Yaoi Emotion

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Historia
Año 2.016, la actualidad. Muchas veces las personas habían imaginado como sería el mundo en un futuro, que novedades serían capaces de ir viendo con el tiempo y como iría evolucionando la raza humana. Muchos de ellos incluso habían pensando que con el avance de la tecnología y la ciencia y si alguna vez sería posible que los humanos fuesen algo más que eso. ¿Pero y si todo esto ya fuese una realidad? ¿Y si la ciudad por la noche tomase un aspecto diferente al habitual? Si deseas conocer más acerca de este mundo extraño y diferente no dudes en visitar la pequeña pero viva Ciudad Scarlatta.
Novedades
00.00
Foro reformado y re-abierto! Esperemos que nuestros usuarios disfruten con este nuevo estilo

00.00
Normas Actualizadas. Debido a la reforma del foro las normas han sido actualizadas, os pedimos que paséis a verlas de nuevo.

00.00
Nueva Mini-Sección. Reconocimientos! Que esperamos que pronto se pueda actualizar con la ayuda de todos.
Reconocimientos
Nombre apellido
Mejor Uke
Nombre apellido
Mejor Seme
Nombre apellido
PJ más activo
Últimos temas
» — Eliminar/Reactivar/Editar.
Mar Oct 24, 2017 1:45 pm por Cathaoir Kramer

» Re afiliación élite [Crisom Village]
Lun Sep 25, 2017 1:28 pm por Kael

» Zorrito -ID-
Dom Abr 30, 2017 10:09 pm por Kotaro

» REGLAS GENERALES
Dom Feb 19, 2017 9:02 pm por Dashiell

» Haruya nagumo
Lun Ene 09, 2017 9:33 pm por Youji

» Ritsuka Aoyagi
Dom Nov 06, 2016 10:48 pm por Ritsuka Aoyagi

» Que los pecados y los vicios te guien [Diony ID]
Lun Oct 03, 2016 7:46 pm por Youji

» Nishinoya [ID]
Lun Sep 26, 2016 6:24 pm por Youji

» Nos volvemos a encontrar [Privd]
Miér Sep 07, 2016 6:29 pm por Ashram

Afiliados

Élite 22/40
The Afterlife Oblivion
Créditos
Skin hecho por Hardrock de The Captain Knows Best. Se le agradece a los creadores de códigos de Savage Themes. Emotion Yaoi esta bajo la protección de Creative Commons cualquier edición, texto o historia, pertenece a sus respectivos dueños, en el caso de cualquier plagio, tanto de diseño como cualquier otro tipo, será denunciado, garantizando de este modo la seguridad del foro y la de sus miembros. El diseño del foro está realizado por el staff, y las imágenes pertenecen a ZeroChan, a Danbooru y a DeviantArt.

Expediente de un viejo lobo solitario

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Expediente de un viejo lobo solitario

Mensaje por Liv el Mar Mayo 21, 2013 2:53 pm


La parte difícil es dejar ir tus sueños.. La fácil es volver a soñar

Liv Eskol

Garshya Wolfein- Inazuma Eleven - Liv

Aparenta 17, Real desconocida

Licántropo

Escandinavo

Ciudadano

Gustos: La lluvia, correr y trepar, revolcarse por el barro. Además, le encantan las largas charlas, reír con los amigos, divertirse y llevar una vida en sintonía con la naturaleza.

Odios: No soporta que le dejen plantado, que le griten o que le peguen en el hocico /labios.

Poderes: Es casi totalmente inmortal, ya que se regenera enseguida de las heridas. Lo único que mengua su poder son los objetos de plata. Domina el fuego a su antojo y es capaz de cambiar entre su forma animal y la humana.


Desc. Física

Mide 1'80 y posee un cuerpo atlético, ejercitado tras correr sin descanso durante los centenares de kilómetros de los bosques de su territorio. Sus ojos son de un intenso azul que casi hipnotiza al mantener contacto con estos. Es muy expresivo, y a pesar de esto su piel se mantiene lisa, la cual además es de un color bronceado, cortada tansolo por las innumerables cicatrices que posee en todo el cuerpo, destacándose las de su rostro, iniciando en el mentón y acabando en la mejilla, una a cada lado. Su cabello es de color salmón-rosado suave, erizado por la parte trasera y algo ondulado. En la parte inferior de este, es más largo y en color blanco, dejándole una preciosa melena que llama la atención enseguida. Posee una fuerte y blanca dentadura, con unos colmillos algo más grandes que los de un humano corriente. Cuando está en su forma animal, se le ve como un lobo del tamaño de un oso, con espeso pelaje en invierno y algo más ligero en verano, siendo este de color marrón ceniza, y sobre la parte superior del lomo y cabeza más largo y en tono salmón o coral con mechas blancas. Sus ojos se mantienen azules.


