Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» Re afiliación élite [Crisom Village]
Lun Sep 25, 2017 1:28 pm por Kael

» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

» Tu esclavo [Privado]
Mar Sep 06, 2016 3:11 pm por Benio/Kisshou

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Curándote y mimándote {Privado}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Invitado el Dom Nov 04, 2012 4:03 pm

El camino por los fríos pasillos y por fuera se le hizo eterno. Quería llegar ya, quería tener a Odei en su cama, calentito y cuidarle hasta que estuviese bien. No iría a clase, no comería, no bebería, no se movería de su lado hasta que se levantase. Estaría en vela todo el tiempo que pudiese, así que lo había decidido.

Por fin llegó tras un largo camino, eterno se le hizo, pues no quería ir rápido por si tropezaba por llevarle en brazos. Abrió la puerta con suavidad y se coló dentro para cerrar despacio, sin hacer mucho ruido. Sus pasos le llevaron hasta la cama y ahí se inclinó para dejar el cuerpo de Odei, envuelto en la manta sobre aquel cálido lugar. Se mordió el labio inferior y tras arroparle se encaminó hacia el aseo para tomar el botiquín.

Salió con aquella maletita y encendió una luz tenue. Despacio comenzó a retirar la manta y observó el cuerpo de Odei. Maldijo para sus adentros por las heridas y marcas que le había ocasionado esa parte suya tan odiosa. Despacio y con un paño humedecido en agua templada comenzó a limpiar al contrario con dulzura. Apenas le rozaba salvo para limpiarle, y no quería que se despertase. Se tomó su tiempo, y era mucho o por lo menos bastante.

Tras aquello comenzó a curar las heridas donde veía algo de sangre o rojizo, con suma atención en no dañarle más. Y por último puso algo de pomada en esos moretones que veía. No quiso mover demasiado el cuerpo de Odei, así que lo hizo todo con suavidad y sin moverle demasiado. Una vez que terminó, le cubrió de nuevo con la manta y le dejó bien tapado en la cama. Él tomó una silla y se sentó en ella, pegado a él. Cogió la mano del pequeño y se quedó a su lado, mirándole.

- Lo siento... lo siento Odei, pero no me odies vale? Te quiero, de verdad te quiero y no me moveré de aquí. -Dijo bajito mientras que esperaba. No se movería y así lo hizo, se quedó ahí, hasta que sintió que se dormía. Estaba algo cansado y sin poder evitarlo sus ojos se cerraron de forma suave quedando sobre la silla dormido y sin soltar la mano de su novio.
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Dom Nov 18, 2012 12:15 am

Había caído en un profundo sueño, estaba cansado, le pesaba todo el cuerpo, incluso los párpados le pesaban tanto que apenas podía abrirlos.
Recordaba voces, sensaciones que le desagradaban completamente y algo que lo inquietaba. Pero estaban muy lejos, era como si las viera a través de un grueso y empañado cristal, como si no tuvieran nada que ver con él.
Allí todo era tranquilo, estaba oscuro y parecía flotar. No podía moverse, estaba pesado, pero en cambio tenía la sensación de que flotaba en algún sitio en el que no podía orientarse.
Poco a poco todo comenzó a cambiar, estaba oscuro, pero sentía algo bajo su espalda. Era mullido, cálido y acogedor, y, a los pocos segundos su mente fue cobrando consciencia. Acababa de despertarse, pero aun mantenía los ojos cerrados.

Le dolía la cabeza horrores, y sentía que sus ojos estaban irritados. Aun así los entreabrió, sin poder ver nada en un principio. Pestañeó un par de veces, confuso y cansado, hasta que supo que estaba tumbado en una cama.
Por un momento sintió que se le encogía el estómago hasta casi dolerle al pensar que, tal vez, estaba en la cama con ese Kael Voodoo, y miró atemorizado la mano que le sujetaba, calmándose al ver quien era el que le estaba agarrando.

Dormía, sentado en la silla al lado de la cama estaba Kael, dormido. Parecía muy cansado, y no quería despertarlo.
Con él se sentía seguro, aunque verlo dormir le preocupaba. ¿Y si salía de nuevo mientras él no podía controlarlo? No, no pasaría, Kael siempre le cuidaba y no le haría daño.
Volvió la vista al techo del dormitorio, sentía un nudo en la garganta al recordar claramente lo que había pasado. Se sentía tan débil e indefenso ahora mismo que se asustaba, nunca quiso saber el peligro que puede correr un niño de su edad ante las cosas malas de la vida. Nunca se preocupó, pensó que nunca le pasaría nada, y ahora era todo así.

No quería llorar más, le dolía mucho la cabeza, así que quiso calmarse respirando profundamente, y cuando pudo hacerlo medianamente volvió la vista de nuevo hacia el dormido muchacho.
-....-el...- apenas le salió la voz, no sólo por haber gritado antes tanto, sino porque el nudo también le oprimía la garganta impidiéndole hablar.
No sabía si quería despertarlo o no, porque lo vería. Ya lo había visto antes, para llevarlo allí, sabía lo que había hecho. Pero no quería enfrentarlo de nuevo, y saber que no merecía a alguien como Kael consigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Invitado el Jue Nov 29, 2012 11:13 am


Se quedó dormido, completamente dormido en la silla, estaba cansado y por suerte su otra parte también, por lo que ambos dormían. Aunque estaba soñando con él o quizás no, simplemente hablando con su otra parte, y Kael se sentía muy furioso por lo que había hecho.

