque lo más seguro es que fuera una dolorosa y molesta sensación; ni siquiera se sintió con ánimos de responder, más que nada porque no sabía cómo, así que solo chasqueo la lengua fastidiado

Se sintió complacido cuando sintió que el otro perdía un poco el control, notando como sus ojos eran inyectados por aquel atrayente color rojo, y más aun al notar aquel estremecimiento que recorrió el cuerpo del menor, su plan había funcionado y aun no caía en cuenta de que aquello había sido realmente tonto de su parte. Se estremeció un poco al sentir su lengua rozar contra su piel, mordiéndose imperceptiblemente el labio inferior por la leve sensación de ardor que aquello había causado –Es sorprendente… creí que con esto sería suficiente, pero aun te resistes- le halago con burla, mirándole con los ojos entrecerrados mientras se acercaba, cosa que no le molesto en lo absoluto, o al menos, eso le quiso hacer creer. Ladeo un poco su cabeza y acaricio su mejilla mientras fingía inocencia –No estoy jugando contigo, tómalo como… un experimento- rio entre dientes y se dispuso a alejarse, aquello era más que suficiente, pero antes de poder lograrlo el otro le tomo por sorpresa por la mano, abrió un poco grande sus ojos, pero no forcejeo, solo lo miro curioso, en espera de algún movimiento por parte del contrario, el cual no tardo en llegar, sorprendiéndole de forma notable, soltó un suave suspiro y tenso su mano, pasando saliva con dificultad.

-¿Qué haces?, te dije que no…- un quejido escapo de sus labios cuando su lengua fue sustituida por sus dientes, acción que le tomo desprevenido. Cerro sus ojos con un poco de fuerza e intento cerrar su mano, pero simplemente no pudo, y con dificultad entreabrió sus ojos para mirarle. Cuando se alejo suspiro aliviado, sin saber cómo reaccionar, ¿qué debía hacer? La verdad no mucho, aquello había sido su culpa por estarlo provocando, pero no esperaba que realmente fuera un vampiro, en el fondo esperaba que aquello no fuera más que una broma de su parte, pero ahora caía en cuenta de que no era así.

No dijo nada al escucharle y solo miro su mano, notando como la herida tenía el aspecto de ser vieja, ya casi curada por completo –Espero que lo disfrutaras…- susurro con un hilo de voz, pero luego le miro con una media sonrisa –Porque será lo único que pruebes de mi- aseguro ya sin estar del todo seguro. Si los mitos que había escuchado sobre los vampiros eran ciertos no había forma de que pudiera hacer algo contra Victor, aunque… tampoco es como si aquello hubiese cambiado su opinión de él, la verdad, le iba y venía que fuera un vampiro, un hombre lobo o un chico radiactivo, eso no cambiaría nada.

-¿Sabes algo…?- se acerco a él, más específicamente a su oído –Un par de chicos de aquel grupo te están mirando- palmeo su mejilla con algo de fuerza y se puso de pie, notando como se tambaleaba un poco por los tragos demás que se había tomado, como pudo se enderezo y se estiro, bebiendo el resto de Tequila que quedaba en el vaso del peli-azul, sintiendo el ardor que causaba este al bajar por su garganta, gruño y cerro sus ojos, para luego volver a mirar los ojos rojos del menor -¿Por qué no te vas con ellos y me dejas solo?- se acomodo un poco la camisa e intento caminar, pero solo logro tambalearse un poco más, sin duda alguna había sido mala idea ir a beber sin haber comido nada antes, ya que de esa forma solo lograba acelerar lo inevitable –Yo necesito, no, yo quiero estar solo- lo miro sin expresión alguna –Así que cuando vuelva, espero no encontrarte. Se podría decir que ya cumplí con lo que te prometí, pasamos un tiempo juntos, incluso deje que bebieras de mi- se encogió de hombros y comenzó a caminar al baño de forma torpe.

Abrió la puerta y luego la cerró tras él, como esperaba el baño estaba desocupado. Camino a uno de los lavabos y abrió la llave del agua, dejando que esta corriera libremente, se mojo las manos, lavándolas y luego llevo un poco del cristalino liquido a su rostro para refrescarlo, incluso mojo su cabello, tirándolo hacia atrás, sintiendo como algunas gotas se deslizaban por su cuello y pecho, suspiro con calma y miro su reflejo en el espejo –Tal vez deba llamar a un taxi…- farfullo mientras rozaba sus, algo, sonrojadas mejillas por causa del alcohol. Sacudió su cabeza, salpicando el exceso del agua de su cabello, para luego girarse, apoyándose en el mármol mientras suspiraba y miraba su mano -¿Eso realmente paso?-

(Off: Tu trae el alcohol, yo hago que lo beba xD! Bueno, tienes razón, no… -.- ¿Celos?, pero si George no es celoso xD!!

G: -se sorprende al escucharle y desvía la mirada gruñendo- No creo que digas nada… Además, tu comenzaste –murmura entre dientes- ¿Estás bien?

Pero si me porto bien, lo iba a mandar de vacaciones, eso es algo bueno, ¿no? xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Mar Ago 02, 2011 5:13 pm

Había sido solo una mordida superficial, pero realmente había disfrutado de aquel exquisito sabor, de haber sido posible le hubiese gustado beber un poco más, saborearle más, poder degustar de una forma pausada y lenta el líquido rojo que pasaba por su garganta, pero, no podía, no por ahora. Espero tranquilo a que el profesor le diera un buen golpe o le alzara la voz amenazándolo de muerte, pero en lugar de eso, solo recibió aquellas palabras, lo cual sin duda le extraño, eso solo le demostraba que o de verdad le daba igual que lo mordiera o estaba ya de plano bajo los efectos del alcohol. Si, lo admitía, le preocupaba un poco, en ese estado no era bueno que el profesor anduviera solo, empezando por el hecho de que así, alguien podría aprovecharse de el y eso sin duda no lo permitiría y segundo porque podría hacer alguna tontería y terminar lastimado y tampoco quería que su sensei resultara herido.

Dejo que el profesor le susurrara aquellas palabras al oído y embozo una sonrisa ladina y le miro casi como diciendo “¿y eso qué”. Víctor iba realmente enserio con el profesor, y no tenía muchos planes ya de andar de caliente con otros, al parecer tendría que demostrarle semejante cosa al más grande pero por ahora mejor se mantendría ya al margen, consideraba que lo de la mordida ya había sido un acto imprudente de su parte y que así solo lograría ahuyentarle.

