Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

» Tu esclavo [Privado]
Mar Sep 06, 2016 3:11 pm por Benio/Kisshou

» { Héroe, villano, victima ∾♥ }
Sáb Sep 03, 2016 2:33 am por Joris Jurgen

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Mensaje por Invitado el Jue Oct 27, 2011 9:58 am

Había algo que le molestaba desde hacia ya bastante a Cry, pensamientos que pasaban por su mente perturbándole el sueño cada noche desde hacia como un mes mas o menos
Su vida había dado un giro importante y aun mas por que ya no tenia a su hermano tal cual como antes, aquello en verdad comenzaba a molestarle dándole un malestar general a su cuerpo y mente, pero como poder llegar a el?, la otra vez no pudo hablarle cuando aquel queria ir a verlo pues no se encontraba en donde vivía y era notorio que aquello a Hard le había molestado… todo eso le causaba insomnio y cansado de dar vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño se levanto de esta y camino al placard donde cambio su pijama por su ropa visual y se acomodo un poco el pelo ya que al estar acostado aquel estaba desprolijo. Salio de la casa y camino por la ciudad oscura debido a que ya eran altas horas de la madrugada, penso, analizo y repensó mil veces todo, con el celular en mano y sin importar la hora que era le mando un mensaje de Hard, donde le decia que lo esperaría en un bar tras eso puso la dirección y apago el teléfono por que sabia era probable que a su hermano no le gustara la idea y aun mas era posible que lo llamara mas que mandarle una respuesta via mensaje de texto por eso notaria que el celular estaba apago, quizas así… sentia la seguridad de que el podría aparecerse.

Camino hasta aquel bar, si bien no era de tomar realmente y bien podría haberle citado en otro lado, la falta de sueño le tenia algo adormiladas las neuronas de su mente y no podía analizar nada bien, por lo que rápidamente creyó que una vez que bebiera no pasaría realmente nada… En la entrada, en principio, el tipo que cuidaba la entrada no quería dejarle pasar pero tras rogarle un poco el tipo termino aceptando, por lo que feliz ingreso por la puerta yéndose directo a la barra donde seria el lugar mas sencillo para encontrarse. Suspiro con pesadez sentándose sobre una de los banquillos altos que se encontraban frente a aquella apoyando parte de su menton y mejilla sobre la palma de su zurda cerrando los ojos de manera lenta, había mucho ruido… musica, gente a los gritos, otras bailaban… algunos jugaban al pool se notaba que la gente solía pasarla muy bien en ese tipo de lugares…

El tiempo pasaba y el cantinero se aproximo con una sonrisa trayéndome una bebida color rosácea, -pero no he pedido nada aun- musito con voz confuza ante el hecho de recibir aquello, mas el cantinero le dijo que se lo enviaba un señor que me había visto entrar… cerre los ojos fuertes casi de rabia, l molestaba la gente como esa, aun así acepto la bebida pero a pesar de que el cantinero le señalo quien era, el no volteo a verlo quizas a un modo de que entienda que no esta interesado, cosa que pareció notar l ajeno ya que no le envío y insistio nada mas. Daba algunos sorbos pequeños y muy cortos a la bebida que era fuerte para su delicada garganta, estiro un poco el hombro, no queria beber rápido por temor a que le afectara mas de la cuenta hacerlo pero tampoco quería que su hermano lo viese bebiendo aunque realmente el ya era grande, pero Hard tenia algo que le hacia sentirse minúsculo con el, aunque era probable que no viniese, simplemente quedo ahí pensativo con sus ojos tomando el vaso, mientras su dedo indice se estiraba rozando el borde del vidrio -Hard no tardes- musito suave esperando que tal vez su hermano llegara a su lado y todo fuera exactamente lo que era

Espero un largo rato, sin notar al tiempo correr rápido…cuando sintio un brazo que le rodeaba desde atrás y emocionado volteo –Hard?....- quedo con cara sorprendida cuando vio que quien estaba detrás de el no era su hermano si no un borracho que nada mejor tenia que hacer –por favor, suelteme!- dijo en voz algo alta posando sus manos en el pecho ajeno a modo de agrandar la distancia entre los cuerpos. Sintiendo asco hacia el desconocido que le estaba queriendo abrazar siguió forcejeando con aquel, que ahora intentaba besarle –basta, dejeme!!!- grito mas fuerte casi con lagrimas en sus ojos aquel sujeto era mas fuerte y no lograba quitarselo de encima y en su mente solo aparecia la imagen de su hermano deseando que estuviese ahí para cuidarlo como siempre lo hacia…
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Mensaje por Invitado el Jue Oct 27, 2011 4:27 pm