-No vuelvas a tocarle ¿me oyes? –Decía en sus sueños, que era el único lugar donde quizás podía hablar con esa estúpida maldición que tenía en su cuerpo. Pero su otra parte solo esbozaba una sonrisa divertida y perversa por aquello. Solo se cruzaba de brazos y le miraba altivo como diciendo “tu no mandas aquí”. Pero Kael simplemente le miraba furioso y le regañaba y el otro solo se reía con aquella voz tan horrible. Aquel ser no tenía sentimiento alguno, al parecer.

Pero aquel sueño, o realidad de su interior, fue desvaneciéndose cuando escuchó un ruido. Sus ojos se abrieron de golpe, pues estaba en un estado de tensión debido a lo ocurrido y cada vez que el otro se movía él se despertaba. Pero esta vez no fue un movimiento, fue su voz, ahogada, como si estuviese en peligro. Abrió los ojos y miró al contrario para acercarse sin soltar su mano.

-Odei, Odei… aquí estoy… -Susurró arrodillándose en el suelo sosteniendo su mano y acariciando su mejilla con la otra mano libre, tocando aquel rostro dulce y suave. Le miró y se mordió el labio inferior. Estaba así por su culpa. Le tembló aquel labio anteriormente mordido y cerró los ojos mientras que agachaba su rostro y lo dejaba sobre la cama.- Lo siento Odei, lo siento, yo… quiero controlarle pero no puedo…

Gimió con suavidad mientras que le sostenía la mano con la suya, la cual temblaba bastante. Y vaya si temblaba, puesto que todo lo ocurrido era algo horrible y no quería que su Odei lo pasase mal. Solo quería cuidarle y ser feliz ¿es que no podría ser feliz jamás? Siempre le había pasado algo, todo por culpa de su otra parte. Alzó su rostro lleno de lágrimas, ojos rojizos y labios temblorosos.

-Lo siento Odei… no me odies por favor… yo, yo te quiero. –Dijo agitado mientras que le temblaba todo el cuerpo angustiado por eso. Solo quería abrazarle, besarle y que se diese cuenta que le amaba de verdad. Que por eso sufría, que por eso se sentía como una basura, por no poder protegerle de esa parte suya. Y ahí estaba la persona a la que amaba herida,… Se acercó a él y acarició su cabello. Le besó en la frente con suavidad e incluso pensó que lo mejor sería alejarse de él, pero eso no serviría de nada salvo para hacerse daño a él y que el contrario hiciese lo que quisiese. No. No iba a dejarle, le amaba y no iba a dejarle jamás. Pasase lo que pasase no le abandonaría.
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Miér Dic 05, 2012 8:39 pm

Escucharle hablar provocó en él más ganas de llorar. No se sentía bien, no podía mirarle a la cara sin sentirse culpable y sucio. Por eso giró el rostro cuando las amables y dulces palabras, que acunaban sus oídos y su alma, se hicieron resonar por el cuarto, rompiendo el silencio que se había creado tras despertar.
No podía mirarle, no tenía derecho de decir nada, de pedir nada y mucho menos de pedirle que se quedase a su lado, aunque fuera lo que más deseaba en el mundo ahora mismo.
¿Por qué? ¿Por qué Kael tenía que ser tan bueno con él? ¿Por qué? si en realidad él no servía para amar ni ser amado, él solo servía para el disfrute de otros, para nada más.
Era la verdad más dura a la que se había tenido que enfrentar, pero aunque él no quisiera creerlo todo apuntaba a que así era, siempre había sido así, y si lo miraba de esa forma comprendía por qué siempre le habían dejado de lado aquellos que dijeron quererlo.

Kael haría lo mismo, antes o después se daría cuenta de qué clase de niño era él y para qué servía, se daría cuenta de que él no podía ofrecerle algo más intenso y le dejaría. No quería hacer daño a Kael, a él menos que a nadie.
Pero le dolía horrores pensar eso, no quería que fuese así, se le encogía el corazón al pensar que Kael Voodoo llevaba razón, y casi perdía la capacidad de respirar, era asfixiante ese sentimiento.
Negó con la cabeza débilmente, aun sin mirarle, pero dejando que le sostuviese la mano porque era una sensación cálida y de cariño que quería al menos sentir un poco.
-No....n-....Kael... yo no sirvo... no valgo nada-sintió que se ahogaba, y las lágrimas recorrieron sus mejillas mientras hablaba. Pero era así, él no había cedido, pero su cuerpo le había jugado aquella mala pasada y no podía simplemente decir que él no había tenido nada que ver.

¿Por qué siempre tenía que ser así? ¿por qué no podía ser querido por alguien y amarlo felizmente? no hacía las cosas con maldad, y sin embargo todo se le volvía en contra. Quizás de verdad él no estuviera hecho para eso, por más que lo deseara.

Apretó un poco su mano y luego la dejó inmóvil, intentando no llorar demasiado, para no hacerle más daño a Kael del que le había hecho ya. ¿Qué debía hacer? ¿debía decirle que se fuera? ¿debería esperar que fuera feliz con alguien que sí supiera hacerlo? ¡Pero es que no quería! se sentiría tan solo y tan perdido si se iba... ahora mismo toda esa confianza y seguridad en sí mismo que tenía siempre se había esfumado, se la habían robado por completo y se sentía pequeñito y frágil. No quería dejarlo ir, ¡¡lo quería a su lado!!

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Invitado el Lun Dic 10, 2012 6:43 pm

Por fin el contrario habló y Kael clavó sus ojos en él y escuchar eso le hizo abrirlos con fuerza. No podía estar hablando en serio, es decir, aquello era una locura. Odei servía para mucho, él era importante y realmente que dijese eso le dolía, su otra parte le había dañado no solo físicamente, también psicológicamente y eso si que no lo consentía. Hablaría con él de algún modo, le obligaría a disculparse, vaya que lo haría. Notó como le apretaba la mano y bajó su mirada para luego mirar al contrario.