Le miro un tanto serio cuando este hizo el intento de levantarse y se tambaleo un poco, si no fuera porque ya le había mordido y no podía propasarse más con él se habría burlado de su situación. Soltó un suspiro realmente pesado al oírle y luego miro su vaso vacio, si seguía bebiendo el profesor se pondría aun peor, quizás no sería de su incumbencia pero bueno, Victor también tenía su lado bueno, muy muy muy…..muy en el fondo lo tenía, además si algo le pasaba a su profesor lo más seguro era que no fuese a trabajar durante unos días lo cual significaba, no poder acosarlo dentro de la escuela.

No dijo nada cuando escucho lo último, y sencillamente se quedo ahí sin siquiera voltear a ver al grupo de chicos que había mencionado. Antes de irse se aseguraría de que el profesor por lo menos saliera bien del bar, era ya muy tarde así que no era bueno que anduviera por la ciudad como si nada, o que manejara así si es que traía auto propio. Pidió otro trago, pero ahora solo una medida pequeña de puro vino. Con tranquilidad se dedico a degustar su sabor mientras se quedaba un tanto pensante. Ni siquiera el vino podía quitar el sabor de la sangre ajena de su cavidad. Se maldijo mentalmente, porque sabía que eso en si era un poco patético, no poderse controlar y morder al profesor solo porque olfateo su sangre por unos momentos.

Aun sentía la necesidad de beber más, pero si no se controlaba terminaría mordiendo a cualquiera de los que andaban por ahí y no podía permitirse hacer eso, causaría un leve alboroto y no seria justo para el dueño del lugar. Respiro hondo, para tratar de calmarse sin importarle siquiera que el profesor fuera a regresar y se quejara por que el aun seguía ahí. A su parecer era mejor que se mantuviera en el bar, que era un lugar cerrado a andar por la calle y tener la posibilidad de morder a cualquiera.

Alzo una de sus manos hasta sus cabellos azules y los hizo un poco hacia atrás, luego alzo su mirada y se topo con su reflejo en una de las botellas de vino que tenía el barman bien acomodadas en estantes frente a la barra y empotrados a la pared. Sus ojos seguían rojos…
No, estaban realmente rojos, brillaban, eran notorios, su sed no se calmaría hasta haber bebido un poco mas y eso sin duda le molestaba. Se quedo un poco serio y luego miro de reojo a los que estaban en el bar, un grupo de hombres que en efecto le miraban y el barman, quien sabe a dónde se habría ido el profesor. Por unos momentos considero la idea de beber de uno de ellos, pero termino por bufar con molestia y tomarse lo que le quedaba de vino de un solo jalón. Se levanto repentinamente del banco y pago lo que había estado bebiendo, luego también pago lo que el profesor había bebido, solo porque le dio su regalada gana hacerlo y salió del bar por unos momentos, si se calmaba volvería a entrar pero si no lo hacía no entraría o terminaría por morder a alguno de los clientes. Cuando salió se recargo en una de las paredes del bar y cerró los ojos para dejar que el aire fresco le pegara contra el rostro.



OFF:*x* -se trae un monton de bebidas alcohólicas- Listo! Emborrachémoslo xDDDD! Y luego lo encerramos en un cuarto con Viky a ver que pasa x3!

V: -Sonrisa victoriosa- No no lo estoy~ ahora me debe un beso por haberme golpeado, si lo hace no diré nada

A bueno asi si! *X* mandalo de vacasiones junto con viky a una isla decierta xDDDD! Seguro que George se la pasa en un lado de la isla y Viky en otro xD!
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Miér Ago 03, 2011 1:55 am

Minutos después salió del baño, aun sintiendo como algunas gotas de agua resbalaban por su piel, sin duda ahora se sentía mucho mejor, el agua le había ayudado a relajarse un poco y también a que los efectos del alcohol bajaran un poco. Camino de vuelta a su asiento, sin percatarse de que el menor ya no estaba cerca, rasco su nuca despreocupadamente y entrecerró sus ojos mientras fruncía el entrecejo, tomo asiento donde antes había estado y se recostó en la barra, pero pronto algo le pareció extraño, algo faltaba, pero… ¿Qué era? Miro a su alrededor sin muchas ganas y se sintió algo torpe, recién notaba que Victor realmente se había ido, no esperaba que desistiera tan rápidamente, pensó que sería más insistente y que se negaría a marcharse así porque si, se encogió de hombros y hundió su cabeza entre sus brazos, sintiendo sus parpados algo pesadez. Definitivamente, lo mejor sería llamar a un taxi, no sería buena idea que condujera en ese estado, sabía que se había excedido con los tragos, además, comenzaba a sentirse algo cansado, no sería seguro estar detrás del volante en ese estado, podría regresar por su auto al día siguiente, o tal vez pedirle a alguien del hotel que fuera por él.

Con pesadez levanto su cabeza y se estiro un poco, fijando su vista en el barman, a quien llamo con un ligero movimiento con su mano, este no tardo en acercarse mientras limpiaba un vaso con un pañuelo blanco, justo como el que le había ofrecido cuando tuvo aquel “accidente” con su vaso. Lo miro con algo de fastidio y pidió la cuenta, pero este le informo que esta ya había sido saldada, no pudo evitar extrañarse, pero no dijo nada, suponía que había sido Victor quien había cubierto sus gastos, cosa que le molesto un poco, el podía pagar por lo que bebía, no necesitaba que nadie más lo hiciera. Con disimulo desvió su atención al grupo de jóvenes al otro lado de la habitación, mientras el barman continuaba con su trabajo, y noto que faltaba uno de los chicos –Lo hizo…- susurro para sus adentros y sonrió con amargura; lo que no sabía es que aquel hombre se dirigía en ese momento al baño, aunque, realmente no tenia porque importarle.

Le dijo al hombre de la barra que llamara a un taxi del hotel y sin decir nada más se alejo, al tiempo que sacaba una cajetilla de cigarros del bolsillo delantero de su pantalón, lo llevo a sus labios y encendió, inhalando el humo con deleite, conteniéndolo antes de dejarlo salir con calma, cerrando los ojos mientras suspiraba. Tomo el cigarrillo con su dedo índice y corazón, observándole con la mirada perdida antes de llevarlo nuevamente a sus labios, antes de darse cuenta este había sido consumido y arrojo la colilla al suelo, pisoteándola con su zapato, apagándolo antes de continuar caminando, al tiempo que encendía un nuevo cigarrillo –Realmente resultaste ser como esperaba… aunque… por un momento creí que serias diferente…- murmuro entre dientes.