La ultima vez, había resultado un desastre por mas emocionante que se encontrara el hacerle una pequeña visita inesperada al nuevo hogar de su hermano. Sin embargo lo que esperaba, no era lo que tenia en mente que realmente sucediera. Estaba allí, ese imbécil cabeza de músculo, el cual le había arrebatado su razón de existir. Con esa fastidiosa sonrisa en el recibidor de la vivienda, saludándole de manera atontada como si fuera un recién casado, diciendo que Cry había salido por unos momentos a hacer unas compras. Una cólera subió a su cabeza, y las ansias se partir en dos aquel rostro no se quería hacer esperar, pero, al regreso del menor las cosas se verían de una manera complicada. En ese momento se había resignado a ir nuevamente en su busca. No podía evitar el pensar en el hecho que le hacia sentirse echado de la vida de su hermano menor.

Le hacia sentirse adolorido, por lo que aquellos pensamientos tratarían de ser controlados al buscar un nuevo refugio en el cual estar. Una nueva costumbre; una que en esta vez seria regulada por su pensamiento coherente. Destruir, reflejando el enojo en cada uno de los objetos ajenos a si que destruía era la viva imagen de su interior. La cual luchaba desesperadamente en no caer. No te desmorones, pensó entre la soledad que sentía su destrozado corazón al tratar de mantenerse en una pieza. Era imposible.. O eso era lo que su pesado y débil cuerpo le hacia pensar en esos momentos, pero la respuesta correcta era otra. Las palabras de una posible salvación habían llegado con una claridad que podía ser capas de destruir hasta la penumbra mas espesa. Llena de seguridad, algo que en ese momento no tenia, y con unas simples palabras borraron la oscuridad de su solitario corazón. Y al fin, las lágrimas brotaron. Sonaba realmente ridícula. Esa entupida sonrisa que solía fastidiarle desde el primer momento que la había conocido, era realmente la que no deseaba ver desaparecer.

¿Por que repentinamente recordaba todo aquello?. Ah, era cierto. Ese mismo día, posiblemente horas mas tarde o anterior, se cumplirían tres meses desde aquella situación. La vida, que había jugado incontable veces con ellos, los había hecho cambiar de curso, y aun así sentirse repentinamente cómodos con sus vidas actuales. No podía decir que no extrañaba a Cry por mas feliz que el menor se encontrara en esos momentos con su actual pareja, o si había sucedido algo con ese sujeto, tampoco lo sabia. El contacto que tenían era escaso. La mayor parte del tiempo que llevaba durante el día, era en Still Dogs, se había vuelto un modelo popular en esa cadena de ropa de alta demanda comercial. Dándole beneficios no solamente a el, sino a la Banda, ya que habían cambiado el plagio de la canción de Dust, a la verdadera. Las ganancias eran buenas, aun así, el primer pago había sido un descuento por el caos que había producido en los estudios de fotografía aquella vez. Si no lo hubieran drogado no hubiera sucedido eso.

Sacudió la cabeza, sintiendo como la suave brisa en la terraza de la pequeña casa donde antiguamente estaba viviendo con el menor. Aun seguía en pie, no la había destruido y no eran sus intenciones hacerlo. Era nostálgico, no había sido el primer lugar ni el ultimo, pero uno de los mas cómodos desde el momento que había cogido la mano su hermano el día que huyeron de casa. El cigarrillo se iba quemando lentamente, llegando lentamente hasta la colilla mientras que el humo era arrastrado sutilmente por los aires ante el paso de la brisa. El Mobil sonó, y arqueo tenuemente el ceño. Marcaba en la pantalla exterior una pequeña carta, y tocando uno de los botones del costado hizo que desapareciera observando la hora. De seguro ese aquel imbécil preguntando donde se encontraba en esos momentos, o Honey que le fastidiaba por algún tipo de ensayo de último momento que habían decidido. No tenía ganas, no deseaba que nadie le fastidiara en ese momento. Ladeo la mirada hacia el cigarrillo, y la detuvo unos segundos, para luego dejarlo caer de sus por las tejas del techo, deteniéndose ya apagado en las rendijas.