- ¡¡No... no digas eso Odei!!! Si vales, vales mucho, eres,... eres importante para mi, si tu no estuvieses yo no sería nada, tu... tu eres mi mundo... no digas que no vales. -Dijo angustiado mientras miraba al contrario y su pecho se movía de forma rápida agobiada. Incluso se incorporó para sujetar esa mano con fuerza e inclinarse sobre el contrario.- No digas eso,... no... no vas a irte, no vas a dejarme ¿verdad? No,... no quiero, quiero estar contigo...

Dijo agobiado mientras que sentía como sus ojos se aguaban. No pudo contener el llanto y de pronto las lágrimas asomaron por sus ojos sin parar. Eran como cascadas que cubrían sus ojos y sus mejillas, mientras su cuerpo temblaba de golpe, no podía perder a lo que más quería en el mundo. Estaba maldito, lo estaba, y parecía que jamás tendría a nadie que le quisiese como era, a pesar de su maldición. Tembló más y se inclinó para abrazar al contrario, tembloroso, nervioso y agobiado.

- Yo te amo, te amo, no quiero perderte, si no estas tu me muero, me moriré... yo no quiero estar con otra persona... cuidaré de ti y... y conseguiré que no te haga nada, conseguiré que no te toque, conseguiré que desaparezca... y no te hará daño jamás y estaremos juntos... yo, yo te quiero Odei, por favor, no te vayas, no me dejes. -Dijo entre sollozos abrazándose a él y temblando y sin querer quizás siendo algo brusco en el abrazo, pero no quería soltarle, no quería que se fuese ni que dijese que no valía. Kael se sentiría completamente perdido si él no estaba. Vaya que estaría perdido. Gimoteó un poco mientras seguía ahí pegado contra su cuerpo pensando que se comportaba como un crío, pero es que jamás había sentido algo así por nadie... tembló de nuevo y se apartó de él un poco para mirarle. Sus ojos estaban rojos y su mirada acuosa.- Odei... no,... no me dejes por favor,... no, no me dejes si me quieres,... te juro que te protegeré, que te cuidaré,... por favor...

Dijo mientras se llevaba el dorso de su mano a sus ojos y los limpiaba como podía. Se sintió idiota, de verdad se sintió así, porque para una vez que de verdad amaba a alguien, él quería irse de su lado y no entendía el por qué decía que no valía, si valía, muchísimo, le había hecho amar y no tener miedo y ser fuerte y saber que tenía que luchar... porque a partir de ahora conseguiría controlar a su otra parte, la sometería y sería feliz, feliz para siempre con Odei. Le miró esperando una respuesta... le... ¿le dejaría?
avatar

Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Jue Ene 03, 2013 2:33 pm

Se le encogió el alma al verlo llorar de ese modo, ¡le estaba haciendo daño! de nuevo lo estaba haciendo, ¿por qué no podía hacerlo feliz? Cada vez veía más y más claro lo que dijo Kael Voodoo, lo que todos quizá vieron en él y él no había notado: era incapaz de hacer feliz a nadie.
Pero, ¿por qué no podía él desear estar con alguien? Era egoísta, ¡pero es que quería ser egoísta! ¿por qué no podía tener un novio que le quería? ¿por qué no podía ser algo más que un consuelo para todos cuando estaban necesitados? Aunque no supiera hacer feliz a nadie, él también tenía sentimientos y tanto tiempo habían sido pisoteados que necesitaba de alguien que los curase.
¿Por qué no podía querer a Kael para estar con él? Sonaba tan mal... no saber hacerlo feliz y aun así querer mantenerlo atado a su lado.
No era eso, lo sabía, sabía lo que pasaba: tenía miedo de estar sin él. Si todo aquello se acababa una vez más sentía que no podría volver a sonreír nunca. Había roto el muro que tenía a su alrededor por Kael, y si eso no funcionaba ya nunca más podría confiar en nadie ni en sí mismo.

-A-au..-susurró quejándose en voz baja por el abrazo tan fuerte que le dio, apretando algunas de sus heridas que le hicieron sentir pinchazos de dolor. Pero eso no le importaba, si era Kael quien lo hacía no le importaba si le dolía.
Ni si quiera se dio cuenta de que él mismo estaba llorando, no podía nada más que fijarse en Kael y en cómo sufría por su culpa.
¿Cómo podría confesar lo inconfesable? él siempre había sido bueno con él y había confiado en él, ¡incluso ahora! ¿Cómo podría decirle lo que sabía que le haría más daño? No quería hacerlo, pero sabía que con Kael no podía tener secretos.
-K-Kael...e-escúchame, escucha...- susurró mirándole, aunque llorase, prefería no aguantarse porque si lo hacía el nudo en su garganta le impedía hablar. Llevó sus manos a los brazos de él y apretó un poco, mirándole a los ojos-...no quiero dejarte, ¡no quiero! Nunca lo haré Kael....yo....s-si eso pasa...serás tú quien me deje a mí, porque...- no pudo seguir porque el llanto se lo impedía, pero tras unos segundos pudo recomponerse y seguir, necesitaba decírselo ahora, o no podría hacerlo más tarde-....p-porque yo no te dejaría escapar..nunca!...pero tengo que d-decirte algo.