Salió del lugar, notando rápidamente como la fría brisa chocaba contra su rostro algo cálido, haciendo un excelente contraste entre ambas temperaturas, y fijo su mirada en el oscuro cielo, ignorando todo a su alrededor, incluso al vampiro que se encontraba en una pared cercana. Continuo fumando, mientras caminaba, alejándose un par de metros de la entrada de aquel bar, esperaba que su taxi llegara pronto, realmente quería volver a su habitación, tomar una larga ducha de agua tibia y finalmente dormir hasta el lunes de ser posible.

Se acerco a su auto de forma lenta, al tiempo que sacaba las llaves de este y quitaba la alarma y el seguro, abrió la puerta y entro en el, sentándose en el asiento del copiloto, dejo caer las llaves a un lado y de forma torpe tanteo a su alrededor hasta dar con la llave de su habitación, aun así no se movió y solo dejo caer su cabeza hacia atrás, mientras dejaba caer el asiento, dejándolo de tal forma que le sirviera de cama, descansaría un poco hasta que el taxi llegara, lo que no esperaba era quedar semi dormido, algo torpe de su parte, pues había dejado el auto abierto.

(Off: Vaya, pero que mala, emborrachar a mi bebe para que Victor se aproveche de él ¬¬ Deberías de sentirte avergonzada –dándole una botella de alcohol a George- ¿Esta habitación está bien? xD!!

G: Me harías un favor si me acusas… Ya no tendría que verte mas –sonríe triunfal- ¿Realmente crees que te besare?, preferiría perder mi trabajo, niño

-con dos boletos en la mano- Si!! ¿Qué te parece la isla donde dejaron al capitán Jack Sparrow?, ya sabes, en la que guardaban el ron xD!!)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Miér Ago 03, 2011 5:49 pm

Parecía que todo intento por calmarse no funcionaria esa noche. La sangre del profesor le había dejado sediento, ansioso, tenía ganas de mas, quería encajarle los colmillos nuevamente, beber y beber hasta quedar saciado. Pero también sabía que le era imposible hacer eso, no quería dejar en un mal estado al pelinegro, curioso pero cierto. Soltó un suspiro de lo más pesado nuevamente y mantuvo sus ojos cerrados dejando que la brisa fresca aun chocase contra su rostro meciendo de manera juguetona sus cabellos finos azulados. Embozo apenas una sonrisa al sentir esa pequeña y reconfortante sensación, pero como era de esperarse, eso no le calmo demasiado, sentía aun que la garganta le quemaba y esa no era una sensación agradable.

Pensó en entrar quizás si tomaba otro poco se le calmaría la sensación, pero justo en el momento en que reconsidero bien la idea, vagamente escucho la voz del profesor, que se aproximaba a la salida. No abrió los ojos y permaneció en su lugar, algo intrigado por sus palabras. Ignoraba lo que había pasado por la mente del profesor y el hecho de que este pensara que se había ido de caliente con otro, por lo que él solo relaciono esas palabras que gracias a su desarrollado sentido del oído había escuchado, con el hecho de haber pagado lo que él había consumido.

Cuando escucho como el profesor abría la puerta del lugar y salía, se mantuvo callado y se permitió aspirar un poco su delicioso aroma pero también se percato del aroma a tabaco lo cual le hizo bufar un poco molesto. Su nariz tan sensible no soportaba los olores como los del cigarro o los que emanaban los autos viejos por medio del escape. Luego de unos segundos Victor abrió los ojos y noto que el profesor estaba frente a un auto, encaro una ceja, ¿De verdad se iría manejando?. Lo miro un tanto pensante, pero cuando vio que solo se recostaba en el sillón del auto que por cierto había dejado abierto no pudo evitar el suspirar algo aliviado.

Sin dudarlo se acerco a donde estaba el, embozo una sonrisa un poco tranquila y se recargo en el auto, con cuidado de no causarle algún rayón.-Sensei~ si se queda dormido aquí se va a resfriar.-Dijo como haciendo notar lo obvio y quizás inminente más que como burla o algo por el estilo. Mantuvo su mirada al frente, sin siquiera mirar al profesor pues sus ojos eran demasiado notorios, tan rojos y brillantes, le resultaba molesto encontrarse en ese estado, además ese color rojo solo indicaba que desde que había bebido del profesor no había probado ni una sola gota de sangre.-Sabe no será bueno que maneje en ese estado, no se ve muy bien, ¿quiere que lo lleve hasta donde vive?.-Ofreció su ayuda de manera completamente sincera y tranquila, estar en ese estado sediento, Victor se comportaba diferente de su actitud normal y cotidiana, eso se debía a que traía tantas cosas en la cabeza que no podía ni siquiera coquetear agosto, entre la necesidad de beber, las ansias de morder a alguien y el pensamiento estúpido de no querer hacerlo por no causar alboroto, poco espacio le quedaba para siquiera pensar en decir algo con doble sentido o hacer una que otra bromita tonta.

En un momento de angustia Victor bufo molesto consigo mismo pues la estúpida sensación de la sed no disminuía. Volvió a respirar hondo y luego alcanzo a mirar al profesor de reojo. Seguramente se negaría a su ofrecimiento, quizás porque un vampiro sediento y acosador lo llevaría a su hogar o porque era demasiado orgulloso como para aceptar su ayuda, pero realmente esperaba que aceptara, o de lo contrario, pues se vería en la necesidad de escoltar al profesor, en secreto claro, hasta el lugar donde vivía, se aseguraría de que llegara en una sola pieza y de que nadie le pusiera las manos enzima, en ese estado era un poco vulnerable.


OFF: Si claro yo soy la mala ¬w¬ … xD! Si esa esta perfecta *x* ya verás que tu bebe se la pasa rebien (¿?)con Viky
V: Humm pero si lo despiden entonces ya no podre verlo-Se queda pensante- - Bueno Si no lo hace por las buenas entonces por las malas – le roba un beso antes de separase. Sonrisa victoriosa-
XDDDDDDDDDDDDDDDDD! Siiii adoro esa isla *x*!! OMG ya me los imagino x3 todos ebrios y cantando alrededor de una fogata enorme o,o aunque Viky no se emborracha ¬¬ es lo malo de que sea un vampirin tiene mucho aguante = =uU
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Jue Ago 04, 2011 2:08 am

-¿Uh?- frunció levemente el entrecejo al sentir como el auto se movía y entreabrió sus ojos mientras giraba su cabeza hacia a un lado, buscando la causa de aquello, cosa que no pudo ver, ya que su visión estaba algo nublada, pero si escuchar. No pudo evitar sorprenderse un poco, cosa que no demostró, estaba seguro de que se había ido con uno de los hombres del bar, entonces… ¿Qué hacía allí? Chasqueo la lengua con fastidio y giro su cabeza al otro lado, cubriendo su rostro con uno de sus brazos, dejando solo sus labios al descubierto –Si me resfrió o no es mi problema no tuyo, así que metete en tus asuntos niño- gruño sin muchos ánimos, en ese momento ya no quería seguir discutiendo con él, quería llegar lo antes posible al hotel.