Se dejo caer sobre el techo inclinado de la antigua casa, y cerro sus ojos quedándose pensativo, o mas bien, dentro de una nube que solo el podía comprender. El Mobil volvió a sonar, quien demonios le había puesto que sonara periódicamente? Y el no era precisamente uno de los que estaba amigado con la tecnología, apenas lo había recibido por sus compañeros que deseaban mantenerlo en contacto ahora que estaba un poco mas ocupado que antes, y sin el menor acuestas, que según ellos también tenia uno de esos pequeños aparatos. Tomo el Mobil con la diestra y lo abrió con un deje de fastidio, selecciono el mensaje lo abrió. Arqueando el ceño se quejo estupefacto unos segundos y para el siguiente ya se encontraba sentado sobre las tejas. Se puso de pie y lo guardo en el bolsillo trasero, dando un largo salto, deteniéndose sobre la tapea de al lado y luego saltar nuevamente hasta llegar al suelo de tierra. Si tan solo lo hubiera visto unos minutos antes, ahora se encontraba realmente preocupado.

Ese lugar que marcaba el mensaje no era justamente uno de los más seguros, aunque su aspecto físico era imposible llevar por desapercibido. Gruño, apretando con fuerza los dientes, y comenzó a correr por las calles solitarias, dando largos y certeros pasos como si de un leopardo se tratara. Minutos después se encontraba a escasas cuadras. Un bar de mala muerte, donde había sólido visitar un par de veces cuando necesitaba desesperadamente un trago. Ignoro al guardia y entro como si nada, haciéndose a un lado a las posibles molestias que obstruían su caminata por las oscuras y sonoras instalaciones. La barra, el lugar mas probable donde podía encontrarse Cry en esos momentos, ya que si se encontraba entre toda esa multitud seria como buscar una aguja en un pajar. Apresuro el paso, y al ver su pequeño y adorado rostro una sonrisa satisfactoria ilumino su rostro debajo de su despeinada cabellera que caía sobre el mismo. Arqueo el ceño al ver como forcejeaba con un desconocido que intentaba pasarse de listo, y un nuevo gruñido escapo de sus labios.

- Oie..! ¡ Tu maldito pedazo de mierda! - Rugió, apartándole bruscamente al darle un ligero empujón, justamente el la boca del pecho, dejando prácticamente sin aire al ajeno. Su mirada se torno solamente en el desconocido, y como si fuera una madre, la cual protege a sus cachorros, le mostró los dientes. - Lárgate, mientras aun soy amable - musito, rodeando la cintura de Cry con su mano libre, atrayéndole hacia el. En ese momento no deseaba ponerse violento, ya que hacia poco mas de dos meses que no le veía, pero si la situación se ponía ruda no le quedaría otra mas que hacerle sentir lo que significaba tocar a ese niño.
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Mensaje por Invitado el Vie Oct 28, 2011 3:53 pm

Era un momento espantoso el que le tocaba vivir, sentir la impotencia de no poder hacer nada ante el animal que estaba intentando besarle con ese asqueroso olor que solo los borrachos tenian ese que mezclaba el alcohol y el vomito, sentia tanto asco le daba repulsión pensar y sus brazos ya temblaban por el temor que le producia aquel tip. Aun así siguió peleando por no dejarse hacer lo que aquel ser asqueroso le obligaba, las lagriomas comenzaron a brotar ante las bestialidades que aquel le decia tan cerca trantandolo como si fuera una chica pudo sentir como una de las manos del viejo verde se iba hacia su trasero agacho la mirada completamente rojo entre lagriomas y la rabia que le llevaba a morderse el labio con fuerza y bronca mezclado con la impotencia del momento, pero aquella sensación duraria mucho mas, sintio un jalon un movimiento bastante brusco y al abrir los ojos pudo visualizar a aquel imbecil en el suelo quejandose de dolor, desvio la mirada lentamente hacia el costado hasta que su campo de vista logro enfocar la figura de por quien tanto había estado rogando, era su hermano a su lado… protegiendolo como siempre lo hacia, no aguanto, no soporto y se abrazo a el con fuerza aferrandose en su ropa dejando que las lagrimas salieras por sus ojos recorriendo sus mejillas hasta llegar al menton donde ahí al juntarse se formaban una sola gora cayendo de su rostro.