Sentía cómo le temblaban las manos y cómo el pecho se le encogía, ¡le daba tanto miedo decírselo! Si él le dejaba ya no tendría motivos de seguir adelante, se rendiría, se acabó.
-Yo...c-cuando él me...-le dio un escalofrío al recordarlo todo, pero debía seguir-...Kael... ¡no pude evitarlo!..m-mi cuerpo reaccionó y... y-yo he estado con muchos antes ¡te lo dije recuerdas?! - ¡estaba tan nervioso! No podía hablar con calma sobre aquello, y lo miraba asustado-....y-yo no quería, ¡me hizo daño! p-pero...hubo un momento en que yo.....l-....lo siento... lo siento!
Ya no pudo seguir hablando porque se puso a llorar. Lo había confesado y todo estaba en manos de Kael. Ya estaba hecho, no había mentido... seguro que le soltaría con una expresión de desprecio o algo parecido. ¿Qué hombre querría a un niño como él? dudaba de que alguien lo hiciera.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Kael el Jue Jul 25, 2013 11:08 am

Cuando Odei habló él alzó su rostro y se le quedó mirando. Las palabras de Odei llegaban a su corazón maltrecho y se sintió excesivamente bien cuando le dijo que no le dejaría escapar nunca. Aunque el pero le hizo mirarle un instante y escuchó lo siguiente. Escuchó aquellas palabras entrecortadas, que no decían mucho pero lo decían todo y entonces le vio llorar. Era obvio que aquello era algo que no podía controlar y eso a Kael no le molestaba, es decir, no estaba enfadado con eso, casi hasta podía comprenderlo, es decir, estimular una parte de alguien hacía que eso pasase. Le abrazó despacito y besó su frente.

-Deja de disculparte Odei. Tú no has hecho nada malo, yo… yo. Te amo, te amo y solo te amo a ti. Me da igual qué haya pasado, no te eches las culpas, ha sido el otro,… y yo no pude ayudarte. –Se abrazó un poco más a él y le llevó contra su pecho para mecerlo levemente. Entonces terminó por colocarse a su lado y le llevó a su regazo para comenzar un vaivén suave y lento mientras que acariciaba su cabello. Besó varias veces aquel pelito adorable e incluso aspiró su aroma.- No llores Odei, por favor, no llores. Verte triste me entristece.

Levantó su rostro y besó sus labios despacito, con dulzura y le sonrió. Sus mejillas se sonrojaron un poco y volvió a abrazarle con suavidad. No quería lastimarle más, no sabía si esa posición era la mejor para él. Paseó sus manos por su piel y le miró un instante a los ojos, para luego subir su mano y retirar aquellas lágrimas. Él también estaba medio llorando aún, pero no quería soltar muchas más lágrimas. Se había calmado bastante, pero aún así estaba algo molesto. Obviamente no con Odei, pero si con su otra parte. Esa parte era mala, maligna, solo salía para jorobarle el día y hacer daño a todo lo que se acercaba. Era una maldición en toda regla y no sabía como librarse de ella.

Volvió a besar al contrario, pero esta vez en sus mejillas. Deslizó sus dedos por su piel y rodeó su pequeño cuerpecito contra el suyo mientras volvía a mecerle con suavidad. Cerró los ojos con fuerza y sintió las lágrimas llenar sus ojos de nuevo. Pero no dejó que cayesen. Tragó saliva y suspiró.

-Q… quiero estar contigo para siempre. ¿Puedo? –Preguntó bajito mientras le mimaba con suavidad.- E… eres el primer chico al que… he besado y… quiero que seas el último… no quiero besar a nadie más.



Spoiler:
Primero disculparme por mi super tardanza, lo siento cielito. Segundo decirte que siento que sea cortito también, T3T gomen de verdad. Tercero... *se roba a Odei 4ever* Mio, mio, mio!

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Lun Nov 18, 2013 9:49 am

El lento y suave vaivén del cuerpo de Kael, y sus brazos cálidos y fuertes eran un dulce bálsamo para Odei. Sentía como si todo lo que había ocurrido estuviese quedando muy muy lejos, como si todo ese mal se hubiera bajado del coche en mitad de la carretera y él ya estuviese alejándose a toda prisa en coche, viéndolo cada vez más y más pequeño en el horizonte y sintiéndose más seguro ahí.

Giró un poco la cabeza sólo para mirarlo a los ojos, aun con los suyos llorosos y enrojecidos por el llanto, entonces se acurrucó contra él y movió las manos para abrazarlo como pudo, asintiendo una vez con la cabeza y apretándole contra él como queriendo evitar que se esfumase de entre sus brazos.
-Cla-ro que sí... quédate conmigo...Kael por fa-favor- susurró sintiendo un nudo en la garganta, pero no por tristeza o miedo, sino de alivio de que el otro chico, a pesar de aquello, quisiera seguir con él.
Se sentía bien con él, se sentía querido, protegido...se sentía distinto y le gustaba esa nueva sensación que poco a poco iba conociendo, a pesar de que le daba miedo dar más pasos sin saber qué había más adelante.

Estuvo abrazado a él durante varios minutos, apretándole la camisa con las manos y relajándose cada vez más, mientras las ganas de llorar iban menguando y el dolor de cabeza aumentando.
Poco a poco sus ojos fueron cerrándose y un fuerte sopor hizo que, a los pocos minutos, los pensamientos del pequeño empezasen a mezclarse con el sueño y hacía que no supiera distinguir la realidad de la fantasía. Adentrándose cada vez más en esa fase en la que se sueña y se pierde el control de la mente pero aun es fácil despertar.
Pero no tardó mucho en quedarse profundamente dormido, estaba agotado, las ojeras en su rostro lo demostraban. Apenas si había dormido esa noche, y además lo que había vivido le había agotado física y mentalmente, no tenía fuerzas para estar más tiempo despierto y hacer frente a la situación con palabras con sentido.
Lo único que podía hacer ahora era dejarse mecer por el cálido y gentil cuerpo del castaño, dejarse consolar y querer y dormir, dormir hasta que su propio cuerpo decidiese despertar, aunque fuese todo un día.