Intento conciliar el sueño, aunque fuera solo por unos minutos mientras esperaba que el taxi llegara, sabía que Victor seguía allí y probablemente no se marchara pronto, pero al menos podría intentar ignorarlo, siempre y cuando no hiciera sonido alguno, sería algo fácil. Suspiro con pesadez mientras relajaba su cuerpo, pero una vez más la voz del contrario le hizo salir de su estado de relajación. Rápidamente aparto su brazo y volvió a mirarle, riendo de forma burlona mientras negaba sutilmente con su cabeza –¡Debes de estar bromeando!- comento divertido. Luego de eso se mantuvo en silencio, sin moverse de su lugar y solo cuando el silencio le pareció molesto tomo aire para continuar, sentándose nuevamente, acomodando el asiento para que le ayudara a mantenerse firme en su lugar -¿Y realmente creíste que aceptaría que me llevaras?- pregunto al aire y con voz firme, pero burlona, dándole a entender que era una rotunda negativa, aunque en ese momento realmente se sentiría agradecido de que lo hiciera, cosa que no admitiría en voz alta, el alcohol que había bebido no había sido suficiente para decir algo como eso.

Una vez más guardo silencio mientras miraba a la nada y desabotono otro botón de su chaqueta, ya que sentía que el aire le faltaba y pensaba que aquello le ayudaría. Se humedeció un poco los labios y giro su cuerpo, dejando sus piernas fuera del vehículo y apoyo sus codos en sus piernas y su cabeza en sus manos, mirando al otro de reojo –Puede que lo estés diciendo con buenas intenciones, pero no me has dado a conocer la mejor parte de ti… entonces… ¿Cómo esperas que confié en tus palabras? Hasta el momento no has dado razones para hacerlo y de cierta forma solo has demostrado ser una molestia- dijo mirando el suelo. Para él, aquello era una disculpa por su comportamiento tan hostil, tal vez no era la mejor forma de hacerlo, pero para el aquello era más que suficiente para dar a entender lo que quería.

-Además…- fue interrumpido por una estridente risa proveniente de la entrada del bar, pero no se tomo las molestias de mirar, no le parecía algo necesario, mucho menos cuando a los pocos segundos escucho los pasos alejarse, junto con aquella molesta risa, gruño fastidiado por haber sido interrumpido, ya que había perdido el hilo de lo que iba a decir, así que guardo silencio por unos segundos antes de continuar –Soy muy capaz de llegar sin ningún problema… Solo necesito descansar un poco, aunque…- miro su auto, girando un poco su cabeza y sonrió apenas –No veo por qué no dormir aquí, no parece tan mala idea- aunque había sonado como una buena opción aquello no había sido más que una broma, después de todo sabia lo peligroso que resultaba hacer algo tan tonto como eso, mientras era detective tuvo que investigar un par de casos que se relacionaban con el asunto –Si te preocupa que tenga un accidente por conducir ebrio solo tengo algo que decirte- busco su mirada y continuo hablando –No me pasara nada, estaré bien, no es la primera vez que estoy en una situación como esta y mírame, estoy perfectamente bien. Sé muy bien lo que tengo que hacer- comento mientras se señalaba con sus manos.

-No creo que dejar que un pervertido sepa donde vivo sea lo mejor, es más, creo que sería muy mala idea. De seguro cuando me descuide te encuentro en mi habitación y eso no sería muy agradable- bromeo, aunque con cierto toque de seriedad en su voz –Según me diste a entender lo mejor será que sepas lo menos posible de mi y mientras menos nos veamos será mejor- se encogió de hombros y volvió a acomodarse en el auto –Esto que sientes en este momento es solo una pequeña obsesión… Victor, cuando encuentres a otro que llame tu atención te olvidaras de mi, así que… ¿Por qué no hacerlo ahora?, olvídate de mi y déjame, será lo mejor para ambos- dijo al final con voz seria y ronca.

Comenzó a buscar las llaves del auto en su bolsillo, pero al no encontrarlas se fastidio y las busco por el suelo y asiento, encontrándolas al poco tiempo. Sin decir nada saco su brazo, extendiéndole las llaves al peli-azul, moviéndolas para llamar su atención con el sonido que estas hacían al sonar –Soy un idiota por hacer esto, pero…- bufo entre dientes –Acepto que me lleves, ya no tengo ganas de estar en este lugar y soy lo suficientemente grande como para saber que es peligroso manejar bajo efectos del alcohol- movió un poco más las llaves –Si ya no quieres podría conseguir a alguien más que lo haga-

(Off: Que bien que lo admitas con tanta calma xD!! No, pero si no lo dudo, estoy segura de que se divertirán, aunque… ¿Tú estás segura de que sea alcohol suficiente? o-o

G: -sonríe triunfal al escucharlo, lo sabía, no lo acusaría, aunque lo que dijo después lo confundió, pero no tanto como cuando lo beso- Vete al diablo, niño vampiro –lo mira con completa furia- Ya tengo a alguien

No lo había pensado, pero tienes razón, ya me los imagino, sería muy gracioso, bailoteando alrededor de una fogata mientras cantan una canción de piratas *w* No hace falta que este borracho, de seguro el vampiro lo haría xD!! )
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Jue Ago 04, 2011 4:30 pm

Victor no comprendía por qué el profesor era tan obstinado. Actuar de manera tranquila y sincera era algo poco común en Victor y ser rechazado sin duda no era bonito para él, aunque por ahora no pensaba mucho en eso, los pensamientos y las ansias abrumadoras que se comenzaban a apoderar lentamente y aduras penas de su cuerpo no le dejaban pensar muy bien. Dejo que el profesor hablara mientras el procuraba mantenerse lo más controlado posible, en ese estado no era bueno que se alterara un poco o que dejase que su atención divagara mucho o de lo contrario terminaría por morder a cualquiera que se le cruzara por el frente.

Sin embargo cuando escucho aquellas palabras sobre lo de no demostrarle que era alguien “bueno” sin duda le dejo un poco pensante. Razono bien lo que significaban todas esas palabras y embozo apenas una sonrisa tranquila al comprender que era solo una pequeña disculpa o al menos así parecía serlo. Evito el hacer mención de eso, o si no seguramente el profesor le golpearía. Le pareció un poco…¿Lindo?, no más bien, agradable, escuchar eso le dejaba más tranquilo.