-onii-chaaan llevame a otro lado-dijo entre sollozos deseando llorar pero intentando aguantar, notando lo sacado que su hermano estaba y que no reaccionaba a su pedido, tenia en sus ojos ese deseo asesino clavandolos directamente en aquel hombre asqueroso que había intentado besarle y tocarle, se puso en punta de pie para poder rodearle el cuello con los brazos ya que su hermano era muchisimo mas alto que el, una vez que lo hizo se acerco a su oido –onii-chan te necesito, mirame a mi…- le susurro suave para luego morderse el labio aun estaba temblando un poco sentia esa extraña sensación en su cuerpo cuando alguien quiere obligarte a hacer lo que no quieres, no soporto mas y se abrazo al brazo de su hermano jalandolo hacia otro sitio, le costo por que en verdad aquel estaba enfafado parecia que en cualquier momento se tiraria al tipo para asesinarl…

Una vez que logro con dificultad llevarse a su hermano a otro sector, recargo la espalda en el la pared, estaba agitado por lo ocurrido jurandose que jamás volvería a salir así solo, miro a su hermano con sus ojos algo temblorosos –te amo, onii-chan quiero que estemos solos… necesito estar a solas contigo- casi grito abrazandose mirado hacia un lado la escalera que dirigia a los V.I.P aquel lugar seria el mejor para lo que aquel le había pedido, necesitaba quitarse esa espantosa sensación de su piel, y solo su hermano podría lograr algo como eso, así que matio la mano en el los bolsillos de aquel buscando su billetera, cuando por fin la encontro saco la tarjeta V.I.P de su hermano, era una de las tantas ventajas que aquel tenia por su trabajo, y tomando la mano de su hermano lo jalo nuevamente hacia aquel lugar, mostrandole la tarjeta a aquel hombre quien de inmediato les dejo pasarsubio la escalera buscando con desesperación un lugar donde poder estar tranquilos llegando a uno sitio apartado donde había un sillon enorme de cuero blanco una hermosa mesa decorada con detalles en metal que en sus patas daban girones raros y la parte superior era de vidrio dejando ver bien cada uno de esos detalles.

Se solto de su hermano y corrió hasta el sillon, sentandose de golpe subiendo sus piernas al mismo aproximando ss rodillas al pecho –nunca mas salgo sin nadie que me cuide- dijo escondiendo su cara en las rodillas –odio ser tan debil- dijo agarrandose fuerte de las mimas ambroncado consigo mismo por no poder ser tan fuerte como su hermano y siempre terminar ocacionandole problema a el y a quien estuviese cerca de el…-lo siento onii-chan- dijo levantando un poco la vista para mirarle -te necesito- susurro finalmente mirandolo a los ojos con cierto sonrojo en sus mejillas esperando a que el se acerque tenia la vista perdida en la de su hermano y a sintiendo aquel nudo en la garganta, que le decia que lloraria en cualquier momento intento resistir, no queria seguir siendo debil frente a su hermano pero… al mismo tiempo si era debil aquel estaria a su lado protegiendolo.
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Mensaje por Invitado el Vie Oct 28, 2011 7:46 pm

A escasos minutos, se hicieron sentir los gritos de un par de hombres y jóvenes que se encontraban cerca de la barra, que ignoraban la escena de primera mano. Al ver en lo que se había transformado, el publico espectador, se dejo ver entre la oscuridad de la discoteca. Interviniendo con aclamos y abuchidos, los cuales solo se pueden escuchar en medio de una pelea barrial, y en eso aparentemente se había transformado. El sujeto tras ser empujado perdió el balance, tras su posible borrachera, en el suelo que se retorcía como una culebra adolorida, debatiéndose internamente si ponerse de pie o continuar tirado entre los pies de desconocidos. Olía infernalmente a un alto grado de alcohol, y posiblemente algunos drogas. Sabía perfectamente que en esos lugares, como en muchos más de esa zona, se comerciaba la venta de drogas a la gente que lo solicitaba, posiblemente compradores cotidianos, y otros inexpertos que eran atraídos como pichones. Esa gente tenía una clara visión para los negocios.