Esa noche tuvo unos sueños rarísimos, soñó con Kael, con Saeki, con la gente de la escuela, los profesores, Kael Voodoo, y todo era muy extraño, todos le conocían pero ninguno era amable con él. Todos le sonreían sin cariño y se giraban, Kael Voodoo se reía, Saeki le daba la espalda después de guiñarle un ojo, Kael lo miraba un momento con una sonrisa melancólica y después se iba..... todos, todos le dejaban allí solo, en medio de una habitación que sentía que era su casa, pero que en la vida real no lo era...
Un sueño bastante feo, pero que no hizo que se removiese en la cama durante la noche, sólo era su mente confusa y asustada lo que provocaba esas imágenes en su subconsciente. Pero ya no lo recordaría cuando despertase.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Kael el Vie Dic 20, 2013 7:49 pm

Por fin Odei habló y sus palabras le tranquilizaron porque… si decía la verdad estaba aterrado, aterrado por perder a la persona que más había amado en su vida. Se aferró al contrario con suavidad y le pegó más contra su pecho para sentir como aquel cansancio volvía a llenar el cuerpo del pequeñajo y le hacía caer rendido en un sueño. Kael se le quedó mirando por un largo rato paseando sus dedos por entre las hebras de sus cabellos, enredando sus largos dedos y deslizando las yemas por aquella cabecita tan dulce y preciosa. Bajó su rostro y besó su frente y tras eso… cerró también sus ojos.

Estaba agotado y su otra parte también necesitaba descansar. Así que ambos quedaron dormidos, pero no se molestaron en sueños, dado que si soñaron algo no sintieron nada de nada. Así que así pasó el tiempo hasta que la luz de la mañana comenzó a molestarle tras una larga noche dormido y abrazado a Odei. Cuando los rayos del sol rozaron su piel Kael comenzó a removerse, tenía los brazos adormilados de abrazar con fuerza a Odei y no soltarle, además del peso de éste. No es que pesase mucho, la verdad era muy ligero, pero claro, estaba encima de su brazo. Soltó un quejido leve y abrió los ojos.

-Ummm… -Miró el cuerpo que tenía entre sus manos y sonrió como un niño pequeño. Estaba realmente feliz y estar con Odei le hacía ampliar sus sonrisas y le hacía también sonrojarse bastante. ¡Era tan lindo! Besó despacito su frente y le apegó un poco más a él aunque despacio, le dolía el brazo de sujetarle y tenerle encima, pero no quería soltarle.- Te quiero.

Susurró de pronto y se dio cuenta que lo había dicho en voz algo alta… bueno era la verdad, pero era vergonzoso, así que sin querer se puso rojo de golpe y escondió su cara contra los cabellos de su ¿novio? Si verdad, Odei podría ser su novio… Se puso un poco nervioso y su corazón comenzó a latir tan rápido que parecía que se iba a salir de su pecho. Agitado soltó un gemido leve y se agarró más a él notando el calorcito que desprendía el contrario. Se sentía tan genial con él en brazos. Se mordió el labio inferior… quería besarle un poco más, pero no quería despertarle, ni dañarle… además el día anterior Odei lo había pasado fatal… sería mejor dejarle dormir ¿verdad?

Despacio retiró sus manos y le dejó en la cama, se apartó un poco y le acarició la frente para mirarle con ternura. Era precioso. Se mordió el labio inferior y se inclinó para besarle en los labios, se sonrojó bruscamente y se apartó. ¡Qué él no era un violador! Con algo de miedo por si el otro se enfadaba se levantó de golpe y se movió por su cuarto hasta el aseo, abrió la puerta y entró un poco atolondrado así que se chocó contra el cestillo de la ropa y soltó un “¡AY!” algo fuerte.




Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Jue Ene 09, 2014 9:52 pm

Llevaba horas y horas durmiendo, ni si quiera podría decir cuántas porque no había mirado el reloj cuando Kael lo recogió, ni tampoco sabía qué hora era ahora mismo, porque no había ningún despertador a la vista.
Pero el grito de Kael le despertó bruscamente, haciéndole rebotar un poco sobre la cama por el sobresalto.
Estaba desorientado, no sabía en qué habitación estaaba. hasta que no pasaron unos segundos no recordó que estaba en la habitación de Kael, que lo había ido a buscar la noche anterior, y que había estado toda la noche cuidándole.
Le dolía todo, se quejó suavemente al moverse. Le dolía el cuerpo entero, las caderas, cierta parte baja... pero lo que más le dolía era el mordisco que llevaba en la espalda. El maldito se lo había pensado bien para que él lo recordase durante mucho tiempo...

Se movió un poco sobre la cama, despertando del todo y acostumbrándose a la luz que entraba por la ventana, esas enormes ventanas que había en todas las habitaciones de la residencia.
Apoyó su cara un momento en la almohada y respiró profundamente, con los ojos cerrados, las sábanas olían a Kael, y eso le sacó una sonrisita.
Abrazó un poco la almohada y luego miró a todos lados, buscando al dueño de ese olor. Pero no estaba por ahí cerca...¿dónde estaba? Por un momento temió haber soñado que le oía y que ahora estaba solo. Durante esos escasos segundos sintió miedo de ser otra vez atacado.
Pero en seguida escuchó ruido en el baño y supo que Kael estaba a pocos metros de él.

Se levantó lentamente, obviando el dolor en su entrada, eso iba a doler se moviese o no, y no quería estar llorando en la cama, le picaban los ojos de haberlo estado haciendo toda la noche.
Poco a poco se acercó a la puerta del baño y tocó suavemente-..Kael?...estás bien?- en otro momento hubiese bromeado con cualquier cosa erótica, pero en ese momento no parecía que fuese capaz.
Abrió la puerta lentamente, asomando la cabeza por la abertura, y luego sonrió al mayor- ¿qué has hecho? te has dado? - le miró- ¿puedo entrar?