Le siguió escuchando hasta que alguien los interrumpió con una risa estridente y suspiro. Evitando siquiera ver al responsable de aquella risa tan estúpida, ahora lo menos que quería era que alguien se le acercara, podía estar al lado de George porque no quería lastimarlo y eso le ayudaba a controlarse, sin embargo eso no significaba que no se viera muy tentado a beber de él, solo, podía controlarse nada más y quizás si se portaba bien, hasta le dejaría beber de el nuevamente.

Le miro de reojo y luego sonrió, bien, al parecer había sido rechazado nuevamente. Pero eso solo hacia que se viera mucho mas interesado por el profesor, ya lo había dicho, le gustaban las personas difíciles, y el profesor era uno muy difícil, aunque ahora también le parecía interesante, era lindo e inteligente, quizás demasiado para su propia conveniencia, pero podría sobrellevarlo bien.

Sonrió divertido por la “confianza” que mostraba el profesor al hacer mención sobre su supuesta obsesión. El no lo consideraba así, e incluso sabía que no iría detrás de otro que no fuera el profesor, pero ya no le veía caso al ser tan insistente por ahora, mejor se lo demostraría después, quizás así, George se daría cuenta de que el no mentía sobre tener intereses genuino por él. Se encogió en hombros y estuvo a punto de irse, hasta que escucho como sonaban aquellas llaves. Las miro de reojo e incrédulo. ¿Que no le había rechazado?. No lo comprendía, no lograba entender del todo al profesor, y eso solo alimentaba su curiosidad e interés por él.

Tomo las llaves y le siguió escuchando.-Esta bien, y no se preocupe que una cosa es ser un acosador y otra es ser un pervertido, yo me considero solo un pervertido.-Dijo tranquilo mientras le daba la vuelta al auto para subirse al lugar que le correspondía, entro con calma y luego miro al profesor.-Le aseguro que no iré a buscarlo al lugar donde vive, pero supongo que eso no sirve de nada y usted seguirá pensando que solo soy un molesto acosador.-Dijo con total calma y restándole importancia al asunto, y espero a que el profesor cerrara la puerta del auto para poder encenderlo. Por lo menos ahora tenia la mente ocupada no solo con las ansias por beber sino también por la intriga que le causaban las palabras y acciones tan contradictorias del profesor.

-¿A dónde quiere que lo lleve?.-Cuestiono esperando por la dirección del lugar a donde debería de llevarlo. Poco le importaba donde vivía el profesor, por ahora se mantendría un poco distante de ese asunto o si no caería en aquello que el profesor creía que Victor era, un completo acosador. Prefería por ahora solo molestarlo en la escuela, aunque tampoco era como si de verdad considerara la idea de buscarlo en sus clases tal cual lo había pensado en un principio. Ahora que había pasado un poco de tiempo con él, se daba cuenta de que si lo hostigaba mucho podía pasar dos cosas, la primera, que cediera a sus “caprichos” o pedidos tal cual lo había hecho ahora, o que de verdad se molestara con el y terminara por tomar medidas drásticas en el asunto.


OFF: Lo quieres drogar también o,o –saca un bolsita con drogas- xDDDD! Ok no ¬¬ quien sabe de que sea capas tu bebe si también esta bajo los efectos de las drogas x3 mejor hay que medio sedarlo! *x*
V: …-Le miro serio cuando dijo lo ultimo y suspiro- Si esa es su situación entonces mejor dejo de molestar, no soy de los que se aferran a alguien cuando tiene pareja-Se encogió en hombros algo decepcionado-No es mi estilo hacer que se olvide de ese “alguien” solo por mi
xDDDDDDDD si yo también *x* si es seguro que también se pogan bn “happy”
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Vie Ago 05, 2011 1:38 am

Cuando sintió que las llaves eran retiradas de su mano se cruzo de brazos y desvió su mirada al asiento del conductor, aquel que se suponía debía ser ocupado por el, pero que por esa ocasión sería diferente. Sonrió sin emoción y se encogió de hombros, volviendo a recostar su cabeza en el asiento mientras suspiraba y cerraba sus ojos –Uno lleva a lo otro…- murmuro al aire antes de que el otro entrara al auto, después de todo era cierto, los acosadores eran unos pervertidos, y los pervertidos al final terminaban acosando. Asintió cuando nuevamente le escucho hablar, sin molestarse en abrir sus ojos –Eres muy inteligente, chico vampiro. El que digas que no iras uno de estos días al lugar en el que me estoy quedando no me da mucha seguridad…- comento entreabriendo sus ojos para poder mirarlo, pero rápidamente desvió su mirada, no es porque sintiera vergüenza por la situación ni nada parecido, pero realmente le molestaba ver a alguien más conducir su auto, aunque era algo que había visto antes, solo que con los parqueros era diferente.

Con cuidado cerró la puerta, o al menos eso pensó cuando realmente había sido muy brusco, y señalo una tarjeta que colgaba del espejo retrovisor –Hay esta la dirección y el nombre del hotel en el que me estoy quedando, no creo que sea necesario que diga nada mas, a menos que no sepas leer ni seguir instrucciones- se encogió de hombros y volvió a echar el asiento hacia atrás, recostando una vez más, aunque dudaba poder dormirse mientras el otro estuviera al volante, pero al menos de esa forma no vería nada más que el grisáceo techo del auto. Estiro su brazo y señalo con su dedo índice el aire acondicionado, dándole a entender que lo encendiera. Por extraño que pareciera las temperaturas bajas siempre le ayudaban a olvidarse de todo y relajarse.

Sentía que había pasado demasiado tiempo con el vampiro, tal vez más de lo que habría querido imaginar. Realmente deseaba no volver a verlo, aunque realmente dudaba que aquella situación se repitiera, después de todo… El no le daría clases y seguramente no volvieran a encontrarse, y en caso de que fuer así, lo más seguro es que Victor ya se hubiera de él. No sabía por qué pensaba en aquello, mucho menos si le importaba o él, pero en ese momento quería olvidarse de todo, ya no quería pensar, justo como había temido, aquello comenzaba a afectarle de alguna forma que desconocía y odiaba que algo así pudiera pasar.

Negó con su cabeza para despejar aquellas ideas y maldijo por su mala suerte. Le molestaba de sobremanera el haberse conseguido al chico en el bar, y es que había arruinado lo que pudo haber sido una muy divertida noche, y en cambio la transformo en una molesta e incómoda, llena de peleas. Había tenido muy mala suerte al encontrarse con un alumno del instituto, y no cualquier alumno, Victor, no sabía por qué, pero algo en el le parecía realmente molesto y sentía que no podía confiar en él.

