Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» — Eliminar/Reactivar/Editar.
Mar Oct 24, 2017 1:45 pm por Cathaoir Kramer

» Re afiliación élite [Crisom Village]
Lun Sep 25, 2017 1:28 pm por Kael

» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Clandestino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Clandestino

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2011 3:42 am

Los días cada vez se volvían más y más monótonos. Sus días se pasaban entre aquel aburrido y ruidoso instituto y en bares de mala categoría en los cuales hacía más dinero en juegos de azar o poker…

Cada día que pasaba perdía más la esperanza de encontrar a sus preciados amigos por lo cual era como si avanzara a la nada; no tenía ya motivación alguna. A veces causaba uno que otro lio y hoy no era la excepción ya que había estado bebiendo bastante en diferentes bares de la cuidad. El dinero no era problema, tenía una condenada suerte en los juegos y muchos le conocían por aquello; además de aquella fanfarrona actitud de ser superior. Terminó con su juego de manera en la cual decidió alejarse lo que más pudiese de ese lugar. Por lo que caminó por las diferentes calles del lugar, cruzando por callejones realmente peligrosos. Hasta que finalmente llego a un lugar entre medio de estos callejones… se apreciaba una pequeña puerta con un sujeto parado a un lado de ésta. Giancarlo solo le miró y éste le abrió la puerta sin decir nada. Al entrar a dicho lugar se podía denotar aquella clandestinidad desde el incio; mujeres sobre hombres y chicos con chicos ligando sin tapujo alguno, micro trafico y consumo de drogas, incluso leves diputas… para así llegar casi al final del recorrido para encontrarse con un gran sofá y una mesa en el medio. Parecía que le esperaban ya que solo había un espacio para su persona. Hizo un movimiento con la mano y minutos más tarde llegó un tío de apariencia fina a llevarle una botella de whisky. Tomó un mazo de cartas que se encontraban en el centro de la mesa y luego se dispuso a mirar a los que le rodeaban – Entonces mis queridos jugadores… que comience la primera ronda!- exclamó de manera alegre; dejando denotar que se encontraba algo ebrio; pero no por eso menos concentrado.

Bebió desde la misma botella un gran trago, para así darle las cartas al mismo chico que antes había traído aquella botella; para que así repartiera las cartas….

Luego de un rato jugando uno de los tipos parecía no estar de acuerdo con los resultados obtenido, puesto que había obtenido solamenteperdida en la mayoría de sus bienes. Haciendo así que su paciencia se esfumara y de un abrir y cerrar de ojos acercarse peligrosamente hasta Gian y así tomarle de la camisa. Comenzado a decirle un barbaridad de cosas- Ey perdedor… desaparece..-fue lo único que dejó salir de sus labios para así ser sorprendido por un puñetazo del contrario; haciendo que tres tipos se acercaran y alejaran al sujeto del rubio italiano- Imbécil.. qué haremos contigo…-dijo molesto mientras se limpiaba la sangre que había dejado ese golpe. Ciertamente Gian pensaba en que si sus amigos estuvieran nada de eso sucedería por lo cual solo se podía quedar ahí de manera callada y esperando a pensar en una resolución para con el agresor….
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Clandestino

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2011 4:32 am

Genial, otra noche más divagando sin siquiera un lugar dónde pasar la noche. Maldita ciudad, maldita prisión, maldito el momento en el que decidió separarse de su grupo. Miró a los lados... Por la zona en la que estaba, no esperaba ver demasiada gente caminando por allí, más que algún vagabundo como él, o una que otra prostituta que sabía, no podría pagar; y borrachos saliendo o entrando a diferentes bares.

Su vida se había vuelto algo gris desde que tuvo que escapar de Italia... Había pensado, que al llegar a ciudad Scarlatta, incluso si había llegado de casualidad, que podría empezar de nuevo, por así decirlo. Conseguir un trabajo decente, vivir tranquilo... Pero no. Por una u otra razón, siempre terminaba yendo a barrios como en el que se encontraba ahora. Ni siquiera tenía un motivo para ir allí. Bueno, a veces sí. Imaginaba que alguien como Gian frecuentaría zonas como esa... Aunque era simplemente iluso creer que se cruzarían así como si nada, ¿no?

Un suspiro escapó de sus labios mientras seguía caminando. Tenía hambre, y sed. Sobre todo sed. Podría tratar de imitar al tal Lucky Dog e intentar ganar un juego de póker o algo. Recordaba que el otro era bueno para esas cosas. Lo suyo era más la pelea. Podría simplemente ir y robar, pero dos razones se lo impedían: la primera, dudaba que alguien saliendo de esos antros tuviera dinero encima; la segunda, no era el tipo de persona que disfrutaba golpeando mujeres (que suponía tenían algo de dinero).

Como a media cuadra, vio a un hombre caminar en dirección a un callejón. No tuvo idea mejor que seguirlo. Total, no había nada más interesante que hacer por esos lados. Quizás tendría algo de valor... En fin, lo siguió de forma disimulada, pero sin perderle el paso en ningún momento. Hasta que el hombre entró por una puerta que parecía casi de una casa... Excepto que había un hombre parado justo a un lado. Lo miró, y éste también a él. Justo en ese instante notó movimiento dentro del lugar; eso lo animó a entrar. ¿Qué podría pasar? Lo peor que podría haber allí dentro era algún mafioso... Se rió mentalmente ante su propio estúpido pensamiento.

Dio una rápida mirada al lugar, y no encontró nada inusual, así que sólo se sentó en un extremo de la barra, casi sin dejarse ver, y no pidió siquiera algo de beber. Su vista se movió hacia el resto de la barra, y sólo había un par de vasos a medio tomar. Si hubiese estado sólo un poco más desesperado por mojar su garganta los habría tomado todos instantáneamente, pero él mismo no se lo permitió. Apoyó los codos en la barra y su mentón sobre las manos, observando aburrido la situación en el lugar, y a las personas que se encontraban allí. Era un lugar bastante movido para estar tan escondido. Eso le llamó la atención.

Eso y un hombre que se levantó de golpe, reclamando algo de una partida de cartas... "Perdedor...", pensó para sus adentros, sonriendo de lado. En eso estaba, en el momento que vio unos cabellos rubios y tragó sonoramente. No podía ser... Casi por reflejo, se levantó de su silla, intentando confirmar la identidad de quien estaba siendo agredido. Iba a quedarse simplemente mirando, pero su instinto pudo más, y caminó tranquila, pero rápidamente en su ayuda. Empujó al enojado hombre y se puso en una pose defensiva, parandose justo al lado de Gian.

-No has cambiado en nada, eh...-
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.