Como había dicho de ante mano, aquel lugar no era precisamente uno de los mejores, pero aun tampoco era de los mas bajos, había peores. Esa ciudad tenía varios términos, y aquel local era un nivel intermedio. Solo podía pensar el que hubiera pasado si no hubiera leído ese mensaje en aquel momento, si tal vez se hubiera quedado dormido, o como normalmente borrar los mismos de la bandeja de entrada así el móvil no sonara periódicamente como solía hacerlo. Ese maldito de Dust, pensó mordiendo ligeramente su labio inferior con brusquedad, le había pasado el numero a Cry, estaba seguro, así pudiera mantenerse en contacto conmigo las veces que quisiera hacerlo, sin embargo hasta el momento no lo había hecho, por lo que no tenia su dirección registrada en el mismo. Cuando lo encontrara le daría un puñetazo, jodido imbécil que no se había ni siquiera dignado a mencionar que el menor lo tenía entre sus contactos. El simple hecho de recordar su sonrisa, causaba una revolución en su sangre.

Los ojos de Hard se cerraron en un corto parpadeo, volviendo a fijar la vista sobre la figura del desconocido, que en aquellos minutos se había logrado poner de pie, sin embargo el golpe que le había proporcionado en el pecho había provocado una reacción en el cuerpo ajeno, y se hicieron a un lado la ronda de pies que se encontraban frente al hombre al momento que comenzó a vomitar. Sintió como los pequeños brazos de Cry le sujetaron con fuerza y temblores que revolucionaban su pequeño cuerpo, y con la diestra acaricio suavemente sus hombros descubiertos a la vez que le mantenía firmemente sujetado de la cintura. Subió la mano, y entrelazo sus largos dedos en su suave cabellera rubia, acariciando tenuemente, en busca de su calma. Un así no tenia palabras para el menor, ni nada que le pudiera decir y alentarle que le hicieran salir de ese estado, solo enojo y bronca.

Una ligera imagen cruzo por su mente, una vez que varias voces de entre el publico le hicieron reconocer que los prostitutos, como también llamados pet's rondaban por las instalaciones, en busca de sexo a cambio de un buen pago. Efectualmente, solían ser atractivos, de una buena apariencia, y un excelente cuerpo. Por lo que aquel asqueroso sujeto había confundido a su lindo Cry con una de aquellas lacras humanas. La voz del menor llego hasta sus oídos, llenando cada uno de sus sentidos, pero no calmándolos. Sus brazos se deslizaban por su cuello, aforrándose con fuerza, escuchando sus sollozos y la respiración agitada que había vibrar el interior su pecho. Solo quería hacer una cosa, matar a aquel desquiciado, y luego consolar al menor. Lo último que quería ver eran lágrimas resbalar por su rostro.

Entrecerró los ojos a la vez que sus orbes se desviaron a las manos del menor que sujetaban con fuerza su brazo, le había insultado, confundiéndole con una puta que se vendía por unos cuantos pesos, y aun así se rehusaba a que asesinara a golpes a ese mal nacido. Se mordió los labios, y gruño, apretando los dientes con fuerza. Si así era como lo quería el menor, lo dejaría pasar. Aquel desquiciado corría con la suelte de haberse topado con un alma caritativa, ya que si fuera por el no pasaría de esa noche. Cerró los ojos por unos segundos prolongados, y volvió el rostro al menor. Rozo sus labios contra su mejilla de forma cariñosa mientras que ambas manos le sujetaban posesivo, volviendo la mirada al rededor, dejando por sentado que aquel niño solo le pertenecía a el, y si alguien se le acercaba terminaría mal.

Manteniéndose en silencio, dejo que el menor lo jalara saliendo de la ronda de curiosos que se habían juntado cerca de la barra a ver el espectáculo que se había montado. La seguridad era una simple fachada, ya que ni siquiera se habían inmutado en llegar hasta las voces que sobrepasaban el sonido de la música, para separarles o algo por el estilo. Miro hacia los lados, y luego el pequeño brazo del menor que lo llevaba, tomo su mano, entrelazando sus dedos con los ajenos y camino detrás de este como su fiel guardián. Al llegar hacia donde este lo deseaba llevar, le miro recostarse contra la pared y se puso enfrente donde le abrazo con fuerza al sentir como sus brazos se envolvían en su espalda, y acaricio sus cabellos nuevamente. Sus palabras siempre sonaban tan adorables a sus oídos - No llores, estoy contigo - susurro sereno.