-Conduce con cuidado, no quiero que dañes este auto- murmuro con un hilo de voz. Espero a que el otro comenzara a conducir, e hizo lo que estuvo en sus manos para mantenerse despierto, pero fue algo imposible, y aunque lucho con el sueño no pudo vencerlo y simplemente cayó presa de este.

(Off: Pero por supuesto que no! –toma la bolsa con droga y las añade a una bebida alcoholizada ofreciéndosela a George- Seria incapaz de hacer algo como eso xD!! De seguro será muy divertido xD!!

G: Interesante, no creí que te rindieras tan fácilmente, pensé que lucharías. De haber sabido que esto sería suficiente te lo habría dicho hace mucho –le muestra su anillo en el dedo anular- Estoy casado, Vik~ -burlón-

Si, quiero verlos, quiero verlos *w* ¿Sabes dónde queda la isla? *3*)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Vie Ago 05, 2011 2:21 pm

Sonrió con algo de gracia al escuchar sus palabras, era cierto, una cosa llevaba a la otra, pero Víctor no caería en algo tan vago como el verdadero acoso, el podía ser molesto, podía seguir a su presa, incluso podía averiguar un poco de ella para darse una idea de que lugares podía visitar o que gustos tenia, pero resultaba ser que ahora la situación era diferente. Victor estaba interesado por el profesor de una forma diferente, ¿Por qué?, bueno, porque no solo le gustaba si físico sino su actitud, su inteligencia y la forma de afrontarlo, quizás si estaba un poco encaprichado con el, pero de una forma diferente.

Escucho sus palabras y luego miro la pequeña tarjeta colgada del espejo retrovisor. Sonrió con suavidad y trato de examinar bien que camino podría tomar para que fuera más rápido llegar a ese lugar, conocía el hotel, era un muy bueno, y en si algo lujoso. Se quedo un poco pensante pero el frio repentino y ligero que proporcionaba el aire acondicionado le saco de aquella sumisión. Suspiro con agrado pues el aire fresco le calmaba un poco más.

Finalmente y después de escuchar por última vez al profesor, encendió el auto. No necesitaba que le dijera eso, el mismo cuidaba muy bien de su auto y sabía lo valioso que podía ser para algunas personas y aunque no lo fuera, Victor apreciaba las cosas y no era de los que les valía si se hacían daño o no. Además era un conductor responsable y sus agudos sentidos le ayudaban mucho, oía con mayor facilidad, su visión aguda y su sentido de la percepción le ayudaban a evitar cualquier accidente, por más pequeño que fuera.

Así pues, comenzó a conducir yendo al hotel en donde se hospedaba el profesor, aun no era consciente de que este se había dormido, pensaba que solo se había quedado callado para no entablar conversación con el así que sencillamente no dijo nada para no molestarlo. Iba a una velocidad de más o menos entre 60 y 50 kilómetros por hora, no muy lento pero tampoco muy rápido, y agradecía de verdad que las calles estuvieran realmente solas, por lo que conducía con mucha tranquilidad. Mientras conducía, miraba de vez en cuando el espejo retrovisor notando que lentamente sus ojos iba perdiendo aquel brillo tan dilatorio. Eso le ponía realmente aliviado, ahora las posibilidades de hacerle daño al profesor eran cada vez más bajas.

Finalmente, y al cabo de un largo pero tranquilo recorrido, llego al hotel, pero no se acerco a donde estaba el parquero, se estaciono en una de las calles bien cercanas a este, sabía que si se acercaba a donde este, podría sospechar algo y lo menos que deseaba era causarle molestias graves al profesor. Ladeo su rostro para mirara al pelinegro y fue justo en ese momento en el que se percato que este estaba dormido. Sonrió un poco divertido por aquella visión que sin duda era, ¿linda? Si, eso era, se veía realmente calmado y tranquilo totalmente diferente de aquella actitud altanera, grosera, un poco emberrinchada y molesta que tanto le había gustado. Se debatió un poco sobre si despertarle o no, el podía llevarle fácilmente cargando hasta su habitación pero si hacia eso seguramente lo golpearía, y no era como si eso le fuera a doler de todos modos era un vampiro inmortal unos cuantos golpes no suponían nada grave para él.

Finalmente se decidió por despertarlo. Así que lentamente poso un brazo sobre uno de los hombros del profesor y lo movió ligeramente, apenas unos pequeños y suaves empujoncitos.-Profesor...-le llamo esta vez de buena manera.-Despierte, ya llegamos.-Comento con suavidad esperando que se despertara de buena gana aunque si no lo hacia lo comprendía, el mismo sabia lo realmente molesto que era que lo despertaran.


OFF: omg xDDDDDDDDD pobrecito quedara bn drogado x3! sabes! si despues de esto George no se porta bien con Viky podemos sedarlo tambien! total mira ya todo lo que se va a tomar xDDDD!

V: -Se encoge en hombros- y que quiere que haga? que lo oblige a dejar a su esposa y que se fije en mi, no seria justo, ni para usted ni para ella, no es que me rinda facilmente si no que....soy tan egoista

o,o no lo se creo que Jack llego ahi por que lo dejaron no? xDDD! lancemos a ese par en un barquito y que se pierdan! seguramente asi llegan a la isla *x*
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 06, 2011 2:23 am

La imagen de una chica de espaldas se hizo presente, en un fondo negro, donde el rojizo cabello de la chica parecía brillar entre la oscuridad, George curioso intento acercarse a esta, se le hacía familiar, estaba seguro de que la conocía, pero… ¿Quién era? Con algo de inseguridad se acerco, estirando uno de sus brazos para rozar el hombro de la mujer con la yema de sus dedos, buscando llamar su atención. Era imposible que fuera ella, no podía ser cierto -¿Kat…?- llamo mientras ejercía algo de presión sobre el hombro contrario, arrugando ligeramente la blusa blanca que lo cubría, y la movió con la esperanza de que se girara y lo mirara. Se humedeció los labios, no muy seguro de que realmente estuviera pasando aquello. Lentamente la mujer giro su cabeza para mirar a quien la tocaba, su expresión expresaba su confusión y sus ojos verdes miraban al hombre en espera de que hablara y se explicara, pero de sus labios no salió sonido alguno, estaba algo atontado por lo que veía, era ella, realmente era ella –Kat- repitió con alegría y sin pensárselo la abrazo, provocando que la otra soltara un gritito por la sorpresa. Al instante de aquello una zona de la oscura habitación se ilumino llamando la atención del pelinegro, mientras que la mujer parecía congelarse en el tiempo y espacio, atónito miro la horrorosa imagen, sin soltar en ningún momento el cuerpo que sostenía entre sus braz0s, abriendo sus ojos grande por la sorpresa y el temor que aquella imagen le causaba: en una cama, con mantas blancas, descansaba el cuerpo inerte de una chica de aproximadamente 25 años, sus brazos colgaban de esta mientras su ropa se mostraba desgarrada, y eso no era lo peor, también habían grandes manchas de sangre. Su rostro estaba cubierto por su enmarañado y rojizos rizos, mientras que sus brazos y piernas mostraban largo cortes, lo que demostraba que había sido torturada, además, también podía apreciarse una gruesa soga en su cuello, con la cual había sido estrangulada.