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Kael el Sáb Ene 18, 2014 4:58 pm

Estaba en el aseo completamente desnudo porque pensaba darse una ducha cuando escuchó a Odei golpear la puerta. Se quedó mudo porque no sabía que hacer ¡iba a verle desnudo! Entonces el contrario vio como la puerta se abría y él estaba ahí, mirando aquella madera moverse sin poder reaccionar, hasta que se asomó y por inercia se tapó con la toalla del lavamanos.

-Eh… h… hola. –Dijo completamente rojo mientras le miraba. La ropa estaba por todas partes, porque Kael al ducharse era un desastre. Sus mejillas rojas por completo y sus manos, las dos juntas, sujetando la toalla delante de su entrepierna, tapándole aquella zona y un poco los muslos por lo que caía hacia el suelo.- Ib… iba a ducharme, yo ehm… ¿n… necesitas entrar? Puedo salir y volver luego, s… si me dejas que coja el albornoz…

A pesar de todo no se movió, avergonzado como estaba de aquella situación. La verdad que no sabía bien que hacer, es decir, estaba desnudo y sabía que Odei había visto a otros chicos desnudos, pero él, bueno él no… y estar así, se estaba poniendo un poco nervioso. Encima la cara de Odei era tan linda. Se puso más rojo cuando sintió que la toalla se movía y no precisamente por sus manos. Bajó su mirada asustado y luego a Odei esperando que no se hubiese dado cuenta de aquello, tragó saliva.

-S… solo me golpeé el dedo con la cesta de la ropa… s… solo eso, so… solo… nada más, no hacía nada raro… ¡no lo hacía lo juro! –Levantó una mano hacia Odei y la toalla se resbaló pero con la otra la sujetó y se tensó un poco por los nervios de casi perderla. Su corazón latía de forma rápida y realmente sentía que moriría de vergüenza si Odei le veía desnudo y medio duro por… porque esa cara era totalmente adorable y dulce y claro, no lo había podido evitar.- Ya cojo el albornoz…

Caminó un poco algo avergonzado hacia el lugar donde estaba, que era… si, curiosamente, al otro lado de la puerta, tenía que pasar justo delante de Odei. Iba a morirse de vergüenza y estaba pensando eso cuando de pronto se le enredaron los pies con la ropa que se había quitado para ducharse, abrió los ojos al ver que perdía el equilibrio, y comenzó a mover los pies de forma rara intentando evitar el caerse, pero al final, por no soltar la toalla, resbaló y cayó al suelo de lado (sin golpearse nada más que la cadera) y perdiendo la toalla que le cubría por ahí.

-Ah… d… duele… -Gimió un poco mientras se sentaba y se frotaba el muslo donde se había golpeado con la mano y la otra la tenía apoyada en el suelo. Abrió los ojos y se tapó ahora con las manos.- ¡No… no mires! ¡Qué vergüenza! L… lo siento yo solo iba a ducharme, pero entraste, y entonces te vi, y al verte yo… y… no… no mires… no mires por favor, yo… lo siento, no… no…

Gimoteó algo agitado mientras se quedaba encogido contra el suelo. ¡Era peor que su otra parte! ¿Por qué se había excitado? Vale, no podía controlar su cuerpo pero… el contrario había sufrido una violación y él ahí, duro, porque había visto su rostro y estaba desnudo y se iba a duchar y… no estaba arreglando nada. Le miró sonrojado.

-Lo siento Odei, yo no… no lo hice aposta. –Siguió cubriéndose mientras le miraba sentado en el suelo con la cara roja como un tomate y los nervios a flor de piel. Seguro ahora le odiaba por idiota. Le miró fijamente.- No… no me odies.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Jue Ene 30, 2014 9:18 pm

Se quedó pasmado viendo a Kael, de un momento a otro había recorrido el cuarto de baño y, si no se había golpeado dos o tres veces no lo había hecho ninguna.
Al final no pudo evitar quedársele mirando, sintiendo que, de pronto, su cara ardía, y cuando se dio cuenta de que estaba sonrojado a más no poder apartó la mirada, pero no por él, sino por Kael, que parecía bastante afectado. Temía que le diese un desmayo de seguir mirándolo, o un sofoco o a saber qué.

-T-tranquilo, prometo no comerte por eso- aunque se le pasó por la mente un divertido juego de palabras con eso de "comérselo por estar excitado", pero no se sentía de mucho ánimo para bromear con nada, de alguna manera aun se sentía culpable y raro.... por todo, por lo de anoche, se sentía asustado, confuso, culpable y muy hundido, sobre todo.
Pero por otro lado, conseguía sonrojarle el hecho de comprobar que esa reacción de Kael era por él, que aun así  él sentía atracción y cariño por él, y eso, quizás, le ayudaba a no hundirse del todo.
Se acercó y recogió la toalla del suelo, acercándose para atársela alrededor de la cintura, apartando las manos del mayor lentamente, sintiendo el calor en sus mejillas, pero aun así deleitándose con el tacto de la piel caliente de Kael, que se erizaba sólo con su cercanía... Era tan nuevo en eso....
Una sonrisilla se escapó de sus labios al pesar en eso, mientras dejaba la toalla bien sujeta para que no volviese a caer.
Luego acarició su cadera con la punta de sus dedos y paseó la vista por su abdomen, su pecho, sus hombros y su cuello, hasta llegar a su rostro, mirando un poquitín hacia arriba.