Arqueo tenuemente el ceño, y ladeo la mirada al sentir las manos de este buscar entre los bolsillos - Cry.. - dijo un tanto confuso, y al ver que saco su billetera, abriéndola, encontrando entre un par de billetes y otros papeles, una tarjeta en especial. Ahora lo recordaba. Tomo la mano del menor, y subió las escaleras con este hacia aquella sección apartada del lugar. Si mal no recordaba había ido a ese sitio otra vez cuando Still Dogs la había reservado para una sección de fotos. Ahí es donde había obtenido ese pase VIP. Sin embargo, no había vuelto, ni mucho menos utilizado jamás. Se la había prestado a Honey, pero nada más. El sujeto de la entrada le observo y este repelo la mirada, los dejo pasar y ante un pequeño descuido el menor se soltó de su agarre corriendo hacia dentro de la sala vacía, sentándose sobre uno de los sillones y acurrucándose como solía hacerlo en su habitación. Le miro, y se encamino lentamente hacia el medida que sus palabras llenaron el vacío del lugar.

- ¿Quien dijo que eras débil? - comento con un deje de fastidio, al acomodarse a su lado, mirándole cautelosamente - Donde demonios se encuentra tu amigo?. - pregunto, al caer en cuenta de lo extraño que se tornaba el momento, incitando al menor a que le dijera la verdad del por que se encontraba solo en ese momento, a esas horas de la madrugada, sabiendo perfectamente que le había dejado el cargo del mismo al cabeza de músculo hacia un tiempo atrás. Se mordió tenuemente y apretó el puño, dando un ligero golpe contra la pared del local. Había sido un retardado al darle la responsabilidad a otro del menor, y el confiar en que lo haría tan bien como el mismo lo estaba haciendo todo ese tiempo, en el pasado, en el presente. Solo el y nadie mas podía confortarlo, cuidarlo y hacerle sonreír.

Entrecerró la mirada, y respiro profundo, tomando el rostro del menor. Estaba sollozando de nuevo, y esa parte su culpa. - No llores - le dijo, besando su mejilla con apenas un rose de sus labios, para luego lamer el camino que las lagrimas estaban recorriendo. Pasando la diestra por su espalda lo atrajo hacia si, bajando lentamente sus labios hacia los ajenos, dejando que una minima distancia los separase. Observo sus ojos con fijeza, y estrecho su cuerpo contra el suyo nuevamente, de una forma mas intima, algo que extrañaba que sucediera. - Te amo- solo yo puedo complacerte, añadió, pero esas ultimas palabras solo quedaron atrapadas en sus pensamientos, y entre el delicado color rosado de sus labios.
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 29, 2011 7:07 pm