-No…- susurro moviendo su cabeza en forma de negación, aquello era imposible, si Katy estaba allí, entonces… ¿A quién estaba abrazando? Lentamente comenzó a alejarse, aun sin soltar del todo el cuerpo que sostenía, pero cuando un cabello azulado opaco su campo visual un escalofrió lo recorrió. Definitivamente se estaba volviendo loco, intento asegurarse de que aquello no fuera real, así que llevo sus manos al rostro contrario y comenzó a levantarlo con cuidado, topándose con un par de ojos carmín y una socarrona sonrisa donde se apreciaban un par de colmillos -¿Chico vampiro…?- murmuro, esta vez fuera de su sueño, sin soltar su rostro, palpándolo curioso, ejecutando la misma acción fuera de su sueños, pero aun manteniéndose inconsciente. Normalmente solía tener el sueño ligero, pero esto cambiaba cuando estaba tomado, hasta el punto de no saber si dormía o no.

Lentamente subió sus manos al sedoso cabello, aun intentaba comprobar que aquello no era real, pero en parte lo era. Una vez más la imagen de aquella persona cambio y volvió a ser la de su difunta esposa, así que sin dudarlo le rodeo por el cuello y le atrajo a su cuerpo, aun realizando cada acción fuera de su sueño –Quédate conmigo. No vuelvas a marcharte sin decirme nada…- susurro ejerciendo un poco mas de presión en su abrazo.

Cuando supiera lo que había hecho sin duda terminaría odiándose a sí mismo por ser tan débil, pero no podía evitarlo, realmente la extrañaba, ella había sido su confidente, su mejor amiga, su amante, ella lo había sido todo para él desde que la conoció y ahora no estaba con él, había desaparecido y todo había sido su culpa. Lo que no terminaba de entender era por qué había aparecido Victor en sus sueños.

(Off: ¿Drogado?, pero si solo le di sabor con algo de azúcar xD!! Sería incapaz de drogar a mi bebe –miente- Pero no, si esta drogado no creo que se porte mal, al contrario xD!!

G: Ella murió –respondió serio, como si no le afectara, aunque era lo contrario- Al parecer no eres el niño egoísta que creí, me sorprendes. Estaba seguro de que algo como eso no te detendría

No creo que con eso sea suficiente para que encuentren la isla, pero los dos solos en una barca no suena nada mal *3*)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 06, 2011 1:48 pm

Su expresión de asombro fue tan notoria como el cambio repentino del color de sus ojos, eso sin duda le hizo olvidarse de que tenía hambre. Justo en el momento en que el profesor comenzó a tener lo que parecía ser un mal sueño, pero no fue exactamente eso lo que le sorprendió y desconcertó tanto, sino ver aquel estado de inconsciencia mientras palpaba con delicadeza su rostro. Quizás en otra situación habría usado eso a su favor, esa falta de conciencia, pero ahora, estaba más que sorprendido ¿Tan fuertes eran los efectos del alcohol? Acaso tenia de verdad tan poca resistencia ante este como para terminar así, no lo comprendía, pero por ahora no hizo nada, estaba quieto, solo haciendo los movimientos necesarios para que su rostro se dejase tocar dócilmente por las suaves manos del profesor. Le parecía realmente extraño, era como si tuviera un mal sueño, una pesadilla voraz, ¿pero por qué demonios le sujetaba el rostro? Eso significaba que quizás estaba teniendo un sueño donde algún otro ser humano se veía involucrado, era la única explicación lógica, pero cuando se trataba de los sueños y las pesadillas, sencillamente toda la realidad cambiaba así que en parte dejo aquel rozamiento un poco de lado.

Otra vez, una expresión de sorpresa, ¿Estaba soñando con el? ¿Tan rápido? El alto peli azul estaba realmente confundido, serio y pensante, no entendía que demonios pasaba con el lindo profesor y hasta le preocupaba un poco. Era raro, y se sentía curioso por saber que era lo que el profesor estaba soñando y porque estaba él en su sueño.- Quizás si sea una pesadilla.-Murmuro suave y algo divertido, consiente, ya le había dejado en claro que casi casi lo odiaba así que si estaba soñando con el, solo podía significar que en verdad era una pesadilla.

Por unos momentos su expresión de asombro cambio por una divertida y juguetona, sin embargo, nuevamente se sorprendió notoriamente cuando el profesor le abrazo por el cuello, haciendo que Victor se inclinara ligeramente, y luego le susurro aquellas palabras. Era obvio, bastante obvio, súper notorio y evidente que esas palabras no iban para él, lo que comprobaba que su pensamiento si era correcto después de todo. Y por sus palabras, también pudo deducir que estaba soñando quizás con alguien a quien había perdido, o quizás algún ser querido que estaba lejos. No lo sabía, no podía decir que poco le importaba pues no era cierto, ya que el quería saber tanto como pudiera del profesor.

Evito moverse demasiado, y por unos momentos dejo que le sujetara tan fuerte como quisiera.
Inmóvil, permaneció dentro del agarre del profesor, nuevamente dudoso de si hacer un segundo intento por despertarlo o no, pero de nueva cuenta, decidió hacerlo. Sin ser para nada brusco, con movimientos suaves se acomodo a modo de que sus labios quedaran cercas del oído del pelinegro.-Profesor, despierte.-Le llamo de nuevo con su voz aterciopelada y suave, tan calmado y tranquilo, esperaba que esta vez si fuera a despertar, aunque si lo hacía seguramente lo golpearía de inmediato por estar en esa posición. Trato de mantener sus manos apoyadas en el asiento, sin llegar a tocar en ningún momento al profesor, así por lo menos le daría a entender que no había hecho nada.

-Profesor.-Le llamo de nuevo, por si acaso el primer intento no había funcionado. Aun seguía curioso sobre que soñaba el profesor, pero sabia que por su bien y el de la relación que quería formar con este, no debía de hacer ningún comentario sobre eso, en un buen rato, lo menso que quería era incomodarlo y echar a perder lo poquito, por no decía nada, que tenia de su relación ya entablada con el profesor.