-No necesito el baño....lo que...necesito es otra cosa- suspiró mirándole, subiendo los dedos en suaves caricias por su pecho, hasta sus mejillas-...Kael... dame un beso- susurró poniéndose de puntillas para poder alcanzar sus labios y juntarlos con los suyos en una suave caricia, para después presionarlos un poco más, en busca del cariño que sentía que Kael le daba. Un cariño especial y una forma de mirarle y tocarle que le hacía sentirse  bien, que tenía valor, y no quería perder ese sentimiento que hacía tanto que no tenía.

-No tienes que esconderte de mí, en todo caso sería al revés- susurró contra sus labios, rodeándole el cuello con los brazos y manteniéndose de puntillas. Quería estar más cerca de él, aunque sabía que ahora no podía, estaba herido e intentarlo sólo supondría dolor, no quería dolor con él, pero le necesitaba y mucho- Kael... quédate hoy conmigo, no me quiero quedar solo aquí- sabía que le estaba impidiendo ir a clases, y sabía que no debía, pero realmente ahora lo único que quería era estar con él en el dormitorio, y que no le dejase ni un momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Kael el Mar Mar 04, 2014 9:43 am

Kael observó a Odei,… se acercaba a él pero, solo le rodeó con una toalla y tapó de ese modo su cuerpo. Sintió sus manos alrededor de su cuerpo y casi pudo notar como su piel ardía más… entonces la sonrisa le hizo abrir sus ojos. Odei… había sonreído y estaba tremendamente lindo de ese modo y sintió su cuerpo tensarse, hasta que por fin le miró y habló para decirle eso a lo que el mayor abrió los ojos un poco avergonzado. Asintió y se inclinó un poco para darle ese beso tierno que el menor demandaba. Cuando se apartaron un poco escuchó sus palabras.

-¿Esconderte tú? –Preguntó bajito y recibió el abrazo para entonces él hacer lo mismo, rodeando en esta ocasión su cinturita y pegándole un poco a su cuerpo, para escuchar sus palabras sobre quedarse con él. Vaya que lo haría. Le importaba poco ahora mismo ir a clase, tenía una excusa buena, su… su Odei estaba malito. Entonces hundió su nariz en el cabello del contrario y se quedó oliendo al menor. Olía genial. Demasiado. Sintió su cuerpo arder de nuevo y se avergonzó por estar un poco… excitado. Se apartó despacito de él y le miró.- Ib… Iba a ducharme… pe… pero podemos darnos un baño juntos… a… así miro si tienes más heridas para lavarlas y curarlas.

Añadió con sus mejillas tan rojas que podrían parecer tomates en lugar de mejillas. Entonces sujetó despacito sus hombros y comenzó a quitarle la ropa que llevaba con muchísimo mimo. Deseaba bañarse con él, lo haría despacio, le limpiaría y se divertirían en el agua… no hacía falta hacer cosas… cosas eróticas. Siguió rojo porque le daba un poco de vergüenza pero se detuvo cuando estaba a punto de dejarle desnudo y entonces le miró un instante. Se inclinó y besó sus labios despacito, un poco tímido para luego separarse.

-O… Odei… te quiero. –Se sonrojó de nuevo y volvió a besarle para que no dijese nada, totalmente rojo por confesarse así, bajito y contra sus labios y entonces le abrazó contra su cuerpo. Se escondió en el hueco de su cuello, donde sus hombros comenzaban y aspiró su aroma de nuevo. Si, adoraba su olor. Cerró sus ojos despacito mientras le tenía abrazado, sin mucha fuerza para no hacerle daño y de nuevo se apartó un poquito y le tomó de la mano, sin terminar de quitarle la ropa para guiarle hasta la bañera. La llenó y le miró algo avergonzado. Pero cuando ya estaba con el agua bien se quitó la toalla y se metió en el agua para luego mirarle.- T… tengo un patito de goma…

Lo cogió y se lo mostró para que entrase con él y le tendió una mano esperando a que éste se metiese en la bañera. Le lavaría despacito y le daría besos por el cuello y la cara mientras lo hiciese. Eso quería… y luego dormiría con él y le daría mimos. Hasta la hora de comer.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Odei Roe el Jue Jun 05, 2014 9:31 pm

De las cosas más dulces que había probado en esa ciudad, Kael era una de ellas, la mejor de ellas.
No podía compararse con ningún otro chico con quien hubiera estado, era tanto lo que ofrecía, era tan bueno y considerado, nadie más le había hecho sentir lo que le hacía sentir él. Le atraía tanto, era guapísimo, besaba muy bien, y en cambio era tan inocente... pero no sólo eso, además le trataba de esa forma tan especial, a su lado se sentía querido, incluso valioso.
Kael era un chico que seguramente tendría miles de admiradores tras de él, pero esa parte egoísta de Odei aun no se apagaba, y no quería dejar que otros tuvieran la oportunidad que él tenía. No, quería estar con él, ser su novio....sí... sentía que estaba preparado para quitar los escudos que cubrían su corazón desde hacía tanto tiempo.

-Kael..- susurró, pero no le dio tiempo a decir más nada. Sus suaves labios cubrieron de nuevo los de él, arrebatándole las ganas de querer hablar, sólo de besarlo.
Odei apretó un poco las manos en los brazos del mayor al sentir que le iba quitando la ropa, pero no lo detuvo. Aquello sólo había sido una reacción involuntaria por lo que le habían hecho la noche anterior, no podría sentirse más seguro ahora, con sus cálidas y tímidas manos recorriéndole suavemente, haciendo que la tela se deslizase por su piel dejando a la vista las marcas por todo su cuerpo.
Le avergonzaba que él las viera, por lo que había pasado, porque él había reaccionado a pesar de no haberlo querido.
Entonces lo abrazó y mantuvo sus brazos alrededor de él un momento, suspirando para calmarse. No le había desnudado del todo, y aunque con él no tenía problema, parte de Odei agradeció el gesto, aun se sentía demasiado intimidado.