Hay ciertos momentos en la vida en los que, quieras o no, estarás completamente solo. En los albores de la juventud, en circunstancia de ir abandonando la infancia en ese sentimiento de que alrededor no hay nada, que el vacío que circunscribe al cuerpo es abismal a veces solo suele encontrase una mano de un par con quien llorar.
Yo siempre había contado con el, todos mis recuerdos de la infancia se remiten a el, y todo lo que hemos vivido a través de los años, mi vida giraba en su entorno sin poder controlarlo realmente, era lo mas importante en mi vida, mi hermano lo era todo… me sentí tan bien estando el en este lugar cuidándome, tanto me alegraba que deseaba detener el tiempo en ese momento para poder quedarme así el resto de mi vida con el… si no era normal, nuestra relación no era como el mundo cree que debe ser, seriamos el peor ejemplo de hermandad seguramente pero yo… yo lo amaba, en verdad lo amaba.
En la actualidad el amor se ha estado perdiendo en algunas personas, en el mundo lo único que hemos estado viendo en los últimos años es el desamor. En el caso de una pareja, ya sea de casados o de novios, el tiempo que duran es muy poco porque según ellos “se les acaba el amor” cuando en realidad lo que paso es que nunca hubo amor sincero. ”Pero yo amo a mi hermano, lo amo demasiado y de manera incondicional a diferencia de parejas que ni saben lo que quieren” El amor en palabras textuales y sencillas es una fuerte inclinación emocional hacia otra persona – te amo onii-chan- susurro suave y delicado, teniendo a su hermano cerca de el –soy débil onii-chan, ni siquiera puedo salir a tomar nada solo… ¿dime que hubiese ocurrido si no llegabas?... se aferro a la ancha espalda de su hermano con sus manos cerrándose en puños tomando parte de la ropa de aquel, escondió su rostro en el pecho de Hard cuando unas lagrimas salieron de sus ojos nuevamente
Escuche cuando pregunto por Sig… pero el no sabia nada de mi salida, me había escapado para verlo como si me fuese a encontrar con un amante, me sentía tan tonto en ese momento –el no sabe nada, me escape, necesitaba verte… sentirte cerca como antes onii-chan- dije sin pensar esas cosas, que hacia? No debía decir esas cosas pero no podía guardármelo mas, sentía esa presión en el pecho que me asesinaba y carcomía por dentro…-onii-chan te amo- susurre de nuevo ahora escondiéndome en su cuello sintiendo su perfume, su delicioso perfume… no era una buena persona, ahora me doy cuenta mis pensamientos eran mas impuros a conforme pasaba el tiempo siempre creí que era demasiado inocente, demasiado torpe para sentir este tipo de cosas, pero… mi onii-chan despertaba algo en mi que no podía ser explicado con palabras, sus besos se sentían bien por mas que solo fueran en la mejilla… sentir el roce de su boca que no llego a ser lo que deseaba mas que nada en ese momento era extraño, yo me había ido con Sig y aun así, deseaba los labios de mi hermano? Que pasaba conmigo? Onii-chan soy mala persona, pensó en su interior no pudiendo sacar esas palabras no quería que su hermano pensara que realmente lo era.
El amor es silencioso. ¿por qué te amo? Porque eres tú. Ni hay razón alguna y es vano buscar una. Mi corazón estaba dividido entre el amor a mi hermano y lo que sentía por Sig, eran dos amores totalmente diferentes, pero en una parte eran lo mismo por que yo quería sentir los labios de ambos sobre los míos sobre mi piel… sus manos suaves recorriendo mi cuerpo centímetro a centímetro sentirme propiedad de onii-chan me gustaba mucho… pero también de Sig bien podría hacer lo mas lógico y estar con Sig, quedarme a su lado y no pensar mas en mi onii-chan de esa forma ser alguien normal, normal… que mierda era eso? No me importa lo que piense la gente. Mire a sus ojos estando tan pegados sintiendo la respiración de mi hermano sobre mi piel, eso no ayudaba a intentar comportarme, siempre me pregunte como fue que empezamos a hacer estas cosas, cuando fue el día que nuestros labios se juntaron por primera ves?... era raro no poder recordarlo, siento como si siempre fue así, no podía recordarlo y eso me enojaba… quería poder ser menos tonto por una vez en mi vida, pensaba demasiado las cosas… analizaba demasiado y poco hacia, por eso era débil por que esperaba que los demás hicieran las cosas por mi… ya no quería seguir siendo así…

Mire a Onii-chan, con mi característico sonrojo en mis mejillas rodeando su cuello, parecía hipnotizado mirándole fijo a los ojos como crío enamorado, no se por que tome esa decisión tal vez por la desesperación que sentí al pensar que por ahí después de esta noche podría llegar a pasar el mismo tiempo sin verlo… no quiero. Lo necesito, lo extraño, lo amo… lo odio por serme tan necesario e indispensable. Lo mire por unos largos minutos sin poder apartar mis ojos de esos ojos rasgados claros que dejaban ver… mi cuerpo respondía a cualquier acción de el, ¿Por qué no dejarme llevar?? ¿¿Por qué no hacer lo que por mi mente pasaba en ese momento? Mi cuerpo se sentía calido estando pegado al de el, mordí mi labio inferior levemente, apenas sintiendo mis dientes sobre este y cerré mis ojos lento a medida que me acerque a el… se que dude en un segundo y me detuve, mis labios temblaron y mi mente me decía ¿Qué estas haciendo? Pero no podía seguir soportando el deseo que tenia en mi interior, aun sabiendo que eso podría costarme caro, mi hermano tal vez me detendría y me diría que fuera a besar a Sig o algo así por el estilo, puedo recordar lo enfadado que estaba con ese tema. Basta, si vas a hacerlo hazlo si no hazte para atrás y deja de pensar tanto… me dije a mi mismo abrí mis ojos unos segundos y volví a cerrarlos avergonzado dándome cuenta de lo muy cerca de su boca que estaba, ya no aguante, y lento y suave peque mis labios a los suyos dejando salir unas lagrimas de mis ojos no se si salieron por estar feliz de ver a mi onii-chan de nuevo o si lo hice por tristeza de estar traicionando a Sig, tal vez solo llore por que siempre lo hago, justamente por que soy débil… aunque mi hermano me haya dicho que no lo era
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Insomnio soñando despierto con Panteras Rosas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.