OFF: awwwww que tierna! mantienes bien cuidado a tu bebe y le das muchas atenciones x3! omg tu lo crees? *o* entonces se portara bn con Viky!

V: lo lamento...-Murmuro tranquilo tras escuchar lo de su esposa- pero claro, no soy de los que se acuestan con personas que estan comprometidas, se que eso seria desagradable tanto para el como para mi y su pareja.

*x* hay que mandarlos en un barquito pequeño y que anden por ahi en el mar *o*
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Invitado el Dom Ago 07, 2011 7:56 am

Había pasado mucho tiempo desde la última vez que había soñado con su esposa, no es que aun no lograra superar su muerte, aunque había sido algo difícil lo había logrado, pero aun así la extrañaba y poder verla una vez más, aunque fuera en sueños, le hacía feliz de alguna forma. Era extraño, pero aquella no era la misma sensación de antes, algo era diferente, no sentía a aquella persona que estaba entre sus brazos como a Kat, era diferente, pero la imagen era la misma, aun así era agradable y reconfortante, por lo que no se alejo ni un centímetro, todo lo contrario lo que hizo fue acercar a aquella persona un poco más a él.

-¿Uhmg…?- farfullo entre sueños, cuando el menor lo llamo, tener la sensación de que alguien quería despertarlo solo le hizo aferrarse un poco más a la imagen de la mujer, no quería dejarlo, no aun. Ella había sido su confidente y había tantas cosas que quería contarle antes de que volviera a desaparecer por quien sabe cuánto tiempo –No… quiero…- murmuro con voz adormilada y algo infantil, demasiado para su gusto. Cerró con más fuerza sus ojos y se removió en su lugar, buscando alejar aquella voz que hacía eco en su cabeza, pidiéndole que volviera a la realidad, no quería, deseaba permanecer así un poco más.

Intento reconocer al dueño de la voz que le llamaba, no se le hizo familiar, era totalmente irreconocible, pero conforme continuaba sonando en su cabeza se fue aclarando, al tiempo que la imagen del peli-azul se hacía presente a una distancia prudente, esta era apenas visible, pero aun así lograba distinguirla, trato de pasarla por alto, era a la última persona que quería ver en ese momento, pero para su desgracia esta no terminaba de desaparecer, incluso podía ver sus labios moviéndose, llamándole. Negó con su cabeza, tanto en el sueño como fuera de este, y hundió su cabeza en la curvatura del cuello del peli-azul, aun creyendo que era su esposa, sabía que aquello debía terminar pronto, pero se negaba a aceptarlo.

Muy a su pesar comenzó a recobrar la razón, o algo así, entreabriendo ligeramente los ojos, sintiendo una molesta sensación en estos al hacerlo, le ardían, aun quería seguir durmiendo, pero al mismo tiempo quería saber que le obligaba a despertarse. Pronto un varonil aroma le invadió, pero no se detuvo en pensar la razón, hacia apenas unos segundos atrás era el dulce olor a vainilla, aquel tan característico de Kat, el que inundaba su sentido del olfato, por lo que el que este cambiara tan radicalmente le desconcertó un poco –Te extraño mucho… lo de todo fue no poder decirte adiós…- susurro con voz tranquila y se alejo un poco para mirar sus ojos y luego acercarse a sus labios, esta vez solo en sus sueños, pero antes de lograr alcanzarlos sus ojos se abrieron de golpe, se sintió mucho mas confundido cuando aquel masculino aroma se incremento y se alejo cuidadosamente hasta quedar de frente con el peli-azul, encontrándose con aquel par de ojos dorados. No dijo nada y solo lo miro por unos segundos, pues no había logrado reconocerlo, pero al saber quién era solo frunció el entrecejo.

Estuvo a punto de empujarle y reclamarle por su aprovechamiento, pero justo en ese momento se dio cuenta de que era él quien le tenía sujeto del cuello. Apretó con fuerza sus manos en la camisa del chico y soltó un leve gruñido, al tiempo que le jalaba hacia atrás para alejarlo y finalmente soltarlo, colocando sus manos en su pecho, mirándolo en todo momento a los ojos, intentando no demostrar su desconcierto –Olvida cualquier cosa que dijera o hiciera- gruño de forma seria, después de todo no sabía que pudo haber dicho o hecho, ni siquiera recordaba lo que había soñado, solo recordaba la molesta voz llamándolo.

Se estiro un poco y froto sus ojos con el dorso de su mano para alejar el sueño –Es de mala educación despertar a alguien- se quejo segundos después, mirando entonces por la ventanilla, notando que ya habían llegado, lo que no entendía es que hacia su auto allí, se supone que debía estacionarlo en el hotel, no en la calle. Llevo una mano a su cabello y lo movió hacia atrás mientras entornaba sus ojos –Pensé que no sabrías llegar, me sorprendes- se burlo, intentando dejar atrás cualquier cosa que pudiera haber hecho -¿Qué esperas? Deberías de marcharte de una buena vez. Con traerme es suficiente, ¿o es que esperas escoltarme hasta la entrada?- le mostro una mueca de fastidio y con torpeza estiro su brazo para intentar abrir la puerta –Casi lo olvido…- introdujo su mano en el bolsillo del pantalón y le extendió al otro algunos billetes, los cuales no espero a que tomara y solo dejo caer, abriendo finalmente la puerta con su otra mano –Es lo que gaste en el bar, no necesito que nadie, y mucho menos tu, pague por mis gastos, no tienes porque, tu y yo no tenemos ninguna clase de vínculos, así que no te estés tomando ese tipo de confianza. Solo no quiero deberte nada- comento antes de salir del auto, sintiendo nuevamente el molesto mareo y también un creciente dolor de cabeza. Cerró la puerta de forma brusca y luego se apoyo en esta mientras encendía un cigarrillo. Estaba casi seguro de que el otro no tomaría el dinero y tampoco es como si le importase, el tampoco volvería a tomarlo, así que si el otro no lo hacía solo se lo daría al parquero como propina.

(Off: Si, soy todo un amor de persona xD!! Le doy su debido medicamento para que no caiga en la locura, pero nunca lo acepta T3T

G: -negó con su cabeza, no quería tocar el tema- La verdad es que es precisamente como ese tipo de persona que te veo, pero creo que no es así… Al parecer tengo una mala imagen de ti… -sonrió- Entonces… Aléjate

Sí, me gusta mucho esa idea, suena realmente interesante!! Pero… ¿Y si George intenta lanzarse del barquito? °3°)
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El perfecto final... para una semana fatal

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.