Entonces Kael entró en la bañera, sonrojado como siempre, tímido y adorable. Se quitó la toalla y Odei no pudo evitar mirar cómo desaparecía de su cuerpo. Pero las palabras del mayor le hicieron sonreír derretido.
-Oh Kael, eres el hombre más tierno del planeta- entró con él en la bañera y se sentó entre sus piernas, apoyándose suavemente en su pecho, lentamente, hasta que sintió el calor ajeno y se relajó al sentirse protegido.
-Kael.... gracias por estar conmigo- dijo tomando su mano derecha y llevándola a sus labios para besarle el dorso y después la palma, acariciándola suavemente-..yo...e-estoy asustado de verdad- al final confesó aquello, pero al decirlo se sintió mejor. Comprobó entonces que contarle lo que sentía le hacía sentir una carga menos pesada, porque Kael lo escuchaba -...protégeme, por favor- se abrazó con el brazo de Kael y giró la cabeza un poco para verle.
Estaba tan guapo.. le brillaban los ojos, le miraban directamente, respiraba algo rápido porque estaba nervioso, podía notarlo, y estaba calentito, era terriblemente tierno, y era un bálsamo para Odei.
-Te quiero tanto, nunca he conocido a nadie como tú- susurró y se movió un poco para besarle suavemente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Kael el Vie Jun 06, 2014 7:34 am


Cuando el otro se sentó por fin dentro de la bañera, él simplemente le rodeó con suavidad y le apegó contra su pecho para aspirar el aroma de su cabello. Le gustaba estar así, le gustaba Odei más de lo que pensaba y no quería alejarse de él jamás. Entonces escuchó aquel gracias y le miró, vio como sujetaba su mano y como la besaba y entonces dijo aquello y se quedó un poco rígido, porque bueno, también era su culpa, porque era parte de él aquello que le asustaba. Le miró pero cuando le dijo que le quería todo aquello se fue, dejó que le besase y le abrazó contra él con fuerza, respondiendo a ese beso. Se separó un poco y cogió aire.

-Odei… -Susurró avergonzado y volvió a abrazarle y a estrechar al chico entre sus brazos, sin querer apartarse de él, sin querer que nadie se lo llevase. Paseó sus dedos por sus hombros y su espalda y sonrió como un tonto.- Te protegeré, estaré contigo para siempre… no te dejaré y no dejaré que nadie te haga daño… no… no lo permitiré.

Confesó contra la piel del contrario mientras le apegaba contra su cuerpo.

-Te quiero… te quiero mucho… no… t… -Separó el rostro del otro para mirarle a los ojos y observar aquel rostro. Sus mejillas se sonrojaron, quizás no era el mejor lugar para decir nada como eso, a lo mejor no era el mejor momento tampoco tras todo lo ocurrido, pero Kael lo sentía así, por lo que acarició su mejilla y aún avergonzado, rojo como un tomate…- Te amo.

Se confesó a él, al único que merecía escuchar aquello y su mirada se quedó fija en el muchacho, observando su cara y avergonzándose él más y más por haber dicho aquellas dos palabras. Porque quizás querer era muy fácil pero amar… amar era más profundo y ese sentimiento era el que albergaba en su interior. No quería que Odei estuviese con nadie más, no quería ni que otra persona le tocase, no quería que se apartase de su lado, no quería que alguien le dañase. Le amaba, le deseaba, le quería, le gustaba, todo… para Kael, Odei era su todo. Se sonrojó un poco más por haber dicho eso y desvió su mirada a un lado por la vergüenza que le dio.

-Lo… siento, e… es que no puedo… evitarlo, realmente te amo. No quiero que nadie te haga daño y quiero estar a tu lado todo el tiempo… - Era inevitable, no podía dejar de confesarse, de decirle todo lo que sentía, parecía una chiquilla adolescente soltando tonterías por su boca, pero la verdad las decía de corazón, no había estado tan seguro en su vida de algo y eso, su interior lo notaba, incluso su otra parte lo notaba también. Vaya que si. Aquella otra parte de su cuerpo, aquel hombre que le había dañado también lo sentía a pesar de todo y parte de esos sentimientos se impregnaban en su interior, pues compartir cuerpo hacía que el corazón fuese el mismo o… más o menos algo así. Volvió a abrazar al otro y buscó la esponja para ponerle gel, comenzando a lavar a Odei con mucho cuidado.

Por supuesto el patito de goma estaba flotando por el agua, moviéndose despacito y Kael no soltaba aquel cuerpo de entre sus manos, esperando que no se apartase de él nunca jamás, pues haría lo que fuese para conseguir que aquella horrible parte de él no volviese a dañar a Odei. Lo conseguiría… lograría que no le dañase, lograría que le cuidase y le amase como él le amaba y así sabría que debía cuidarle. Besó su mejilla mientras le lavaba.

-Hueles bien. –Le dijo bajito y le miró con atención aún algo avergonzado. Y entonces… no pudo evitar sonreír como un tonto y sonrojado volvió a confesar otra tontería más.- E… es la primera vez que hago esto…




Spoiler:
Hola linda, oye si quieres podemos dejar esto así, salvo que quieras contestar y abrimos otro post, uno en el que tengan una cita ellos dos, sin el voodoo y puedan darse mimos más serios. O si no, uno en el que Odei se meta en líos y el voodoo le salve y luego Kael le de mimos más serios XD -ayudado por Odei pq es totalmente inexperto-

Volver arriba Ir abajo

Re: Curándote y mimándote {Privado}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.