Desc. Psicológica

Liv posee un carácter impulsivo y asalvajado. Aun sabiendo hablar perfectamente, no suele hacerlo amenudo. Prefiere comunicarse a través de gestos y acciones para expresar sus emociones, las que nunca ha escondido. Cuando se enfada puede perder el control y atacar incluso a la persona que más quiere, incluso aveces cambia a su forma animal. A parte de eso, es relativamente tranquilo. Posee una inteligencia que le diferencia de los lobos corrientes, lo cual puede verse en su mirada. Aveces le cuesta admitir las cosas ya que pueden avergonzarle. Es alguien con un gran corazón, que disfruta todo al máximo, con un carácter salvage e indomable.


Historia

Recuerdo estar en el bosque cuando era tansolo un cachorro. Era después de la comida, y como siempre, mientras papá y mamá dormían, salía a dar una vuelta por el território que nos había sido encomendado cuidar. Mis padre me dijeron que antes vivíamos muy lejos de donde estábamos entonces, pero que habíamos sido traídos para vigilar los bosques de aquél lugar a cambio de protección política.

Aún estaba aprendiendo a tomar mi forma humana, así que me gustaba pasear sobe cuatro patas, con mi cuerpo cubierto de un pelaje marrón ceniza, aunque aún siendo un cachorro, era un lobo del tamaño de uno adulto. Me encontraba persiguiendo un conejo, hasta que se escondió en su madriguera. Alcé la vista y pude observar como una cría humana paseaba por mi territorio. Me acerqué a él sin intenció de dañarle, incluso me molesté en tomar apariencia humana, aunque me costó. Ya a su lado, le sonreí y enseguida empezamos a hablar.

Después de eso, fué viniendo día tras día, en el mismo punto y la misma hora, llegando a forjar una pura amistad. Entre largas charlas hasta el anochecer, descubríe que aquél chico en realidad no era un humano, sino un vampiro, de aquellos que contaban las antiguas leyendas de su clan. Sin embargo, eran descritos como seres fríos y sin emociones, con una sed de sangre insaciable, de piel helada y dientes afilados, más aquél chico no coincidía con aquello. Era amable y gentil, incluso hermoso, parecía una muñeca de porcelana.

Sin embargo, como un dicho humano narraba ''Nada es eterno'', y así como empezó, todo se desvaneció. Un día, Alexander no llegó al bosque. Le esperé durante horas, hasta que el sueño me llevó, y me vi obligado a volver a casa. Al día siguiente volví con la esperanza de que hubiera tenido algún percance y hoy viniera a contármelo, pero nada. Nuevamente esperé hasta ver el sol esconderse tras los árboles del horizonte, sin rastro de él.

Y así, poco a poco el tiempo fué pasando. Me convertí en adulto y tomé el control del clan al morir mi padre, el antíguo líder. Sin embargo, no dejaba de volver cada día a la misma hora a aquél lugar. El clan a mis manos, había tomado un rumbo más pacífico, no buscaba guerras y se encargaba de la protección de los mágicos bosques, guardándolo de aquellos cazadores que buscaban ser leyenda al atrapar una ninfa o un unicornio. Más de uno murió entre nuestras fauces, los menos valientes salvaron la vida al huir y no volver.

En una de mis usuales visitas a aquél lugar específico del bosque, mi corazón se aceleró al ver entre el verde follaje, una azulada cabellera. Aquél olor tan específico del vampiro me absorbió, y subido en una rama gruesa y amplia, le observé acercarse. Era él sin duda, auqnue con unos poco años más, que parecían no hacer mella en su fina piel de aspecto delicado. Sin embargo, algo en su mirada había cambiado, ya no había pureza en su mirada, ni inocencia, tansiquiera amabilidad.

Sus ojos se veían fríos, como si no tuviera alma ni emoción. Portaba ropajes caros y coraza, además de una filosa espada de plata en la mano. No entendí muy bien sus intenciones al principio, auqnue después las leyendas en mi mento resurgieron, dejándome ver a que había venido el vampiro. Los minutos pasaron, y ambos permanecimos inmóviles en nuestros lugares, observando a los ojos del ajenos in decir una palabra. Después, dinalmente dió media vuelta y se fué por donde había venido. No traté de detenerle, ya que mi cuerpo se encontraba inmovilizado por las contriariadas emociones de mi mente, que se sumió en los recuerdos de hace años. Cuando pude reaccionar, ya había anochecido. Volví a casa una vez más, y finalmente, tras la insistencia de mi madre, le conté lo ocurrido, no solo ese día, también años atrás.

Tras escuchar su consejo y explicaciones, talvez para que no pesara más en mi corazón, un suave odio hacia la raza del ageno empezó a formarse en mi interior, que poco a poco fué aumentando hasta volverse salvage como mi propio ser. Hice emigrar de nuevo a todo el clan hacia nuestros bosques escandinavos.

Allí no conocía nada, ya que me había criado en la vieja inglaterra, sin embargo no había demasiada diferencia. Todo era como un máximo exponente de lo anterior. Los bosques eran más grandes, más verdes, más fríos en invierno y más húmedos en verano. También la magia era más fuerte en aquél lugar. Los pocos humanos que vivían allí estaban en completa sintonía con la naturaleza, no la dañaban y la protegían. Los miembros más antiguos del clan me enseñaron como sobrevivir en ese nuevo lugar, y a su pertiniente ritmo, aprendí a conducir el clan hacia una nueva era.

La manada creció mucho en loss iguientes años. Ya sin amenazas, los lobeznos llegaban cada vez en mayor cantidad y más fuertes, así que el clan llegó a ser uno de los más grandes y poderosos, y yo, su orgulloso líder.

Una de las brujas de las cercanías, nos contó acerca de las guerras de exterminio de los vampiros. Por algún motivo, aquello no me extrañó en absoluto, ya que mi odio hacia ellos había crecido tanto que nada me sorprendía. Gracias a ella, nos organizamos y formamos pequeños grupos de patrulla y vigilancia.

Me encontraba paseando nuevamente, en mi forma animal, la cual era ahora un gran lobo del tamaño de un oso, con largo pelaje marrón ceniza, y sobre el lomo y cabeza, cabellos más largos de color salmón y blanco. Mis patas pisaban los verdes helechos, húmedos por el rocío. Aún estaba amaneciendo, los charcos helados se partían bajo mis poderosas garras, mientras patrullaba el bosque.

Entonces, vimos el primer enemigo, seguido de muchos más. Un potente aullido alertó a todo el clan, y enseguida empezó la guerra. Muchos de ambos bandos cayeron, dejando ambas famílias, después de muchos años, al borde del extermínio. Finalmente, hicimos un acuerdo.

Londres, año 1842. Los miembros más importantes tanto del clan de los lobos como del de los vampiros nos reunimos. Tras un largo debate sobre las normas y demás, se firmó el tratado de paz. Un tratado que se mantendría oculto a los humanos, así como su propia existencia. Cada uno se retiraría a algún lugar lejano para no ser visto o fingiría ser humano, para hacer creer al mundo que habían desaparecido, ya que les veían como una amenaza.

Después del cónclave, decidí hablar con Alex. Había muchas cosas que debía explicarme, empezando con porque era ahora el líder de su família, y acabando con porqué no apareció ese día años atrás. La conversación, esquiva por parte del contrario, se volvió violenta por parte mía, molesto por no obtener una sola respuesta válida. Empezamos a discutir ferozmente, llegando a los golpes sin recelo, hasta que sin saber porque, ni cómo, acabamos yaciendo juntos. Con un acuerdo de miradas al amanecer siguiente, ambos nos fuimos por nuestro lado y no dijimos nada a nadie, dejamos el tiempo pasar, auqnue no hacer mella en nuestros cuerpos inmortales, y seguimos cada uno con nuestra vida.

Me convertí en el mejor líder que pude, mejorando con el tiempo y añadiéndo cada vez más cicatrices a mi cuerpo, las cuales se consideraban como medallas de honor tras las batallas. Aún teniendo una larga lista de espera de pretendientas, ninguna me pareció lo suficientemente buena. Por algún motivo nada era suficiente, así que decidí que tenía que apartarme. Antes de irme, marqué un gran cambio en el clan, al nombrar a mi hermana la líder. Nuna antes había sido una hembra la que guiara a la manada, pero yo sabía que ella era capaz. Una feroz guerrera y sabia consejera, apacible con los lobeznos y firme con los guerreros. Seguramente, ella marcaría una nueva era.

Tras dejar todo en sus manos me retiré a los bosques de un lejano lugar, llamado Ciudad Scarlatta, para iniciar mi nueva vida, en la calma de la soledad, teniendo tiempo para pensar en las cosas importantes y sin la carga de tener que mantener a todo un clan. Y, si él lo deseaba, sabría dónde encontrarme.



Volver arriba Ir abajo

Re: Expediente de un viejo lobo solitario

Mensaje por Youji el Mar Mayo 21, 2013 11:46 pm



FICHA ACEPTADA


El cømienzø es el fin Es tødø Es nada...Brindenle agønia. Cønviertan su existencia en nada

I'm the sacrifice Youji

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.